RSS

Archivo de la categoría: Memorias y heridas

12 años de Qué Joder.

Observamos esta feliz e irrelevante fecha con la exhibición de una reliquia. La encontré traspapelada en mi casa hace varios años. Es un recuerdo de tiempos en que estábamos igual de peor que hoy pero por distintas razones, que en el fondo son las mismas del presente.

Si adivina el número y lo marca, no creerá el fantasma de quién le contestará. Ya en serio, si intenta llamar, acuérdese de cambiar el código del país.

Nadie lo recuerda a estas alturas, pero  alguna vez fuimos un país con esperanza.  No fue hace mucho, en realidad.  No han pasado ni diez años.

La muerte de la esperanza.

Cómo tengo esa tarjeta, preguntará usted, a punto de ponerme el dedo en tuiter para que se lleven a mi perico para que me delate (le saldrá el tiro por la culata. Mi perico pasó a otro plano astral hace muchos años QEPD. Además, vieja, qué crueldad enjaular animales). Tengo esa tarjeta de la misma manera en que tengo otras minucias que atesoro: porque me gusta jugar a seis grados de separación (he estado a un grado de Steven Tyler, un grado, Yísuscraist) y porque cuando era una infante estaba rodeada de gente más adelantada en la vida que yo; todavía, en realidad. Así que para quitarle el sabor a fracaso que nos dejan los temas que impulsaron a empezar este blog —😦 — cierro el post de aniversario con otras reliquias que sí son alegría de adulto contemporáneo:

img_2654

1. En la tarjeta superior escribí “Chepe Toño”. He comprobado, con regocijo, que efectivamente ese es el nombre del personaje y no uno de mis delirios. 2. Esas tarjetas con las banderas de los países jugando en el Mundial de Naranjito tenían varias marcas de gaseosa, como Kolashampan y otra que era como Sprite-7UP pero no esas.

Gracias por leer. Adiós.

 

Sala de lo Constitucional declara inconstitucional la Ley de Amnistía \o/

Hablando de estar presente cuando se construye la historia (y llorar de alegría mientras se es testigo de ello)…

Comunicado de prensa de la Sala de lo ConstitucionalSala declara inconstitucional la Ley de Amnistía.

Aqui nomasito puede pasar a leer el testimonio de Rufina Amaya, o irse a revisar el informe de La Comisión de La Verdad, para entender la clase de crímenes que hace ratos debieron haber sido juzgados. O pase a Psicoloquio para empezar a ponerle nombre a la barbarie. Hace ratos que le vienen diciendo, hom’.

Pérese que se despierten los que no entienden la amnistía y los que le huyen. Mientras: \o/ \o/ \o/

 

Párrafos futuros de la Historia.

Hace unas dos semanas, caminaba por la calle y escuché los gritos de dos hombres. Dos hombres, blancos y de mediana edad, aparecieron por la esquina, riéndose y volteando hacia atrás, sin dejar de caminar. Los pasé y yo misma giré la esquina, para encontrarme con una joven negra, que sostenía un cartel con ofertas de una pizzería. En ese momento los sonidos que escuché de los hombres tomaron la forma de palabras. En inglés le habían dicho a la joven: “¡Ese es todo el trabajo que vas a encontrar aquí de ahora en adelante!”.

Desde que ocurrió el Brexit se escucha más y más sobre ataques a inmigrantes. La xenofobia no es nueva pero ha ido en aumento. Con los resultados del referendum, y con algunos periódicos que le echan leña al fuego, mucha gente ha creído que sus prejuicios constituyen un juicio exacto del mundo y se ha dado permiso de actuar en función de ellos (me voy a ahorrar poner ejemplos, seguro podrá encontrar sin problemas). No es que todos los que votaron por salirse de la Unión Europea son xenófobos, tenían otra razones políticas o económicas, pero sí todos los que son xenófobos votaron por salirse. Una amiga de acá contaba algunos comentarios que profesionales de salud extranjeros han escuchado de sus propios pacientes, y cómo este fin de semana, en la ciudad que ella visitaba en el sur del país, habían quemado la casa de una familia polaca.

