RSS

Archivo de la categoría: Frases

Territorios.

Días antes del homicidio, Campos había recibido una golpiza y amenazas de parte de soldados de la Fuerza Armada. Los soldados realizan tareas de seguridad pública desde 2009, año en que asumió el primer gobierno de izquierda, de Mauricio Funes.

La razón de esa amenaza fue un gol en un partido de fútbol.

“Mi hijo estaba amenazado por los soldados (de la Fuerza Armada). Donde nosotros vivimos es (dominado por el Barrio) 18 y esos soldados amparan más a los mareros MS (del sector)”, explicó el padre.

“Entonces el cipote (muchacho) jugó contra un equipo donde ellos (soldados) están cuidando la gente y les metió un gol”, dijo el hombre de unos 50 años.

El padre relató que “un soldado lo agarró y le pegaron, le dieron duro, todo morado le dejaron el pecho. Le dijeron que la otra vez que lo hallaran lo iban a matar, lo iban a hacer pedazos porque le había metido un gol al equipo que ellos cuidaban”.

La policía tampoco ha confirmado la hipótesis del gol ni la de la amenaza por parte de los soldados. Sin embargo, no es una acusación rara.

El 74% de las denuncias por abusos ante la Procuraduría de derechos humanos en 2015 fue contra la Policía y la Fuerza Armada. Un año antes, esa cifra solo había representado el 40%.

Varios periódicos y exfuncionarios han denunciado casos de ejecuciones extrajudiciales, como las masacres de San Blas o Panchimalco, pero la respuesta institucional a estas acusaciones ha sido prácticamente nula.

Y el gobierno intenta quitarle peso a los dramáticos números argumentando que la mayoría de víctimas pertenecen a pandillas, una versión que sin embargo ha sido desmentida.

Morir por un gol y otras historias para entender los 1,380 asesinatos en dos meses en El Salvador.

En el breve lapso de empezar a armar el post, seguía la noticia “Masacran a empleados de empresa de energía en San Juan Opico”. Cada vez que volvía a la noticia aumentaba el número de víctimas encontradas.

Cítole a LaVirginia:

Una persona comentó en la entrada anterior que un muchacho desapareció en el sector donde vive. Ante esto, la gente comenzó a especular, “asaber en qué andaba metido” (no “andaba metido” en nada…¿pero y si ese fuese el caso -con todo lo vago del argumento-, entonces estaría bien que lo hayan desaparecido?). Nada como pasarse llevando a los compatriotas con tal de engañarse un poquito, con tal de fingirse una “persona correcta” y creer que las cosas les pasan solo a a quienes se las merecen.

En cualquier caso, ya van quedando pocos territorios en el país donde esa creencia puede sostenerse. En algunos lugares se sostiene a fuerza de muros y seguridad privada, y para esa gracia, “una sociedad de muros siempre va a necesitar engendrar monstruos del lado de fuera para seguir justificando sus privilegios y mantenerlos intactos”. Pero todavía se pasa de largo la importancia del trabajo en los espacios sociofísicos y en otras tantas dimensiones que componen este problema. Quién hubiera pensado que las medidas represivas serían inefectivas para disminuir la violencia en el país, va.

 

Justicia restaurativa.

Una noche, mientras iba en el bus, vi un rótulo que decía: “Conocer al hombre que mató a mi hijo fue el segundo día más importante de mi vida. Salí de la experiencia con fuerza renovada”. En letras más pequeñas, se explicaba que la justicia restaurativa le da a las víctimas la oportunidad de hacer conocer a los ofensores el impacto que tuvo el crimen en sus vidas, obtener respuestas a sus preguntas y obtener una disculpa.

IMG_1256

Fracasé con la calidad de la foto pero este es el rótulo.

El concepto no es nuevo pero nunca lo había visto “anunciado” y en una modalidad tan personal. Tiempo después, de casualidad, encontré el reporte de un estudio de caso sobre esto:

Una aproximación que busca darle a familiares y amigos (conocidos como “co-víctimas”) una voz, y ayudar a elaborar su sufrimiento, se conoce como “justicia restaurativa” e involucra que las víctimas (o, en el caso de asesinato, las co-víctimas) se encuentren cara a cara con el agresor.

En este estudio, se entrevistó a un hombre encarcelado por asesinato y a dos hermanas de la persona asesinada, después de que ambas partes conversaran en persona.

