RSS

Archivo de la categoría: Frases

Mendigando justicia.

Coca-Cola explota un importante acuífero en El Salvador en medio de una grave sequía:

Una planta de la transnacional Coca Cola enfrenta el rechazo de ambientalistas y comunidades por la sobreexplotación que hace para fabricar sus bebidas del acuífero de Nejapa, uno de los más estratégicos del país y que abastece a la ciudad capital.

Habitantes de Nejapa, un municipio salvadoreño de 30,000 habitantes ubicado a solo 20 kilómetros de la capital salvadoreña, observan cada vez con más preocupación el escaso caudal de sus ríos.

Ambientalistas dan la razón a los pobladores de Nejapa y explican que en gran parte la escasez hídrica de la zona se debe a la sobreexplotación del acuífero que realizan empresas de bebidas que tienen sus plantas de producción en este municipio, como la transnacional Coca Cola.

En el cantón El Porvenir en El Salvador, el bosque es arrasado para construir vivienda para ricos:

El bosque de Santo Tomás, conocido como el cantón “El Porvenir”  es una zona de recarga de agua y abastece, a un gran número de pobladores en los alrededores por medio de pozos artesanales, que no cuentan con abasto de agua potable a través de redes hidráulicas. 

Sonia Sánchez, conocida defensora de los derechos humanos, junto con un grupo de habitantes de la zona, desde el mes de marzo pasado emprendieron la defensa de la vida, los recursos naturales y el agua  enfrentándose al poderoso Grupo Robles el cual, aparte de la depredación que realiza impunemente, ejecuta las obras sin tener los permisos acordes a los requisitos y tiempos que establece la ley.

A esta situación se suman las amenazas y agresiones que recibe ahora la defensora de derechos humanos y su familia por parte de empleados y abogados del grupo de la poderosa familia Robles y ante las que permanecen indiferentes las autoridades de todos los niveles en ese país.

Hace poquito hallé la segunda nota. Y me acordé de la primera. Qué esperanza queda, pregúntome batallando contra la desesperanza aprendida, mientras sigo el caso de Saquito Flores y los amigos invisibles:

Impunidad, intriga, moda:

eb6112015

No se pierda los titulares de mañana, ni los de los días siguientes (sobre todo si parece que se hizo justicia). Y acuérdese de que hay noticias más allá de lo que reportan los medios tradicionales.

 

Collage de mibellopaíseljalvador.

A pesar de la distancia, geográfica y temporal, mi cuerpo sigue viviendo en la zona horaria donde nació. Todos los días algo no anda tan bien, siento que esta no es mi hora, homb’. Cualquiera diría que ya se me tendría que haber quitado pero uno es lo que es. Otra cosa que nunca se me va a quitar es el coctel de afectos por milindatierra, y por eso armé este collage de enlaces que hallé por estos días.

1. Mire, esto es lo más reciente, la cúspide de la ociosidad y el pensamiento mágico: Proponen que la Puerta del Diablo se llame Puerta de Jesús.

2. El síndrome Snowden en El Salvador:

…una historia que habla sobre cómo la Fiscalía General prefirió perseguir a policías que investigaron a miembros del Cartel de Texis, una de las organizaciones de narcotráfico salvadoreñas reconocidas por la ONU, antes que procesar al jefe del grupo criminal, el empresario José Adán Salazar Umaña, alias Chepe Diablo. Para los policías, la Fiscalía de Martínez ha pedido cárcel y condena; para Chepe Diablo, designado capo internacional del narco por la administración Obama en 2014, libertad y exoneración.

3. Salvadoreño ganó un millón de dólares y lo invertirá en educación inicial. ¡Ve! Felicitaciones y agradecimientos a este magno joven. Vaya esta oportunidad para tener en mente a muchos compatriotas como él (que no han ganado un millón de dólares pero pues, buscan la formación constante y son aporte, dentro y fuera del país).

4. “Fíjese que yo empecé a trabajar en una algodonera donde me pagaban once colones a la quincena y el salario legal por ese trabajo era de 31 colones quincenales. Y yo me pregunto, ¿cómo el patrón no quiere que haya ladrones, si él es el primero que le roba al obrero? Respóndame eso un empresario” (Fuente).