Yo llegué a un entorno seguro, que se enorgullece del aporte de sus estudiantes y profesionales extranjeros, y que hace lo posible por garantizarles seguridad en estos tiempos de incertidumbre para mucha gente. No deja de ser éste un entorno privilegiado, aunque no falte quien, por ejemplo, se queje de que los refugiados demanden que un país los reciba, porque es como si él demandara a un país X que le pague un viaje a Disneylandia, con qué derecho, eh…porque querer salvar tu vida es justamente como querer ir a Disneylandia. Amable recordatorio de que tener un alto grado académico no lo vuelve a uno más humano automáticamente. Pero, tal y como ocurre con los que hoy se dan permiso de airear sus prejuicios, quienes ya tenían apertura al mundo antes del referéndum ahora no hacen más que reafirmar esta posición. Mientras los hombres que mencioné arriba se alejaban, una señora que estaba cerca, blanca y de mediana edad como ellos, sacudía la cabeza y hacía un gesto que era una mezcla de reproche y vergüenza.

La Historia es una construcción humana, y seguro debe verse, se ve, muy distinta cuando se está en medio de esa construcción. Ni idea cuál será el producto final. En retrospectiva, dice la psicología social, es fácil preguntarse por qué dejaron que tal cosa ocurriera, por qué nadie hizo algo al respecto, por qué siguen pasando estas cosas después de tantas guerras y holocaustos. Es muy distinto cuando la historia todavía no es tal cosa, cuando es solo el presente. En el presente, afortunadamente, siempre cabe la posibilidad de que no estemos condenados.

IMG_4767

“Nuestro personal tiene derecho a un entorno laboral seguro, sin miedo, intimidación, o abuso físico o verbal. Nos reservamos el derecho de finalizar cualquier recorrido de taxi”. Un buen porcentaje de taxistas en esta ciudad son de países musulmanes. Vi un mensaje similar en un bus, además de un sticker en un poste por la U que decía “This is a non-fascist zone”.

 

Barbaries y He-man que a nadie le importa.

En el video, que se hizo viral en Internet este miércoles, la joven aparece desnuda, drogada y con marcas de violencia , junto con comentarios —muchos de ellos de tono machista— que relataban que había sido víctima de una violación en grupo. Un grupo de hombres la había violado en la Zona Oeste de Río de Janeiro y, después, algunos de ellos grabaron el crimen con sus teléfonos móviles para compartirlo en las redes sociales. Una de las imágenes compartidas muestra a un hombre con la lengua fuera delante del cuerpo ensangrentado de la chica.

Una nueva versión de la barbarie brasileña

“Ellos seguían, aunque yo gritaba y lloraba”.
Algunos iban armados.
Preguntada sobre qué sintió en ese momento, contestó. “Quería morir. Solo eso”.

“No me duele el útero y sí el alma”, dice víctima de brutal violación colectiva en Brasil

De acuerdo al reporte de la policía del condado de Lee, grabaciones de teléfono celular mostraron al menos dos docenas  — docenas — de estudiantes entrando a un baño para tener sexo con una joven durante horas de clase en la escuela secundaria South Fort Myers.

25 jugadores de fútbol tuvieron sexo con una adolescente en el baño de una escuela y lo filmaron

Posiblemente a estas alturas de esta entrada no querrá que le recuerde la crónica Yo violada. Pero ahí’stá.

Dejemos de lado a los 50+ violadores en estas dos noticias, con un símil: ¿sabe qué da más miedo de Donald Trump? Sí, es un hombre con una mentalidad impresionante, en el sentido más insalubre posible. Pero lo que da más miedo es que hay millones de personas que lo apoyan, millones de personas como él que no van de candidatos a la presidencia de una potencia mundial, que no tienen mucho dinero o poder, pero piensan como él y terminan alentando su existencia. Entonces, eso: esas violaciones no han ocurrido en una vacío, y han sido justificadas hasta el hartazgo por muchísimas personas. Esas personas tal vez (ojalá) nunca hayan forzado a alguien a tener sexo con ellas, tal vez nunca hayan tenido sexo con alguien inconsciente, pero sus justificaciones muestran que piensan igual que quienes sí lo han hecho. Eso es escalofriante, y así no hace falta preguntarse por qué esta clase de ataques siguen ocurriendo.

Mientras me encontraba con estas noticias, me encontraba también con las inevitables dosis diarias de memes, sobre todo aquellos que son intentos por socavar algo que no se entiende. Qué privilegio poder decorar el imaginario propio con la idea de que “las feministas se quejan” por una muñeca, cuando, al contrario, nadie se ha quejado por He-man(?).

Barbie He-man

Con esto queda constancia de por qué urgen las ciencias sociales y humanidades, más si uno quiere meterse al jolgorio de analizar las influencias socioculturales que tienen juguetes y caricaturas. Y no sé si lo dice con indignación o con orgullo, pero ciertamente a nadie le importa un carajo He-man. I’m a Gil-man y los majes del chile tierno kinda gal.

Prioridades de quien imagina las prioridades de “las feministas” (a ver, una persona feminista puede muy bien ocuparse tanto de los discursos de socialización tras las muñecas Barbie como de la cultura de la violación), para que cuando las vea en la vida real protestando contra la violencia sexual y desigualdades varias, las tilde de exageradas e histéricas. ¿Usted cree que estas descalificaciones no tienen nada que ver con las noticias de arriba? Ah, muy bien.

Pero para terminar con una nota medio alegrona: estas mujeres detuvieron una violación anoche (no anoche-anoche, así se titula la noticia).

 

El vicepresidente de un país manco.

Fuente: LaVirjinia

Dice Ortíz, quien tiene nexos con el narcotráfico:

Usted está bien malito de su sentido de realidad, don vice.

Y otra joya, porque hoy es miércoles al 2×1:

Salvador Samayoa: “Mano dura es la que hay ahora, no la de Paco Flores”.

No ha habido mano dura, nunca, jamás. Ustedes no han visto nada.

La apuesta del Gobierno tomó mayor vigor el 23 de julio de 2003, cuando el ex Presidente de la República, Francisco Flores, lanzó el plan “Mano Dura” en la colonia Dina, al sur de San Salvador, con la promesa de erradicar las pandillas que operaban en esa zona y en todo el país.

Aplicación de la ley Combate a las pandillas. Una mano dura y otra suave.

¿Entonces qué hizo Paco Flores?

Sesión y té mensual.

Yo nomás dígole que cuando a la gente de El Salvador le preguntan si quiere democracia dicen que sí (págs. 267-268, por ejemplo. De nada), pero sepa hacer las preguntas correctas como quien no quiere la cosa y el autoritarismo jalvadoreño se presentará frente a usted (pág. 134, todo el documento en realidad) con la gracia de un suave amanecer que rápidamente se convierte en un solón abrasador e infernal.

Solón abrasador e infernal. Ilustración de la psique salvadoreña en los libros de psicología social, capítulo sobre relaciones intergrupales y right-wing authoritarianism.

Relacionado:
Por qué la victimización y la inseguridad son una amenaza para la democracia
(último párrafo página 3. De nada).

 

Que la justicia y las vacaciones no se interpongan entre usted y sus aspiraciones.

Dicen esas opiniones que los “Papeles de Panamá” e incluso otras investigaciones que generan sospechas de enriquecimiento ilícito son un distractor, que nuestro problema real y urgente de solución, es la violencia y que por lo tanto no debemos perder el tiempo brindando atención a esas investigaciones.

¿Qué genera la violencia en El Salvador?, la respuesta inmediata es “Las pandillas” eso es lo que los políticos nos dicen y nosotros como borregos repetimos. Por tanto la solución es eliminar las pandillas y todos felices comeremos perdices.

Pero los verdaderos problemas generadores de violencia, al menos en El Salvador, son la impunidad y la corrupción. La impunidad y corrupción que permiten que los políticos:

  • Se auto decreten aumentos salariales abiertos, disfrazados u ocultos, sin importar que el salario mínimo siga siendo insuficiente para millares de salvadoreños.

  • Regateen a los trabajadores prestaciones ya legisladas o promesas hechas para mejorar un “poquito” sus ingresos.

  • Utilicen los fondos públicos como fondos propios, saliendo de la pobreza hacia posiciones de inversionistas y potentados luego del período o períodos para los que fueron electos.

    Los “Panamá Papers” o “Papeles de Panamá”
    y la violencia en El Salvador

Y oiga, el Vicepresidente de El Salvador es socio del presunto líder del Cártel de Texis, por si le quedan dudas de las conexiones entre una y otra cosa. Leí un tuit de alguien llamando algo así como inocentes a quienes se mostraban indignados por los actos de corrupción porque total no se iba a hacer nada al respecto. Jeguro, porque para no ser maje tenés que aceptar que las cosas son así y no perder tiempo siquiera mencionándolo.

Menos mal que tenemos mentalidad de finca, la cual nos da la respuesta a nuestros problemas de país. Y sabemos que es la respuesta correcta porque en nuestra mente está siendo dicha por nuestro patrón Obama:
GuanacosVacaciones

¡La pobreza se resuelve no teniendo vacaciones! Menos tuits de saliditas y retuits a las noticias, y más tuits de “Ya en el puesto”.

La lista de listas –la de la aspiracionitis máxima-, es la de multimillonarios de Forbes: no importa cómo llegaron ahí, da igual cómo hicieron su dinero ni quiénes estuvieron ligados a su ascenso: desde aquellos a quienes robaron o engañaron o metieron injustamente a la cárcel, hasta los que estuvieron ocultamente asociados, los que los beneficiaron con asignaciones chuecas y contratos a dedo. La perversidad de la riqueza es su convicción existencial de que se justifica a sí misma.

¿Y los del otro lado? El lado B de la fama es creer que los que no son famosos no merecen serlo, aunque sean indispensables para alimentar la de quienes sí lo son. El lado B de la riqueza es todavía peor: que para poder ser ricos, necesitan privar a otros de lo superfluo, de lo necesario y hasta de lo indispensable: la riqueza no se concibe sin desigualdad.

[…] La fama y la riqueza asumen, además, que uno las tiene bien ganadas. Aunque sean hereditarias, aunque sean por suerte, aunque sea por injusticia, aunque sean por corrupción y vileza. Es un principio karmático: sea lo que fuere que hice, esto lo merezco. Y el lado B es que los pobres, los pobres más pobres y los pobres del no va más, igualmente lo merecen. No sé qué es lo que hicieron o no hicieron, cómo ni en dónde viven, pero son culpables de su tragedia.

Los 12 mexicanos más pobres: el ‘lado B’ de las listas de millonarios

Ya le dijeron, “los ricos” cuentan con representaciones históricas positivas, y mucha personas les perdonarán casi cualquier cosa (uy, cómo les quieren manchar su nombre solo por haber violado en grupo a una jovencita). Es que estas personas son casi como ellos, son casi sus vecinos, si no es porque no trabajan tan duro como ellos y toman demasiadas vacaciones.

Protesta en Islandia por el involucramiento del ahora ex primer ministro en los Panama Papers. “Abajo con este bolado” será mi pancarta de protesta por siempre.

 

El rock y la iglesia.

