RSS

Padres e hijos.

21 Sep

Estudié por poco más de un año a un grupo de activistas por derechos de los padres y hombres pasando por un divorcio, separación, y peleas por la custodia […] Los activistas por los derechos de las padres están pidiendo cosas que las feministas hace mucho tiempo han pedido a los hombres: mayor involucramiento con sus hijos e hijas, un paso hacia un modelo de paternidad que va más allá del rol de “proveedor”. Todas estas cosas vuelven a los grupos pro derechos de los padres los más políticamente aceptables y reconocidos de la virulenta misoginia que caracteriza los movimientos pro-derechos de los hombres más en general.

En las reuniones semanales a las que asistí, escuché regularmente a hombres luchar contra este estereotipo, queriendo ser más que un “cheque” en las vidas de sus hijos. Y en mi experiencia, los hombres que se rindieron más temprano en sus batallas por la custodia, aquellos que perdieron contacto con sus hijos, o no se presentaron a la corte en la hora estipulada, tenían una cosa en común: la mayoría de ellos tenía hijas. En el grupo que estudié, los hombres con hijos batallaron con exigentes arreglos de custodia y relaciones increíblemente tensas con las madres de sus hijos e hijas. Mi estudio no involucró una muestra de la que pudiera generalizar esta idea. Pero hay una cantidad de estudios académicos sobre cómo los padres en parejas heterosexuales se involucran con sus hijos e hijas, dependiendo del género.

Masculinidad y preferencia por hijos entre hombres heterosexuales (la traducción es mía, oiga).

Esta evidencia anecdótica era apoyada por una serie de investigaciones, el más sólido, que se cita en el artículo, es It’s a boy thing, en The Economist. No se apresure a sentir que se señala sin más con el Dedo Acusatorio Feminazi a los padres. No es un señalamiento individual -si siente que le cala hondo, bien por usted, supongo- sino de una dinámica social compleja que se discute en profundidad en ese artículo.

Gordon Dahl, de la Universidad de California en San Diego, y Enrico Moretti, de la University of California en Berkeley, notaron hace más de una década que los hombres tienen más probabilidades de casarse, y seguir casados, con mujeres que dieron a luz a hijos en lugar de hijas. En un análisis de datos de un censo estadounidense, los investigadores encontraron que los hombres mostraban más inclinación a proponerle matrimonio a sus parejas si descubrían que el bebé en el útero era un niño, y eran menos propensos a divorciarse si el primer hijo era un hijo y no una hija. En el evento de un divorcio, hombres con hijos tenían más probabilidades de tener la custodia [es decir, de solicitar custodia], y las mujeres con hijas tenían menos probabilidades de casarse nuevamente. […] Este efecto puede verse en los datos de hogares a través de numerosos países ricos, que muestran que los hijos adolescentes tienen más probabilidades que las hijas adolescentes de vivir con ambos padres biológicos.

Fuente (y algunos datos destacados del artículo arriba).

En mi feed, tras el segundo artículo que enlacé, venía otro que resultó acorde a lo que acababa de leer. Como he mencionado en otro post, soy moderadamente entusiasta de Keeping Up With The Kardashians y, un poco menos, de sus universos traslapados (por razones que no caben en este paréntesis, pero mire, hace poco volvieron a visibilizar el genocidio armenio), y pues, justo después de leer sobre las preferencias de padres heterosexuales por hijos varones, me apareció esto: Rob Kardashian tiene cero cara de póker cuando descubre cuál es el sexo de su bebé.

Moraleja, si termina navegando en las turbias aguas de la crianza: conózcase a usted mismo y hágase todas las preguntas puntiagudas y espinosas al respecto. Y ojalá este intercambio con usted mismo siga un formato didáctico, como el del segundo video en el post sobre Kardashians (traducción jalvadoreñizada de mi persona):

– Por cierto, ¿vas a tener un niño o una niña? ¿O no sabés todavía?
– No sé todavía.
– ¿Qué te gustaría?
– Un niño. Debés tener un hijo que preserve tu apellido.
– ¿Querés un hijo que preserve tu apellido? ¿Porque este “apellido” va a desaparecer muy pronto? Será mejor que tenga un hijo, Dios no lo permita, quién recordará quién era Kim Kardashian.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: