Artículos y lecturas, Jue!, Psicología, Qué ondas aquí, Reino animal

La interfaz cerebro-máquina y el empático salmón muerto

La página que enlacé en la entrada anterior, Neuralink and the brain’s magical future, es maravillosa. Es una explicación kilométrica (200 páginas de Word, según una estimación en los comentarios) sobre el funcionamiento del cerebro y los intentos por construir una interfaz cerebro-máquina. Todo eso explicado con dibujitos. Archívese bajo Cosas que se me ocurren pero que alguien más ya hizo y lo hizo mucho mejor de lo que yo podría. Tengo un libro entero que temo resulte ser la materialización de esta categoría.

Algo que no mencioné en la entrada anterior, porque estaba ocupada conmiserándome (y preocupada por el abismo que es mi país), es que me intriga esa clase de proyecciones, que podremos teclear directamente desde nuestro cerebro y todo eso, pero no creo que ocurra, al menos no tan pronto como dicen. Aun con los argumentos y los dibujitos de la entrada sobre Neuralink, y la competencia entre Neuralink y Facebook y Kernel por quién lo logra primero…meh.

Pensé que solo era yo, siendo básica e ignorante del avance de las neurociencias y cayendo en infundado escepticismo cual integrante de la población general. Pero no soy solo yo:

[La directora del Building 8 de Facebook, Regina] Dugan dice que su equipo […] está explorando interfaces que podrían leer la actividad cerebral desde fuera del cráneo. Pero de acuerdo a [Miguel] Nicolelis y otros neurocientíficos, este tipo de tecnología que ella describe puede no ser posible en diez o incluso veinte años, si es que alguna vez lo es. Facebook espera usar sensores que leen actividad cerebral a través de tecnología de imágenes ópticas, pero hacer lecturas confiables desde esa distancia no es factible hoy, sin mencionar la dificultad extrema de interpretar esas señales. Hoy, los científicos comprenden muy poco sobre cómo el cerebro trabaja en realidad.

[…] “Todo esto es marketing,” dice Nicolelis, quien supervisó el trabajo académico de dos científicos que son parte del nuevo emprendimiento de Musk, incluyendo el CEO de Neuralink.

En la entrada con dibujitos se explica cómo es la tecnología actual para “leer” el cerebro. Mire, no es que no se sepa nada sobre cómo trabaja el cerebro. Se sabe un chingo. Lo que pasa es que cuando uno investiga, la respuesta de una pregunta se convierte en diez preguntas más. Aparte, lo que se puede “leer” del cerebro son outputs como impulsos eléctricos y flujos sanguíneos, todo bien mundano.

Una de las alegorías en la entrada de Neuralink es que si el cerebro es una estadio lleno de personas viendo un partido, la mejor tecnología a la fecha es un micrófono que instalamos fuera del estadio; escuchamos murmullos y podemos adivinar lo que está pasando, pero no mucho más. También está la tecnología, más invasiva, de meter algunos de estos micrófonos dentro del estadio, entre la gente. Aun así, escuchar un puñado de personas entre miles de espectadores en medio de un partido tampoco es el panorama completo. Ni hablar, como se menciona en el texto citado, sobre las cuestiones éticas de abrirle el cráneo a alguien para implantarle aparatitos que no siempre son realmente necesarios.

Una de las cosas que hago actualmente con mi vida es estudiar la toma de perspectiva cuando uno lee ficción. Hay estudios que enlazan los procesos psicológicos relativos a leer ficción con un funcionamiento cerebral específico…es mala práctica decir “hay estudios que” sin especificarlos, pero me da hueva ir a buscar la lista así que voy a dejar solo este, que es del que me acuerdo ahorita. Entonces, por ejemplo, gracias a la resonancia magnética funcional (fMRI) tenemos una idea de qué ocurre en el cerebro cuando éste responde a estímulos de naturaleza social. Aun si este cerebro es el de un salmón. Y el salmón está muerto.

No, en serio:

Correlatos neuronales de la toma de perspectiva interespecie en el salmón atlántico post-mortem: Un argumento a favor de la corrección de comparaciones múltiples. [en PDF]
 Al salmón muerto se le presentó una tarea de mentalización (interpretación los pensamientos y emociones de otros), con fotografías de seres humanos en situaciones sociales. Los resultados del fMRI frente a esta tarea mostraron que el salmón muerto fue capaz de adoptar la perspectiva de las personas en las fotografías. Aquí explican mejor este estudio, que ganó un IgNobel Prize, pero claramente no es que el salmón muerto tenga la capacidad cognitiva de comprender lo que piensa y sienta otra gente.

¿Entonces todos los estudios con fMRI están errados? No, mire, tampoco hay que ser. Ese estudio, en esencia, advierte sobre la necesidad de controlar por comparaciones múltiples, un tema en el que no me voy a detener porque todos lo estudiamos en octavo grado. Los actuales instrumentos de medición de activación cerebral, y los medios de interpretación de esas mediciones, tienden a ser eficientes y confiables pero tienen limitantes importantes.

Nomás acuérdese de esto cuando lea cierta clase de titulares en los medios que se refieren al cerebro. Pero no seré yo quien rompa la burbuja (mi doctorado es, a fin de cuentas, sobre la imaginación de otros) y, sí, hay gente a la que le pagan por imaginarse lo que todavía no existe y el mundo es mejor por ello. Tal vez cuando yo llegue a la adultez media ya pueda solo pensar en un post para este blog y transmitirlo a WordPress en segundos, y ojalá más pulido y menos cholero de cómo se me ocurre originalmente.

Anuncios
Artículos y lecturas, Frases, Jue!, Reino animal

Ningún animal fue lastimado durante el rodaje de esta película

…los chimpancés en la industria del entretenimiento siempre eran bebés, porque al llegar a la adolescencia se volvían demasiado fuertes para ser controlados. Estos bebés, que debían haber estado sobre los lomos de sus madres, fueron encerrados en jaulas aisladas y golpeados con bates de béisbol para que, más adelante, en los sets de películas, la simple aparición del bate asegurara su obediencia. Luego en los créditos se podría declarar que ningún animal fue lastimado durante el rodaje de esta película, porque el daño había ocurrido antes de que el rodaje comenzara.

“We are all completely beside ourselves”, Karen Joy Fowler.

Relacionado: 
Definiendo y evaluando el dolor animal.

Artículos y lecturas, Criaturitas del Señor, De todos los días, Frases, Grinpis, Imágenes, Jue!, Personitas, Psicología, Qué ondas aquí, Reino animal

Un extraño tipo de tristeza.

Estaba tratando de articular cierta cosa de que sufro, que sentirme increíblemente mal por algunas personas en algunas situaciones…situaciones en las que la persona por la que me siento mal apenas fue afectada por lo que pasó. Es un extraño sentimiento de intensa y descorazonadora compasión por gente que en realidad no experimentó nada especialmente malo.

Clueyness: un extraño tipo de tristeza.

Como la vez que, hace muchos años, alguien de mi familia me contó que había hallado una babosa dentro de la casa, y le echó sal. Ella me contaba que en el lapso en que dejaba caer la sal de su mano, el animalito apuntó sus ojos hacia ella, consciente de lo que se venía encima. Interpretando la mirada como una súplica por clemencia, ella se arrepintió, pero ya era demasiado tarde y la babosa sufrió una muerte dolorosa. Después se sentía muy culpable por ese horrendo impulso que tenemos los seres humanos de matar criaturas cuando es posible, simplemente, moverlas de un lugar a otro.

Hasta la fecha, yo cargo vicariamente con ese arrepentimiento, y con los últimos momentos de una babosa cuya muerte era innecesaria.

Fin. Aquí hay un caracolito:

:3

A post shared by Ligia (@simeonistico) on

 

De todos los días, Desastres poco naturales, Fibras delicadas, Frases, Imágenes, Jue!, Memorias y heridas, Qué ondas aquí, Reino animal, Violencia

Párrafos futuros de la Historia.