…una hermana me preguntó, “¿creés que sos inherentemente malvado?'”… que te pregunte eso cualquiera es difícil pero que te lo pregunten las víctimas del hermano que has asesinado, eso fue extremadamente difícil de responder. [Entrevistador: ¿Qué les respondiste?] Les respondí honestamente, dije que lo que había hecho era serio pero no me consideraba inherentemente malvado. La hermana me dijo que ellas pensaban, no pensaban que yo lo fuera. [Entrevistador: ¿Cómo te hizo sentir eso?] fue muy emotivo escuchar a tus víctimas, a cuyo hermano has asesinado, al final del día has asesinado a su hermano [y] ellas no consideran que eres inherentemente malvado. Me brotaban las lágrimas…a las hermanas les rodaban las lágrimas”.

Finalmente, me hallé este folleto, por andar de meque en otros departamentos de la universidad, y en él explican brevemente cómo funciona este sistema:

IMG_2234

El estudio que cito es un estudio de caso, además que debe cumplirse una serie de condiciones para llevar a cabo el encuentro cara a cara. Y, sí, ocurre en un contexto diferente al salvadoreñ. Pero, aunque sean dos países distintos, es una respuesta a un mismo clamor, que se encontrará en cualquier parte del mundo: responsabilizar a los perpetradores, reconocer el daño causado a individuos y grupos, humanizar a las víctimas. Se puede, se debe hacer. Pero qué difícil y qué terror para muchos en este país dignificar a las víctimas.

 

“Esto es una injusticia. Ustedes son carroña”.

Qué alegría despertarse con esta noticia: capturan a militares acusados en el caso jesuitas. En este blog y allá en Psicoloquio, con el Víctor, pasamos explicando por qué esto es importante.

Uno en estos casos aprende a esperar lo peor, navegando entre tanta indignación porque se tocó “el pasado” y a los militares, y porque dónde está la verdadera justicia si tanto el ejército como la guerrilla “destruyeron parejo” (lo cual no es cierto, ese ánimo conciliador está mal encauzado y hace más daño que bien). Uno ve venir que algunos de estos pobrecitos militares caerán gravemente enfermos por la injusticia de tener que responder por los crímenes que cometieron. Antes muerto que sencillo con esta gente.

…Ahí fue donde la testigo Lucía Barrera vio a cinco soldados y donde probablemente Martín-Baró le dijo a uno de ellos: “Esto es una injusticia. Ustedes son carroña”. Esta frase la oyó perfectamente Lucía,mientras que otra vecina, algo más lejos, sólo alcanzó a escuchar las palabras “injusticia” y “carroña”. Haciendo cábalas, puede ser también que Martín-Baró dijo estas palabras al ver que un soldado tenía apuntadas con su fusil a Elba y a su hija Celina.

…Entre los disparos, y si hacemos caso a las declaraciones de Pilijay, Martín-Baró sólo recibió el tiro de gracia. La entrada y la trayectoria de las balas hacen pensar que algunos de los padres trataron de incorporarse al comenzar la ejecución.

…Mientras ocurría esto, Tomás Zarpate “estaba dando seguridad” (según sus propias declaraciones) a Elba y Celina. Al escuchar la voz de mando que dice “¡ya!” y los tiros subsiguientes, “también le disparó a las dos mujeres” hasta estar seguro de que estaban muertas, porque “éstas no se quejaban”.

…El P. Joaquín López salió de su escondite al oír los disparos, vio los cadáveres e inmediatamente se metió en la casa. Los soldados de fuera le dijeron: “Compa, véngase”. Y, continúa la narración, “el señor no hizo caso, y cuando ya iba a entrar en una habitación, hubo un soldado que le disparó.”

…Ya de retirada, de nuevo Avalos Vargas, apodado por sus compañeros “Sapo” o “Satanás”, al pasar frente a la sala de visitas, donde fueron asesinadas Elba y Celina, oyó jadear a unas personas. Inmediatamente pensó en heridos a quienes había que rematar y “encendió un fósforo, observando que en el interior… se encontraban dos mujeres tiradas en el suelo y quienes estaban abrazadas pujando, por lo que le ordenó al soldado Sierra Ascencio que las rematara”. Jorge Alberto Sierra Ascencio, soldado de alta en el batallón Atlacatl disparó una ráfaga como de diez cartuchos hacia el cuerpo de esas mujeres hasta que ya no pujaron”, recuerda Avalos.

