RSS

Archivo del Autor: Ligia

Cuando uno cree que su propuesta es una gran idea pero realmente no lo es.

Y cuidado, según el mismo diputado, estar en contra de matar le convierte a usted en marero.

 

Un respiro.

Para tener un respiro del ambiente tan desesperante e incierto, recomiéndole leer cinco enemigos acérrimos que formaron amistades inspiradoras (está en inglés, va’pasar a disculpar):

1. Un prisionero de guerra busca a su torturador por 50 años para vengarse…y en lugar de eso, se convierte en su amigo.

2. Padres de luto acechan, luego se vuelven mentores del conductor ebrio que mató a su hijo.

3. Una activista negra por los derechos civiles se hace amiga del miembro del Ku Kux Klan enviado a sabotear su trabajo.

4. Un hombre termina consolando a su secuestrador (y casi asesino) en el lecho de muerte.

5. Sobreviviente del genocidio de Ruanda comienza una organización benéfica con el hombre que le cortó su mano y mató a su hija (De Ruanda puede encontrar muchas historias así, por aquí le manejamos lo que es el genocidio y cómo Ruanda logró superarlo…versus, por ejemplo, Guatemala y El Salvador -_-).

No es para que sienta la obligación de ofrecerle amistad sincera a alguien que le haya hecho mucho daño. Nomás recuerde que ser descortés y grosero es contagioso. Y aquí le dejo una foca:

“Ella empezó a traerme pingüinos y a empujarlos hacia mi cámara. Creo que pensó que la cámara era mi boca, lo cual es el sueño de todo fotógrafo. Esto siguió por cuatro días”.

“Así que resulta que vine a Antártica a fotografiar a este potencialmente sanguinario animal, a que este depredador, este máximo depredador de la Antártica, me cuidara, me criara, y me alimentara por cuatro días seguidos” (aquí las fotos y enlace al video).

(Por supuesto, dentro de tanta ternura, pobrecitos los pingüinos).

 

Aportes desde la confusión.

La Policía masacró en la Finca San Blas:

La Policía afirmó que durante la madrugada del 26 de marzo sus agentes fueron atacados en una finca de San José Villanueva, y que en el “intercambio de disparos” murieron “ocho sujetos miembros de una estructura criminal”. Esa historia es falsa y los hechos reconstruidos por El Faro revelan indicios de ejecuciones sumarias y montajes en la escena de los homicidios.

Pero qué esperar de un país donde sus enfurecidos* ciudadanos honrados (algunos que eventualmente serán víctimas de los abusos institucionales que hoy aplauden) no distinguen entre explicar y exculpar, entre justicia y venganza; y donde se aboga por la sodomía para resolver los problemas sociales:

* Uno está en todo su derecho de enfurecerse por la criminalidad y hacia los criminales, pero…qué diablos, ya lo dije. Este país es la sección de comentarios de Sala Negra.

 

Algo que decir.

“Cuando es verdadera, cuando nace de la necesidad de decir, a la voz humana no hay quien la pare. Si le niegan la boca, ella habla por las manos, o por los ojos, o por los poros, o por donde sea. Porque todos, toditos, tenemos algo que decir a los demás, alguna cosa que merece ser por los demás celebrada o perdonada”.

Eduardo Galeano.

 
Deja un comentario

Publicado por en julio 21, 2015 en Frases

 

La psicología dice.

PsychologySays

“La psicología dice: la gente no necesariamente cambia, sólo se convierte en lo que se supone que deben ser, lo cual viene con crecer”.

1. No veo cómo “convertirse de una cosa en otra” no implica cambiar.

2. ESO NO DICE LA PSICOLOGÍA. No es una disciplina que determine lo que una persona “tiene que ser”, sino que trabaja con probabilidades, como otros de sus amiguitos científicos que no pueden predecir ocurrencia exacta sino probabilidad de ocurrencia.

Este anuncio de interés público fue patrocinado por tests psicológicos La Vaquita.

 
Deja un comentario

Publicado por en julio 17, 2015 en Frases, Imágenes, Jue!, Psicología, Qué ondas aquí

 

Cis, trans, todos.

Hay una nueva palabra en el diccionario de Oxford, aunque la palabra misma ya tiene ratos dando vuelta. Voy ahí: cisgénero: “la designación de una persona cuyo sentido de identidad personal corresponde con el sexo y género que se le asignó al nacer” (si cree que las palabras para designar no importan, vaya aquí).

“¿Es un niño o una niña?”

“Creo que es muy pronto para empezar a imponer roles, ¿no le parece?”

Leía hoy la nota “Como decís que sos hombre, te estamos tratando como hombre“, donde se reporta el reciente arresto y tortura de un activista trans y su pareja, por parte de la Policía Nacional Civil:

“La declaración del policía que se ha mostrado como víctima es que teníamos que estar agradecidos de que le había pasado eso (la golpiza a Álex), porque lo que se hacía ahora era pegarles un tiro y dejarlos en la cuneta”, dice [William] Hernández [de la Asociación Entre Amigos].

[…] el 72.6 % de policías que contestaron el cuestionario cree que la atracción sexual hacia las personas del mismo sexo es una enfermedad mental. El 80 % de policías cree que en cualquier sitio público el dueño tiene derecho a pedirle a una persona LGBTI que se retire debido a su orientación sexual. El 56.5 % piensa que las personas de esta comunidad nunca deberían ser policías. No obstante, solo aproximadamente un 9 % dijo conocer a algún compañero que hubiera golpeado o que hubiera usado excesivamente la fuerza para detener a una persona gay, lesbiana, bisexual o trans.

Por cierto, y tenga en mente esas estadísticas: un día antes del ataque, se instauró el matrimonio igualitario en Estados Unidos. Vi algunas publicaciones como esta, de la pobre gente heterosexual, cisgénero (y con una particular tendencia religiosa, digamos), que se sentía perseguida, reprimida y discriminada por la visibilidad LGBT:

 photo TSEEUU impone.png

Persona que respondió: PREACH!

Aparte “tratar como hombre”, qué asco de mentalidad. Y no dudo que la gente se la cree, un hombre es el que aguanta golpes y eso se puede y debe poner a prueba. N’ambe. Hay que ser gente y tratar a los demás a como tal, y no estar usando la masculinidad como excusa para violentar a nadie. A un hombre no hay que pegarle ni con el pétalo de una rosa.

Lo he dicho varias veces, y lo digo de nuevo: así como usted piensa, así actúa. Por eso no es extraño que el uso de la tortura sea legitimado y aplaudido por el común de la gente…siempre que sea usado en “otros”. Pero, dejando de lado lo cis y los trans, lo hetero y todo lo demás, déjeme traerle a mi amiguita @Huishte, que le señalará algo más que está en una esquina de la nota de El Faro:

Algunos de los finos ciudadanos honrados que comentan en la nota de El Faro (y en otros muchos lugares) creen fervientemente que algunas personas merecen ser maltratadas. Lo bueno es que las pandillas piensan lo mismo. Y la policía piensa lo mismo. Y las columnistas Opus Dei piensan lo mismo. Así que hay que andar con cuidado para ser dignos de respeto de todo el mundo. Qué agradable manera de vivir.

– Yo nunca he hablado de cambio de sexo, porque el sexo está en el cerebro de la persona. Los primeros años de vida, el sexo no se puede cambiar ni con cirugía, ni con hormonas, ni con psicoterapia. Porque si se pudiera, eso es lo que haríamos.

[…]

¿A usted nunca le pareció inmoral ni contra natura?
Creo que lo realmente inmoral es oponerse a que alguien viva mejor, solo porque lo que le pasa no lo entiendo o me molesta. Y respecto a que es contra natura, la primera vez que me lo dijeron no me supe defender, pero luego pensé que casi toda la medicina es contra natura. Todo lo que hacemos, la quimioterapia, las drogas, con todo tratamos de torcerle la mano a la naturaleza. Que más contra natura que un transplante, sacarle un corazón a alguien y ponérselo a otra persona. Para mí, ese argumento no vale. Torcerle la mano al destino es nuestro trabajo. Es toda la medicina.

Guillermo MacMillan. Reportaje “El doctor de los trans”, suplemento Sábado de El Mercurio, 4 de julio de 2015, p. 11.

 

Entorno, voluntad y privilegio.

La semana pasada encontré varias veces el video de una jueza que descubre que el acusado frente a ella fue su compañero de clases en primaria. Es emotivo por el lado del acusado, por su reacción; la jueza, supongo, no tiene mucho margen para demostrar emoción porque está en su puesto de trabajo, así que (spoiler) le desea lo mejor y aconseja brevemente.

Uno podría pensar que esa será una gran lección para el acusado. Que querer es poder. Y sí lo es, pero a veces no lo es todo para darle vuelta a la mala fortuna. Mi chero Zimbardo, mencionado aquí y aquí, decía que, por el entorno en que nació, se le juzgaría con más potencial para convertirse en criminal que en renombrado académico e investigador (quizás de ahí viene su interés por estudiar el poder de la situación, va). Seré alcanzativa pero hasta el color de piel de la jueza y el acusado me hizo imaginar las historias de vida divergentes, aunque coincidieran en algún punto, que desembocaron en ese momento.

Lo menos (más bien, lo primero) que uno puede hacer es estar consciente de sus propios privilegios, por pequeños que parezcan.

 photo lb1.jpg

 photo lb2.jpg

 photo lb3.jpg

 photo lb4.jpg

Fuente de las imágenes (y el original en inglés).

 
 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 65 seguidores