Imágenes, Jue!, Tongue-in-cheek

Handsome devil

Destáquese a Jesucristo por su atractivo físico, amén de su elocuencia, bondad y poca paciencia para aguantar changonetas. No sería difícil creer que su estilo de vida y genes celestiales contribuyeron a su óptimo rendimiento corporal y hasta a una cabellera ondulada y sedosa.

Otros aspectos del envase mundano de Yísus, como su gran estatura, su piel blanca con una pizca de bronce, su musculatura cincelada y su occidental rostro dejarían más espacio para cuestionamientos. Pero hay que ponerse en los zapatos (o en las sandalias) de sus seguidores, atareados con encandilar más adeptos al Hijo de Dios mientras La Competencia venía con furia y sensual:

The Lucifer of Liège, Guillaume Geefs -By I, Luc Viatour, CC BY-SA 3.0,
Anuncios
Jue!, Tongue-in-cheek

Queen Bitch

Respetada Sra. X.,

Mi intención inicial era postrarme humildemente ante su obra y solicitarle que me mostrara el camino.

En las etapas tempranas de mi instrucción con usted, sin embargo, me di cuenta de que tal humildad no era necesaria. No quiero seguir su camino, además.

Su habilidad es admirable, usted merece cada elogio que recibe y más. No obstante, la lección que rescato tras mi encuentro con una pieza específica de su trabajo es que yo podría hacer algo mejor que eso. Probablemente ya lo hice.

(Esta aseveración no excluye que los gustos compartidos por usted y sus pares me dejan en desventaja. La generación que me venerará no ha nacido aún).

Atentamente.

 

Criaturitas del Señor, Jue!, Personitas, Qué ondas aquí, Tongue-in-cheek

Miss Todd

Descubrí un maravilloso corto animado llamado “Miss Todd” por un curso que estoy llevando en Future Learn (¡eeeeh!). La historia trata sobre Lilian Todd, la primera mujer en diseñar y construir un aeroplano, a inicios del siglo XX.

Recomiéndole que vea el corto, es una cosa bien, bien guapa. Puede hallar más información en el sitio web del proyecto, y aquí le dejo el video:

Lo que es yo, ya casi, casi llego a ese nivel:

Azul y blanco, Criaturitas del Señor, Desastres poco naturales, Grinpis, Imágenes, Jue!, Música, Tongue-in-cheek

Tenemos ochenta años, es todo lo que tenemos.

Esta semana, el ingenio azucarero La Magdalena fracasó un poquito y (solo) 9,000 galones de melaza fueron derramados en el río San Lorenzo. La condena por este desastre, por el momento, es pedir disculpas. Por el lado positivo, con ello contribuirán a sostener los periódicos en donde se publicarán las sentidas lamentaciones.

Miré qué ingenioso:

“¡Si no es tóxico para la gente, seguro no lo será para el río, su flora y fauna!”.

Si la Mano Duro Blandita funciona y se extermina la lacra y solo queda la ciudadanía honrada, podemos contar con que la gente que tanto contribuye al progreso de nuestro país será nuestra ruina. Hace poco advirtieron que la vida en El Salvador será inviable en 80 años por la crisis de agua. Por fin. Hasta mucho ha aguantado este mibellopaíjelsalvador.

Relacionado:
Sobre el derrame de melaza de Ingenio La Magdalena.
Falso encanto (sobre la construcción de un campo de golf en La Libertad):

Cuando organizaciones ambientalistas protestan […] se les acusa de oponerse al progreso y se ensalza a los constructores y propietarios por contribuir al desarrollo del país (e. g.).

We’ve got five years, that’s all we’ve got:

Artículos y lecturas, Azul y blanco, Criaturitas del Señor, De todos los días, Fibras delicadas, Frases, Imágenes, Jue!, Psicología, Qué ondas aquí, Reino animal, Tongue-in-cheek

Terengos, terroristas y propaganda.

Hace poco vi el video de una maitrita que comenzó a insultar y a llamar terroristas a un par de cheros brasileños, y no deja de asombrarme lo pachito que estaba el río con la señora. Por esos días, vi The kids are all right y encontré este comentario sobre la película, que no es tanto un comentario en realidad, ni opinión ni aporte, excepto quizá como ejemplo para el último párrafo de esta entrada:

“¡Pura propaganda de gays! Como cristiana comprometida, no puedo aceptarlo”. Mire, la historia y los personajes en ella están lejos de componer una estampa idílica y libre de conflicto. Uno puede ver lo que quiera, según sus gustos y valores, pero si se ve expuesto a ideas contrarias a la propia, no cae mal llevar de la mano el pensamiento crítico (que no significa automáticamente criticar) junto con la apertura a la experiencia y a ponerse en los zapatos de otro. Por si acaso.