5. Esto fue hace ya unas semanas, pero ahora, todos juntos, imaginemos un Trípin: Tres concentraciones en San Salvador protestan contra la corrupción e impunidad.

6. Hay un oasis en el desierto de La Libertad: “En un municipio en el que el 75% de la población no tiene agua ni para beber hay un campo de golf que tiene agua hasta para regalar. Esta es la historia de cómo el Estado prometió agua para ese y otros dos municipios de La Libertad y terminó priorizando a residenciales de clase media alta”.

7. En una lista de ocho destinos “exóticos” (le aconsejo no usar esa palabra al hablar de personas, países y culturas. Es un término bien auto-referente y la psicología social tiene mucho que decirle al respecto), encontré una frase que me dio risa y me dio ondita, sobre Honduras: “Pocas personas sabían de este país hasta que salió en todas las noticias el año pasado cuando al presidente le dieron golpe de estado. Usted puede encontrar fabulosas ofertas en paquetes de scuba diving en la Isla de Roatán”. No pensé que nada le ganaría hasta que encontré un artículo, y sobre mi endogrupo ni más ni menos, con la misma esencia: “Somos violentos, nos matamos entre nosotros. Viva Dios”. Ya que estamos, evite intentar explicar este país desde 1980, no escuche su espíritu millenial, es demasiado inmediato. Cuando menos, hay un pelín más de historia en el Poema de Amor.

8. Cinco mitos futboleros de la prensa guanaca. La noble afición, el indio cuscatleco.

9. Finalmente, El Salvador en un “Quizá te pueda interesar” de La Prensa Gráfica:

Captura de pantalla 2015-10-17 a las 12.29.48 p.m.

 

Cómo influir en la opinión pública enfocando una llamarada de tusa.

Hace muchos años pero no tantos, en Estados Unidos, la opinión pública estaba a favor de penalizar las relaciones sexuales consensuales entre personas del mismo sexo. En esa época se había aprobado su despenalización, por orden de la Corte Suprema. Y sólo unos meses antes de ese fallo, la opinión pública también estaba a favor de la despenalización.

¿Qué cambió? ¿La gente decía que aprobaba las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo por llevárselas de progre, pero con la resolución de la Corte mostraron su verdadera opinión? Jaja. No.

Aunque la resolución lidiaba principalmente con una demanda de derechos de las personas gay -una que la mayoría de personas apoyaba, a saber, la despenalización [de las relaciones sexuales]—, el discurso de los medios enmarcó la resolución en términos de una demanda distinta y una a la que la mayoría del público se oponía, a saber, el matrimonio igualitario.

Frame spillover: Media framing and Public Opinion of a Multifaceted LGBT Rights Agenda

Que es lo que hacen en El Salvador. Tiene a los colectivos LGBT abogando por el derecho a existir sin que los acosen, vapuleen, torturen y asesinen; y ante eso, la respuesta de los partidos políticos, los medios y la ciudadanía es: “¡No, ustedes no se casarán!”.

Por eso es risible que en el país el tema del matrimonio igualitario sea tema prioritario de la derecha y de…nadie más. Es ganancia: enfoquémonos en una demanda de la agenda, la que nos parece más extrema, porque con eso fomentamos rechazo a la agenda completa. Qué mejor manera de fortalecer los lazos entre los miembros de mi propio grupo que destacando la amenaza a nuestros valores en común:

Y qué bonito que esa amenaza a nuestros valores sea, finalmente, sólo una ilusión:

Sólo es el arrancón de chucho viejo. Pero gracias a eso, mucha gente se acordó de lo mucho que detesta el matrimonio igualitario y a quienes involucra. Siempre es bueno recordar que no hay que salirse del huacal.

– Ok, una idea: ámenles como yo les amé a ustedes. Asegúrense de cuidarles y no les juzguen. – ¿Pero y sin son gay o adoran a otros dioses? – ¿Tartamudeé, maldición?

 

Un grupo no mayoritario pero con saquitos.

¿Por qué las personas de clase media guardan una arraigada consideración por los ricos? A diferencia de otros grupos no mayoritarios, los ricos se benefician de representaciones históricas positivas. Esto junto con la idea popular de la meritocracia -se obtiene lo que se merece- deja claro cómo la estima implícita por los ricos puede ocurrir poco a poco. Aun más, mucha gente […] tiene un incentivo contra endurecer su corazón hacia los ricos, por la esperanza de que, algún día, serán sus vecinos.