Caso Jesuitas

Es muy temprano para “ver qué pasa” (le digo, uno aprende a esperar lo peor), pero era necesario venir acá y registrar este momento…y ojalá este momento se convierta en el proceso debido. No es todos los días que El Salvador ve Justicia. Para esta sociedad la justicia es tan rara, tan ajena, que muchas personas no pueden reconocerla cuando la tienen enfrente.

Relacionado
Los secretos de W-2 y el diario del coronel Benavides.

 

Inhumanos.

Aberrantes, cínicas y poco inteligentes. Así han sido las declaraciones que durante estas últimas semanas se han propagado por parte de los voceros de los militares requeridos —nuevamente— por la justicia española por el asesinato de los jesuitas y sus dos colaboradoras, ocurrido en las instalaciones de la Universidad Centroamericana (UCA) durante la ofensiva militar de 1989.

No encuentro otras palabras para describir estas intervenciones. En un deseo enfermizo por justificar delitos y crímenes de guerra, asesinatos de población civil —indiscriminados unos y selectivos otros— ordenados por altos mandos del Ejército, o simplemente se hicieron del “ojo pacho”. Negar a estas alturas del partido las masacres de la guerra civil demuestra niveles de cinismo increíbles.

Quienes lo intentan no pueden, aunque quisieran, desvirtuar los hechos probados.

El gorila, aunque se vista de amnistía, gorila se queda.

No hay lado con esto de que nieguen los hechos; ya sea que se los crean o no, esa insistencia en negar resulta hasta patológica. Qué espanto esa necedad de querer quedar bien con los demás, pero sobre todo con uno mismo, a la fuerza, deshumanizando a tanta gente en el proceso.

(Lo de “hoy en la mañana” fue la visita de cierto militar a un programa de radio ayer, donde volvió a cantar los greatest hits de los ochenta, en un ambiente ameno sin la inconveniencia de los niños de El Mozote ensartados en bayonetas).

El trauma psicosocial se transmite de una generación a otra. Que los bichitos de hoy digan que lo que importa es el presente y se alejen del tema abruptamente es síntoma y no buen signo. Es temerle al pasado, aunque algunos le temen con justa razón. Mientras, ayer fue la Conmemoración del Holocausto; y ya sabemos, holocaustos ha habido y sigue habiendo muchos:

“Recordar es mantenernos conscientes de que, como humanos, nos balanceamos en el borde de lo innombrable, siempre más cerca de caer de lo que nos gustaría admitir. Todos nosotros, en todos lados, todo el tiempo”.

Holocaust Memorial Day 2015

 

Las mujeres deben abstenerse, los hombres pueden continuar como es usual.

El Ministerio de Salud recomienda a las mujeres no embarazarse en los próximos meses/años, por el virus zika, porque puede causar microcefalia en la criatura. En Brasil, han confirmado la muerte de cinco bebés con malformación congénita causada por este virus.

Retomo lo que dice La Ana en Mujer, le sugerimos no embarazarse:

Este anuncio no sorprende tanto porque hay una crisis en la región latinoamericana por el virus. Vimos un anuncio similar de parte de Colombia al principio de la semana. Si bien los medios (y algunos representantes) hablaban en términos de que es la mujer la que debe evitar el embarazo, la circular colombiana sí decía “parejas”.  Aunque CNN, lo anunciaba, como responsabilidad de las mujeres. Cabe señalar que en Colombia el plazo es para julio de este año y no hasta el siguiente año.

[…] ¿no sería bueno entender que hay dinámicas de parejas asociadas con la reproducción? Y que, en tanto, si vamos hablar de reproducirnos (o no) atañe a hombres y mujeres. Por supuesto un viceministro en el área de la salud debería tenerlo bien claro. El elefante en la habitación es enorme:  las mujeres no se embarazan solas.

A la gente no le gusta que le digan qué hacer. Pero está bien decirle a las mujeres que hacer, porque pues sí, son mujeres; son casi gente pero no. Si no saben andar controlando sus emociones femeninas, menos podrán controlar lo que sale o no de su útero. Ahí solo la sangre de Cristo las puede salvar.