Y luego, cuando uno está ansioso por compartir con el mundo sus concienzudos análisis políticos pero lo único que está a la mano es una tira cómica de palitos*:

No hay para dónde con una caricatura porgustosa sobre muñequitos de palitos, pero en honor al buen criterio, el cuadro 7 es una implicación tanto del experimento de Robbers Cave como de la hipótesis del contacto, que no deja de ser urgente en sociedades donde la gente rige sus juicios a partir de estereotipos. También puede encontrar infinitamente mejor desarrollada esa idea en algunas acciones de Ozymandias en Watchmen, en las primeras escenas de Pacific Rim, en gente que busca una identidad común como argumento para detener la violencia en el fútbol (ay, mapachada), y en quienes buscan un enemigo común para sentirse más cercanos a los suyos durante las festividades:

“‘A la mierda Steve Harvey’ fue recibido con un rotundo acuerdo en mi familia, lo cual es inusual. Steve Harvey es tan idiota que unió a mi familia, llamaré a eso un milagro de navidad”.

Hay varias cosas que uno puede hacer para no ver terengos, terroristas y propaganda a la vuelta de la esquina (acuérdese que sus opiniones muestran quién es usted). Una es leer. Mucho. Leer historias, de ficción y no ficción. Y no sólo historias que confirmen nuestro propio punto de vista. Leer es una manera no sólo de aumentar el conocimiento objetivo, sino también de ampliar nuestra visión del mundo y de la experiencia social, inherentemente compleja y con más ángulos de los que a veces somos capaces de soportar.

*No obstante: “Vieja, esta persona leyó el post. Dijo el nombre del personaje. Llegó a comentar, contó los cuadritos.”.

CWXp4IXUkAAW4-A
Oh my God~ 

*Se va a hacer cosas retrógradas*

Artículos y lecturas, Gen & sex, Imágenes, Jue!, Qué ondas aquí, Tongue-in-cheek

Con zapatos de tacón *se tuerce el tobillo*

No puedo con los zapatos de tacón. Concedo lo de la estética pero luego pienso en el concepto de posición de estrés, colocar al cuerpo o partes de él en posiciones que no son habituales por tiempo prolongado es una tortura. Pero también, para no trivializar la tortura, me quedo con que son horrendamente imprácticos e inútiles. Más bien, inutilizan a quien los usa. Más bien, me inutilizan a mí. Hay mucha gente que puede usarlos todo el día y para casi cualquier tarea como si nada, y lo hacen ver tan fácil. Que se derramen abundantes bendiciones sobre esta gente.

article-2085004-0F68811000000578-185_468x648
Fuck Yeah Jarvis Cocker.

Los zapatos con tacón originalmente eran para andar a caballo (más bien, para poder cabalgar y usar armas al mismo tiempo), y luego se utilizaron para distinguirse como aristócrata: zapatos de tacón alto significaban que alguien no tenía que caminar o trabajar mucho. Hasta que su uso se fue extendiendo a ambos géneros y llegó a considerarse que ese calzado daba un aspecto afeminado. Así, dejó de ser símbolo de poder y pasó a ser símbolo de erotismo, gracias en parte a la pornografía. Puede que conozca gente que nunca usaría tacones pero desea fervientemente que otras personas sí lo hagan; no es magia, es conductismo (y otras cosas asociadas dentro de esa caja negra que es la mente humana).

01
Por qué se consideraría que el zapato rojo es adecuado para usarse por un día entero, cuantimás si hay que caminar de un lado a otro, es de las cosas que me hacen entrecerrar los ojos cuando veo a mi especie (por el párrafo de arriba; no aplica a individuos, cada quien se viste como le acomoda, vedá).

Y ya que estamos hablando de esto:

Vi a alguien en Facebook que puso esta imagen y la tomó literal. La crítica le pasó volando sobre la cabeza y creyó que estaban aleccionando a las mujeres sobre cómo debía vestirse y cómo no y las consecuencias de ello. Volví a entrecerrar los ojos. Esa gente da miedito.

La feminidad no significa obedecer una regla única y sencilla. En lugar de eso, tiene que ver con ocupar y viajar a través de cierto espacio. En este caso, usualmente entre “apropiado” y “coqueto”. Las mujeres tienen que estar pendientes constantemente de en qué espacio se supone que están. Demasiada coquetería en el trabajo y no la tomarán en serio; demasiado apropiada en un bar y se convierte en invisible. Bajo las circunstancias correctas (p.e. Halloween, un funeral), usted puede ser “atrevida” o “conservadora”.

Lo segundo que me gusta de la imagen [arriba] es la forma en que muestra que hay un precio significativo que pagar si una se equivoca. No es sólo un desatino. Una vez usted está “pidiéndolo” [“asking for it”], puede convertirse en blanco. Una vez que alcanza “mojigata”  [“prudish”], se convierte en socialmente irrelevante. Tanto la violencia como la marginación social tienen consecuencias serias.

Ciertamente, ¡por esto las mujeres tienen tanta ropa! Necesitamos una falda negra para todo propósito que sea conversadora, otra que sea apropiada, otra que sea coqueta…al menos…todo en casual, de negocios y formal. Y necesitamos tacones que vayan con cada uno (stilettos = provocativo, tacones altos = sugestivo, tacones bajos  = apropiado, etc, además que se necesitan zapatillas para el aire libre, eventos en la playa, etc.). Y necesitamos pantalones de longitud justa para cada uno de estos zapatos. No se pueden usar zapatos negros con pantalones azul marino, así que debe conseguirse el doble de estas cosas para tener variedad en el guardarropa. Podría continuar, pero usted entiende.

Los closets de las mujeres usualmente son blanco de burla como forma de auto-indulgencia, por compras compulsivas o narcisismo. Pero esto no es justo. En lugar de eso, si una mujer tiene un nivel socioeconómico suficientemente privilegiado, pueden reflejar una comprensión (a veces inarticulada) de qué tan complicadas son las reglas. Si no tiene ese nivel de privilegio, no puede seguir las reglas y es amonestada, por ejemplo, por ser “corriente/vulgar” o “poco profesional”. Es un trabajo difícil que se impone a las mujeres y con frecuencia es malo si lo hacen y malo si no lo hacen.

El acto de equilibrio de ser mujer: o por qué tenemos tanta ropa.

Y hay personas que tienen mucha ropa y zapatos porque le gusta, y bien por ellas. Y sí hay un momento para vestirse de una manera y no de otra. Y uno puede gozar vestirse de distintas maneras, para disfrazarse o para mostrarse tal como es. Y sí, también, uno puedo obviar un tanto esta presión social (a veces presente aun sin que haya gente alrededor), especialmente si se codea con gente de gustos afines. La moraleja es que hay que entender que uno se expresa a través de lo que viste; uno tiene sus estándares, individuales y compartidos, y a la vez  hay que ser y dejar ser. Yo termino diciendo “no tengo que ponerme”, a pesar de tener un closet decentón, porque tengo ropa “por si acaso” que no sería mi primera opción, pero también todavía siento suficiente vergüenza social como para evitar parecer fotografía, vestida todos los días con el mismo tipo de ropa que es el que le habla a mi alma.

Por último, encontré una comparación (?) entre estrellas porno y celebridades en un evento más o menos irrelevante. Yo tengo un vestido como el de la actriz porno del centro, con un poco menos de escote y maldito strapless. Me incomoda mucho usarlo pero me ha hecho calzar a la perfección en eventos sociales. ¿Se supone que me ofenda? ¿Se supone que ella no es persona? Efectivamente hay alguien fuera de lugar en esta situación, y no es ninguna de las personas que está usando vestido.

11205996_10153289475976489_7098862611490062192_n

Azul y blanco, Frases, Imágenes, Jue!, Qué ondas aquí, Tongue-in-cheek, Violencia

Paisito.

Puse esta imagen hace muchos años en este blog, por alguien en particular (y porque, por el lado amable, Calvin & Hobbes es de lo mejor del mundo). Parece que ese alguien se ha multiplicado, y ahora son tantos que podrían poblar un país entero.

Cuidado, estos especímenes pululan en las secciones de comentarios de medios digitales.

Ya que pasa a visitar, ahí le dejo:
El arte salvadoreño antes de 1992: sé poco -nada- de arte pero qué bonito.
* ¿Y si explota el volcán? Por lo menos, prepare un su kit de emergencias.
* La vida campesina de posguerra: Una entrevista con Doña Berta de Chalatenango.
* Un tuit: “Hablamos de pandillas [en] el @elfaroRADIO y el TL se llena de insultos y deseos de sangre. La única violencia que nos asquea es la de los otros”.
* Un día menos en la cárcel de mujeres de Ilopango. Paisito más desgraciado este.