Hace unas dos semanas, caminaba por la calle y escuché los gritos de dos hombres. Dos hombres, blancos y de mediana edad, aparecieron por la esquina, riéndose y volteando hacia atrás, sin dejar de caminar. Los pasé y yo misma giré la esquina, para encontrarme con una joven negra, que sostenía un cartel con ofertas de una pizzería. En ese momento los sonidos que escuché de los hombres tomaron la forma de palabras. En inglés le habían dicho a la joven: “¡Ese es todo el trabajo que vas a encontrar aquí de ahora en adelante!”.

Desde que ocurrió el Brexit se escucha más y más sobre ataques a inmigrantes. La xenofobia no es nueva pero ha ido en aumento. Con los resultados del referendum, y con algunos periódicos que le echan leña al fuego, mucha gente ha creído que sus prejuicios constituyen un juicio exacto del mundo y se ha dado permiso de actuar en función de ellos (me voy a ahorrar poner ejemplos, seguro podrá encontrar sin problemas). No es que todos los que votaron por salirse de la Unión Europea son xenófobos, tenían otra razones políticas o económicas, pero sí todos los que son xenófobos votaron por salirse. Una amiga de acá contaba algunos comentarios que profesionales de salud extranjeros han escuchado de sus propios pacientes, y cómo este fin de semana, en la ciudad que ella visitaba en el sur del país, habían quemado la casa de una familia polaca.

Yo llegué a un entorno seguro, que se enorgullece del aporte de sus estudiantes y profesionales extranjeros, y que hace lo posible por garantizarles seguridad en estos tiempos de incertidumbre para mucha gente. No deja de ser éste un entorno privilegiado, aunque no falte quien, por ejemplo, se queje de que los refugiados demanden que un país los reciba, porque es como si él demandara a un país X que le pague un viaje a Disneylandia, con qué derecho, eh…porque querer salvar tu vida es justamente como querer ir a Disneylandia. Amable recordatorio de que tener un alto grado académico no lo vuelve a uno más humano automáticamente. Pero, tal y como ocurre con los que hoy se dan permiso de airear sus prejuicios, quienes ya tenían apertura al mundo antes del referéndum ahora no hacen más que reafirmar esta posición. Mientras los hombres que mencioné arriba se alejaban, una señora que estaba cerca, blanca y de mediana edad como ellos, sacudía la cabeza y hacía un gesto que era una mezcla de reproche y vergüenza.

La Historia es una construcción humana, y seguro debe verse, se ve, muy distinta cuando se está en medio de esa construcción. Ni idea cuál será el producto final. En retrospectiva, dice la psicología social, es fácil preguntarse por qué dejaron que tal cosa ocurriera, por qué nadie hizo algo al respecto, por qué siguen pasando estas cosas después de tantas guerras y holocaustos. Es muy distinto cuando la historia todavía no es tal cosa, cuando es solo el presente. En el presente, afortunadamente, siempre cabe la posibilidad de que no estemos condenados.

IMG_4767
“Nuestro personal tiene derecho a un entorno laboral seguro, sin miedo, intimidación, o abuso físico o verbal. Nos reservamos el derecho de finalizar cualquier recorrido de taxi”. Un buen porcentaje de taxistas en esta ciudad son de países musulmanes. Vi un mensaje similar en un bus, además de un sticker en un poste por la U que decía “This is a non-fascist zone”.
Crónicas de la fauna callejera, De todos los días, Desastres poco naturales, Frases, Imágenes, Jue!, Reino animal

Sueño profundo.

La sencilla experiencia de dormir bien -sin sobresaltos, en un lugar seguro- es incomparable, y es impagable. A lo mejor uno no piensa mucho en esto más allá de la experiencia personal o de gente que conocemos, pero aparte de ser una necesidad básica, puede que sea un lujo para millones de personas.

Hace muchos años pensé en esto, no en términos de personas, sino de animales (las personas también son animales pero en eso profundizaremos nunca). Lo noté algunas veces cuando me sorprendía a mí misma con un animal sin hogar entre mis manos, y supuse que el alivio del que habla la frase siguiente también viene para mucha gente, cuando por fin están a salvo, cuando han pasado semanas, meses, años, sufriendo, huyendo, lanzados al vasto mundo o confinados en un espacio cruel:

“Hay un sueño profundo que viene solo en la primera noche fuera del refugio. Mientras se pone cómodo, da un gran suspiro. Como si un gran peso se ha quitado de su espalda. Luego duerme más profundo de lo que nunca ha dormido. Sabe que está a salvo”.