Mujeres Planifiquen

Eso es darle de patadas al perro porque no se puede atrapar al gato (Aerosmith, 1998). Echarle la culpa a quién es más visible y quien está a la mano. Siempre se habla del embarazo adolescente como si fueran las niñas las que simplemente no saben controlar su mentecita y su aparato reproductor, y cómo esta ignorancia se castiga con un cambio radical de vida. Porque los niños son un regalo de Todopoderoso pero también un -para muchos, gratificante- te lo merecés por puta y ahí ve vos qué hacés. Qué hermosa es la maternidad así, vedá. Mientras tanto, el invisible y anónimo donador de esperma queda libre de responsabilidad; queda funcional e igual de ignorante y prepotente como para al día siguiente, e incluso el mismo día, ir a embarazar a alguien más.

El rol del hombre es un detalle minúsculo, dirá usted, pero ya ve que una minucia (un zancudo) es la que nos tiene hablando de estas cosas.

Hablarle mujeres del proceso de embarazo solo a las mujeres es, cuando menos, una enorme holgazanería mental. En Colombia, la mitad de los embarazos son no deseados. En un país como El Salvador no hay que duda de que es igual o peor. Este es un país donde la maternidad es un mandato, la educación sexual es inexistente, el abuso sexual es cotidiano, y la preponderancia de la figura del hombre sobre la de la mujer (eliminada cuando conviene, sin embargo, como hemos visto) es la norma moral de vida.

“Les estamos diciendo a las mujeres que en su decisión de tener bebés consideren el riesgo de contagio con zika”, dijo, para luego señalar que como ente administrativo su cartera no puede decirle a la gente si tener o no tener hijos.

¿Es excesiva la recomendación a las mujeres de no embarazarse por el zika?

Le están hablando de probabilidades. Le dicen que la decisión es suya, pero eso sólo sirve en un lugar donde la maternidad y la paternidad, desde el inicio, se consideran opciones y no etapas inevitables de la vida.

Mire, le dejo los comentarios sobre esta noticia que fue reportada acá (es de los pocos sitios que conozco donde los comentarios son realmente aporte). La traducción es mía, con perdón, pero creo que lo dicen mucho mejor:

“Dato divertido: El aborto es 100% ilegal en El Salvador. Ni siquiera por la salud de la madre o el bebé o en caso de violación o incesto. Así que, buen trabajo, país. No se embarace pero si lo hace y el niño nace con daño cerebral severo, pinche mala suerte la suya, y si se quiere hacer un aborto la perseguiremos y la enviaremos a la cárcel”.

“Y no es como si promovieran los métodos anticonceptivos. Creo que el mensaje del gobierno debió haberse hecho a la población masculina de El Salvador, pidiéndole celibato por los próximos dos años”.

“Los métodos anticonceptivos para mujeres (fuera de los condones) son difíciles de obtener. Aparatos intrauterinos, pastillas…simplemente no hay donde encontrarlas fuera de la clandestinidad en San Salvador”.

[Bueno, no necesariamente. Yo solía ponerme una inyección una vez al mes…más bien, hablando de esto: mi pareja me inyectaba (holla!). Ya le digo, si la reproducción, o ausencia de, se mantiene como cosa de dos personas, las dos están felices y a la vez contentas. Otra vez me la puso la maitrita en una farmacia por el Masferrer y fue bien buena onda, secretamente le agradecí su actitud porque honestamente temía que me viera feo].

“¡Apuesto a los métodos antinconceptivos son súper fáciles de obtener en El Salvador! ¡Apuesto a que ninguna mujer será violada por su esposo si ella decide abstenerse para evitar el riesgo! ¡Apuesto a que ninguna mujer que resulte embarazada en este periodo será penalizada por nada de esto!”

Pero si no planifican, ustedes mujeres, ya van a ver, e.g. Hombre golpea a su pareja porque le dijo que tuvo un retraso menstrual.

erguido

Dejo el comentario de abajo para compartir la experiencia de exponerse al raciocinio salvadoreño promedio, peor cuando media el autocorrect -espero- (Aparte: “puya, esas bichas locas se merecían una verguiada y no se las di, denme una estrellita).

 

Obras de ficción.

“Las personas que están felices de suspender su incredulidad frente a superpoderes, hechizos, dragones, extraterrestres, bases estelares que destruyen planetas y las habilidades de actuación de Mark Hamill, por alguna razón consideran la idea de, por ejemplo, una Hermione negra un tanto excesiva, y reaccionan con amenazas de muerte y odios en masa. Esta semana, cuando en internet se conoció que una mujer negra había sido elegida para una obra que da continuidad a la serie de Harry Potter, la autora J K Rowling reaccionó perfectamente, recordando a sus fans: ‘Canon: ojos cafés, cabello ensortijado y muy astuta. La piel blanca nunca fue especificada. Rowling ama a Hermione negra'”.