Lo niegan, pero las clases medias tienen un sesgo positivo inconsciente hacia la clase alta.

Las clases medias. Y el sistema judicial salvadoreño.

 

Alguien hizo circular un video de una relación sexual en El Salvador. ¡No creerás lo que pasó después!

Como en El Salvador todos nacemos por fecundación in vitro, no conocemos a cabalidad qué es una relación sexual. Lo que sí nos consta es que son sucias e inmorales. Por eso no son ni deben ser practicadas por una mujer, porque es un ser puro, frágil, emotivo, insondeable. Casi humano pero no es para tanto.

No, mentira. Una buena parte…bueno, a juzgar por nuestras tasas de natalidad y embarazo adolescente y paternidad irresponsable (y me atrevería a decir ITS), una GRAN parte de la gente en El Salvador sabe qué son las relaciones sexuales. Las disfrutan. Pero al mismo tiempo las detestan, por sucias e inmorales. Y por eso, no son ni deben ser practicadas por una mujer. Pobre a la que encuentren en medio de tal acto, peor si lo está disfrutando. Qué clase de puta disfruta el sexo. El sexo es para los hombres. Por eso está la ablación.

Así que ahí tiene, alguien hizo circular el video de dos personas teniendo relaciones sexuales. Más bien, de una mujer teniendo sexo con su novio. Luego éste evoluciona a ex-novio, y se sospecha que él mismo fue quien hizo circular el video. Como sea, sin el consentimiento de ella, claro. Para que una manga de básicos la señale como puta con una mano mientras con la otra le dan alegría a su cuerpo como Macarena, que su cuerpo es pa’ darle alegría y cosa buena.

Los hombres matan a las mujeres porque no soportan las derrotas. No saben gestionar una ruptura sentimental porque no les han enseñado que la gente puede seguir su camino libremente, que nadie nos pertenece, que todos somos libres para unirnos y separarnos.

Los hombres matan a las mujeres porque la gran mayoría no sabe gestionar sus emociones y viven presos de su sufrimiento, sus miedos, su dolor, sus traumas, sus inseguridades, sus malos recuerdos, sus carencias afectivas y sus problemas más íntimos. Cuanto más miedo y dolor acumulan, más dramáticos se ponen. Cuanto más inseguros se sienten, más violentos son.

Los hombres matan a las mujeres porque creen que son dueños de sus compañeras, sus hijas e hijos, su casa, su coche y su perro. Se sienten muy superiores a ellos, y como propietarios, hacen lo que les da la gana con ellos.

Los hombres matan a las mujeres porque en la televisión aparecemos representadas como objetos de posesión que pueden ser comprados y vendidos, que pueden ser violados y abusados, que suelen sentir placer obedeciendo y sometiéndose, y que están ahí para satisfacer los deseos de cualquier varón que tenga algo de dinero*. Y como cualquier objeto, si no servimos o no obedecemos, pueden destrozarnos con impunidad, porque la prensa lo llamará “crimen pasional” y explicará “sus motivos” (como si hubiese motivos para justificar el asesinato de una persona).

Por qué los hombres matan a las mujeres** (léalo todo, oiga)

* O acceso a internet.
** Tenga paciencia, el que diga “los hombres” no se refiere a que cada individuo que es hombre lo hace. Pero como categorías sociales, lossss hombres y lassss mujeres estamos jodides.

“Para qué se graba si no quería que la vieran”. Hay gente que se toma muchas selfies y las sube a las redes sociales. Hay gente que se toma muchas selfies y no las sube a las redes sociales. ¿Ve la diferencia, crear contenido y compartir contenido no es lo mismo? Uno registra lo que quiere y lo comparte con quien quiera o con nadie. ¡Pero espere! ¿Y si hay alguien más en este su registro audiovisual? ¿Y si esa persona está desnuda y está haciendo con usted algo que es sumamente íntimo y que todos por default preferimos hacer en privado (ahorita lo que menos vamos a hacer es andar de pudorosos), o de lo contrario estaríamos trabajando en la gratificante pero muy ingrata industria de la pornografía?