(la frase se refiere a los refugios de animales, por las condiciones de muchos de éstos, que además tienen que matar regularmente mascotas abandonadas para lidiar con la sobrepoblación).

1455185_576130969131578_538436648_n

Recordé todo esto cuando vi una foto de Joe, un chimpancé que pasó en aislamiento en una jaula por 17 años. La foto posiblemente no le dirá mucho, y, al contrario, le moverá a hacer preguntas para cuestionar lo que supuestamente ella retrata, si lo suyo no es ser entusiasta del comportamiento animal. No importa. Esta es su expresión mientras dormía camino a un santuario:

Que duerman bien, cherada (o no, asegún lo que tengan pendiente con ustedes mismos o con otras personas).

Relacionado:
La “arrogancia” de ignorar la necesidad de dormir.
Fotos de zoológicos
capturan la melancolía de animales enjaulados.
¿Los animales sienten dolor como nosotros?

Artículos y lecturas, Azul y blanco, Criaturitas del Señor, De todos los días, Fibras delicadas, Frases, Imágenes, Jue!, Psicología, Qué ondas aquí, Reino animal, Tongue-in-cheek

Terengos, terroristas y propaganda.

Hace poco vi el video de una maitrita que comenzó a insultar y a llamar terroristas a un par de cheros brasileños, y no deja de asombrarme lo pachito que estaba el río con la señora. Por esos días, vi The kids are all right y encontré este comentario sobre la película, que no es tanto un comentario en realidad, ni opinión ni aporte, excepto quizá como ejemplo para el último párrafo de esta entrada:

“¡Pura propaganda de gays! Como cristiana comprometida, no puedo aceptarlo”. Mire, la historia y los personajes en ella están lejos de componer una estampa idílica y libre de conflicto. Uno puede ver lo que quiera, según sus gustos y valores, pero si se ve expuesto a ideas contrarias a la propia, no cae mal llevar de la mano el pensamiento crítico (que no significa automáticamente criticar) junto con la apertura a la experiencia y a ponerse en los zapatos de otro. Por si acaso.

Y luego, cuando uno está ansioso por compartir con el mundo sus concienzudos análisis políticos pero lo único que está a la mano es una tira cómica de palitos*:

No hay para dónde con una caricatura porgustosa sobre muñequitos de palitos, pero en honor al buen criterio, el cuadro 7 es una implicación tanto del experimento de Robbers Cave como de la hipótesis del contacto, que no deja de ser urgente en sociedades donde la gente rige sus juicios a partir de estereotipos. También puede encontrar infinitamente mejor desarrollada esa idea en algunas acciones de Ozymandias en Watchmen, en las primeras escenas de Pacific Rim, en gente que busca una identidad común como argumento para detener la violencia en el fútbol (ay, mapachada), y en quienes buscan un enemigo común para sentirse más cercanos a los suyos durante las festividades:

“‘A la mierda Steve Harvey’ fue recibido con un rotundo acuerdo en mi familia, lo cual es inusual. Steve Harvey es tan idiota que unió a mi familia, llamaré a eso un milagro de navidad”.

Hay varias cosas que uno puede hacer para no ver terengos, terroristas y propaganda a la vuelta de la esquina (acuérdese que sus opiniones muestran quién es usted). Una es leer. Mucho. Leer historias, de ficción y no ficción. Y no sólo historias que confirmen nuestro propio punto de vista. Leer es una manera no sólo de aumentar el conocimiento objetivo, sino también de ampliar nuestra visión del mundo y de la experiencia social, inherentemente compleja y con más ángulos de los que a veces somos capaces de soportar.

*No obstante: “Vieja, esta persona leyó el post. Dijo el nombre del personaje. Llegó a comentar, contó los cuadritos.”.

CWXp4IXUkAAW4-A
Oh my God~ 

*Se va a hacer cosas retrógradas*