[…] Las personas que están molestas porque las caras de la ficción están cambiando están en lo correcto al preocuparse. Es un desafío fundamental a un punto de vista que ha sido cómodo por mucho tiempo. La parte de nuestra imaginación cultural que coloca a los hombres occidentales blancos al centro de cada historia es la misma que legitima el racismo y el sexismo. La parte de nuestra mitología colectiva que alienta a cada niña y a cada niño de piel oscura a identificarse y empatizar con los héroes hombres blancos es la misma parte que reacciona con furia cuando a los niños blancos se les pide que se imaginen a sí mismos en los zapatos de alguien más.

El problema […] es que ‘los hombres creerán cualquier historia en la que sean el héroe’, y hasta hace poco es todo lo que se les había pedido”.

Qué hacer cuando ya no sos el héroe.

Y también:

“La mayoría de la ficción se esfuerza por lograr realismo en los aspectos más importantes de la experiencia humana: la psicológica y la social*. Es este realismo psicológico, no las características superficiales del entorno, lo que determina si podemos obtener información y procesos sociales útiles de una obra de ficción”.

La función de la ficción es la abstracción y simulación de la experiencia social (esta cita no le hace justicia al artículo, vaya a leerlo ahorita. O cuando pueda. Pero ojalá ahorita.).

* Por eso hay objeciones cuando se repiten los mismos patrones una y otra vez, como la representación de las mujeres en los videojuegos, o los roles de ciertos grupos sociales en las narraciones, roles que terminan siendo acartonados y estereotipados. Esa no es la experiencia social completa pero estar expuesto a lo mismo constantemente puede hacer creer que en realidad es así.

 

Terengos, terroristas y propaganda.

Hace poco vi el video de una maitrita que comenzó a insultar y a llamar terroristas a un par de cheros brasileños, y no deja de asombrarme lo pachito que estaba el río con la señora. Por esos días, vi The kids are all right y encontré este comentario sobre la película, que no es tanto un comentario en realidad, ni opinión ni aporte, excepto quizá como ejemplo para el último párrafo de esta entrada:

“¡Pura propaganda de gays! Como cristiana comprometida, no puedo aceptarlo”. Mire, la historia y los personajes en ella están lejos de componer una estampa idílica y libre de conflicto. Uno puede ver lo que quiera, según sus gustos y valores, pero si se ve expuesto a ideas contrarias a la propia, no cae mal llevar de la mano el pensamiento crítico (que no significa automáticamente criticar) junto con la apertura a la experiencia y a ponerse en los zapatos de otro. Por si acaso.

Y luego, cuando uno está ansioso por compartir con el mundo sus concienzudos análisis políticos pero lo único que está a la mano es una tira cómica de palitos*:

No hay para dónde con una caricatura porgustosa sobre muñequitos de palitos, pero en honor al buen criterio, el cuadro 7 es una implicación tanto del experimento de Robbers Cave como de la hipótesis del contacto, que no deja de ser urgente en sociedades donde la gente rige sus juicios a partir de estereotipos. También puede encontrar infinitamente mejor desarrollada esa idea en algunas acciones de Ozymandias en Watchmen, en las primeras escenas de Pacific Rim, en gente que busca una identidad común como argumento para detener la violencia en el fútbol (ay, mapachada), y en quienes buscan un enemigo común para sentirse más cercanos a los suyos durante las festividades:

“‘A la mierda Steve Harvey’ fue recibido con un rotundo acuerdo en mi familia, lo cual es inusual. Steve Harvey es tan idiota que unió a mi familia, llamaré a eso un milagro de navidad”.

Hay varias cosas que uno puede hacer para no ver terengos, terroristas y propaganda a la vuelta de la esquina (acuérdese que sus opiniones muestran quién es usted). Una es leer. Mucho. Leer historias, de ficción y no ficción. Y no sólo historias que confirmen nuestro propio punto de vista. Leer es una manera no sólo de aumentar el conocimiento objetivo, sino también de ampliar nuestra visión del mundo y de la experiencia social, inherentemente compleja y con más ángulos de los que a veces somos capaces de soportar.

*No obstante: “Vieja, esta persona leyó el post. Dijo el nombre del personaje. Llegó a comentar, contó los cuadritos.”.

*Se va a hacer cosas retrógradas*