Dentro de todo lo que se ha hablado de la visita a Iron Maiden a El Salvador (qué alegre que llegaron, verdádedios), lo más triste pero nada sorprendente fue encontrarse con la cantaleta de que este grupo y su género de música es satánico. Lo más sencillo resulta lo más difícil de explicar: mire, son músicos (y pilotos comerciales/gerentes aeronáuticos, tamales los sábados). Son gente. Posiblemente mucho más gente que gran parte de los habitantes de este país que agraciaron con su presencia:

Nicko contestó que cuando llegan a un país nuevo a tocar, les gusta conocer el lugar, y ¿Qué mejor manera de conocer una ciudad si no era visitando el centro? “I like to get a feel for the place, mix with the people, see the architecture; I don`t like just staying at the hotel or going to posh places and then to the venue: I want to know where I am”. [“Me gusta tener una idea del lugar, mezclarme con la gente, ver la arquitectura; No me gusta sólo quedarme en el hotel o ir a lugares lujosos y luego a la tocada: Quiero conocer dónde estoy”.]

Los llevaron a la Plaza Barrios y se quedaron admirados del Palacio Nacional. Preguntaron por el edificio blanco y al saber que era la Catedral, dispusieron entrar. Nicko nos dijo que se puso en contacto con Dios ante el altar mayor de catedral, y que sintió una conexión muy especial, “or as I like to call him, `The Governor`”. [“O como prefiero llamarlo: ‘El Gobernador’.”] Pero algo lo empujaba a conocer más de ese lugar que sentía santo, y cuando salieron de arriba, seguía con la sensación que algo faltaba. “I asked the guide if there was anything else to see, and he said, `Yes, the crypt`. Come on! Let`s go!” [“Pregunté al guía si no había otra cosa que ver en Catedral, me dijo que si: la cripta. ‘Ah pues, ¡vamos!’.”]

Tras preguntarme ¿por qué estaba yo ahí?, ¿que si era gringa?, ¿que qué hacía?, entré de lleno en la historia de nuestro Beato, de cómo lo conocí siendo yo profesora/coordinadora en el Externado de San José, de cómo impactó mi vida para siempre y de la explosión de la guerra civil tras su asesinato mientras decía Misa cuando le dispararon una bala certera al corazón. No podían disimular el horror y me preguntaron, “Here? At this church?” [“¿Aquí? ¿En esta iglesia?”] Les expliqué que fue en la capilla del Hospitalito donde vivía Monseñor, junto a los cancerosos más pobres del país.

But why did they kill him?” [“Pero, ¿por qué lo mataron?”]

Because he was with the poor. Because he was a ‘teller of the truth’. Because he denounced the injustices that gravely affected the poorest of the poor. Because he called on the government to stop the atrocities and ordered the soldiers not to kill their own brothers…” [“Porque estaba del lado de los pobres. Porque era un ‘hablador de la verdad’. Porque denunciaba las injusticias que afectaban gravemente a los más pobres de los pobres. Porque llamó al gobierno a frenar las atrocidades y ordenó a los soldados de no matar a sus propios hermanos”.] Bueno, a todo esto, ambos parados pegados a la escultura y a Nicko le rodaron unas lágrimas.

[…]

Llegando al final de nuestra conversación, se empezó a acercar la gente que quería fotos con Nicko y este accedió gustosamente, hasta fotografiándose con el guardia y su metralleta. El joven policía estaba feliz.

La Doncella de Hierro (léalo todo, oye)

Ya que estamos, cuando David Bowie…se fue en enero, leí muchísimas cosas sobre él en los periódicos. Cosas lindas. Hay artistas que hacen historia porque son más que sus discos. Porque rompen la cuarta pared y te hablan, te tocan en un punto sumamente sensible y de alguna manera trastocan el rumbo que llevaba tu existencia hasta entonces. Y cuando se junta mucha gente que ha pasado por eso, la historia puede cambiar para mejor. Las cosas que se escribían sobre él tenían que ver con esto. Uno de esos artículos hablaba de cómo la iglesia podía aprender de él, que acogió y dio voz a las personas excluidas (personas LGBTI, para el caso). De todo y todos se puede aprender, va.