Bueno, si lo que ha grabado es un video de relaciones sexuales, y aparece alguien más y esa persona no le ha expresado de modo entusiasta que debe compartir el material con conocidos y extraños por igual, entonces no lo comparta.

“Pero es que la chera le dio baje”.

NO LO COMPARTA, dije. Hay miles de maneras de sobrellevar un golpe de esos que no implican ser una mierda de persona, amén de un potencial delincuente.

Esta persona expresó “odio” exponiendo a otra persona a su pene [colocándolo dentro de la botella de agua de esta persona]. Así que él considera que su pene es algo que puede contaminar. Este es el mismo pene que, presumimos, coloca dentro de su esposa, a quien, presumimos, él no odia. Si yo fuera su esposa, me preguntaría cómo él exactamente decide cuándo poner su pene dentro de algo es una acto de amor y cuándo es una manera de lastimar o humillar a alguien.

“Odio a tu amiga, así que metí mi pene en su botella de agua”

A la gente le gusta buscar culpables porque lo que ha ocurrido es, efectivamente, una mierda y media, y nadie quiere pensar que le pasaría a ellos. Que sólo le pasa a quienes se lo buscan. A las que se lo buscan. A las que se lo merecen y que “no se dan a respetar“. La gente honestamente cree eso. El Salvador, país de inocentes palomitas que te sacarán los ojos.

Como siempre, Virginia lo dice mejor:

¿Qué hay detrás de la decisión de divulgar dolosamente imágenes en las que una persona comparte con otra su cuerpo? No voy a detenerme a aclarar lo obvio: la joven es dueña de su cuerpo y es libre de tomarse el tipo de fotos y videos que le dé la gana. El centro de la discusión en un delito de este tipo no debería ser la víctima, sino el victimario y la sociedad que lo cobija, nuestra sociedad. Nosotros. ¿Por qué la sociedad salvadoreña tolera que un hombre impunemente revele imágenes sexuales de su expareja? ¿Por qué la sociedad salvadoreña crea de facto un ambiente en el que un hombre se siente en posesión de una mujer tras tener sexo con ella?

La mayoría de salvadoreños se considera un grupo de ciudadanos cabales que nada tienen que ver con las decisiones de este abusador y negarán vehementemente ser cómplices de su delito. Se indignarán porque oso nombrarles, nombrarnos, cómplices, a pesar de que cuando recibieron el mensaje diciendo “hey maje, mirá qué rica esta bicha” no dudaron en descargar las imágenes, en ver el video, en masturbarse con él. Imágenes que fueron tomadas para procurar el placer de quienes en ellas participan y de nadie más. Se indignarán conmigo, sí, porque no es culpa suya que esta bicha ande enseñando todo, quién la manda a no tener cuidado (¿al tener sexo con su pareja, en un ámbito de privacidad y confianza? A huevo. Mentite).

Si está cerca de alguien que emite un “pero quien la manda” en todas sus versiones, huya. Esa persona está gozando de la cultura de la humillación, justificando el irrespeto a la privacidad para su propia gratificación, y cualquier día le baja a usted los pantalones para verle los calzones porque quién le manda a usar pantalones que se puedan bajar. Eso, o está hablando para ponerse en un pedestal de moralidad, y francamente, qué hueva, y qué mentira.

 

Los no mareros.

“Espero en Dios poder capturar a una maldita rata empleada de ese periódico basura”.

“Allá por La Sultana hay que ir a ametrallar”, escribió desde un perfil anónimo otra persona, en alusión a la colonia donde se ubican las oficinas de El Faro.

“Ojalá hubieran acribillado a los miembros del Faro”.

“Si estuvieran en Guatemala, ya les hubieran quemado sus instalaciones y a ustedes seguro los linchan”.

“Español es esa mierda, matémoslo como lo que le pasó al otro en La Campanera por ser bocón”.

“Ojalá y termines como Poveda por insultar a todos los que no somos mareros”.

El Faro denuncia amenazas contra sus periodistas.

Da miedo cuántos muertos (entre “asesinados” y “eliminados”) caben en una sola nota periodística, pero para que hipoteticemos que esto no ocurre en un vacío, los salvadoreños no mareros cuentan chistes cuyo punchline es dispararle a una criatura porque quiere cambiarse de territorio.

Por el lado amable, una buena noticia, aunque promete más de lo que entrega: Vidente salvadoreño revela ubicación de “El Chapo” Guzmán.

 

 

Para esta entrada: mujeres 5 mil, hombres leen gratis.

“¿Qué es esto? Nosotros no tenemos una dispensadora de dulces”.

Prioridades. Uno sabe que ha tenido una vida de privilegios cuando su argumento a-favor-pero-en-contra de la igualdad de género es que le indigna quien entra gratis y quien no a un bar. Es un chiste hasta que es en serio. Y en mujeres, viene con un dejo de “yo apoyo a los hombres, miren, ¡No soy feminazi, los hombres son mis amigos, no hay que discriminarlos!”. Yo también quiero a los hombres; desde que nací hasta la fecha, los que han estado y permanecido en mi existencia han sido y siguen siendo maravillosos, especialmente cuando son libres de las ideas acartonadas de qué hace o no hace un hombre sólo por serlo. Tanta satisfacción en mis relaciones con los hombres no me hace no feminista.

Desde hace algunos años uno se encuentra en redes sociales cuestionamientos similares a los de arriba, “¿pero si hay igualdad de género por qué (a) los hombres…?”. Y tienen razón, unos con más tino y claridad que otros (como ocurre con los cuestionamientos en las mujeres, oiga) pero así se va avanzando. No había cuestionamientos sistemáticos sobre lo que son, lo que hacen y lo que se espera de los hombres antes de que hubiera lo mismo sobre las mujeres, he aquí algo que agradecer a esta corriente de pensamiento. Pero el feminismo no es anti-hombres ni quiere suprimir la masculinidad, cuántas veces hay que decirlo:

[el documental aborda] temas de masculinidad y cómo los conceptos tradicionalmente patriarcales dañan las vidas de niños y hombres que no se ajustan perfectamente a esos conceptos.

Es decir, los conceptos tradicionalmente patriarcales son dañinos para la gente.

Es decir, feminismo.

Y si quiere hablar de igualdad de género y la inequidad, dejemos de lado los covers en bares y hablemos de la socialización de niños, de la construcción de la masculinidad tradicional, de la invisibilización de fenómenos como los trastornos alimenticios y el abuso sexual en hombres. Ya no es tan divertido quejarse ahí, ¿verdad? Suena aburrido, deprimente y, como dijo un comentarista en este blog, “no comprendo la razón del pleito ése que se traen con el tema, como si la importancia de la vida es saber quién es más que el otro“.

Bueno, como nadie es más que nadie, cualquier persona, hombre o mujer, puede ser víctima de abuso sexual. Pero si ya es un tema complejo cuando le ocurre a las mujeres, hay un componente problemático adicional cuando le ocurre a los hombres. En la entrada anterior se mencionó el niño fue castigado por sus padres cuando ellos se enteraron que fue abusado. En Estados Unidos, 1 de 3 niños que han sufrido abuso sexual intenta quitarse la vida.

Además:

Ehrmann explica cómo visceralmente recuerda a su padre diciéndole que dejara de llorar, que “fuera un hombre”. “Esa es una de las frases más destructivas en esta cultura”, dice Ehrmann.

“Desde una edad temprana, se nos enseña a no expresar nuestras emociones” […] a los niños se les dice con frecuencia que ser fuerte significa nunca ser vulnerable. Esa actitud le enseña a los niños a callarse sobre sus sentimientos, lo que lleva a que las emociones reprimidas exploten en la superficie de maneras violentas. […] uno de cada cuatro niños es acosado en la escuela, pero sólo el 30 por ciento notifica a un adulto. Esto puede llevar a una pérdida de amistades íntimas y consumir alcohol en exceso para hablar honestamente sobre sus pensamientos.

Los psicólogos notan que el “lenguaje de las emociones” desaparece a medida que los niños crecen…en las mismas edades que los índices de suicidio aumentan. […] La película conecta los puntos entre un ideal masculino que valoriza la falta de empatía y la fuerza física y la creación de una sociedad plagada de abuso sexual y violencia doméstica.

Hola, El Salvador.

Tan-tán.

 

 

 

 
 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 88 seguidores