RSS

Los finos hilos del prejuicio.

13 Jun

En un estudio que hice hace poco*, trabajé con datos provenientes de una muestra británica y de una salvadoreña. Algunos resultados de ese estudio señalaban que el prejuicio contra hombres gay y lesbianas de cada una de las muestras provenía de distintas fuentes. Es decir, dos maneras -similares pero no iguales- de pensar desembocaban en prejuicio; las personas del Reino Unido tendían a la Orientación de dominancia social, mientras que las personas de El Salvador tendían al Autoritarismo de derecha. Me reí mucho con eso. No porque sea ningún descubrimiento, al contrario; lea algunos de los argumentos del Reino Unido para salirse de la Unión Europea, o las reacciones de un salvadoreño promedio ante la violencia cometida contra “otros”, y con algo de entrenamiento, usted podría llegar a la misma conclusión.

Digo esto para dejar en claro que las actitudes de las personas requieren estudiarse con la fineza con que uno inspeccionaría una telaraña. La gente dirá “prejuicio es prejuicio”, pero no es así; fuentes distintas requieren intervenciones distintas. La gente dirá “condenamos la violencia venga de donde venga”, pero no tan rápido, decía Martín-Baró, porque no toda la violencia proviene de la  mismo posición. Las distinciones y los análisis de estos artefactos humanos, que nadie ve pero todos crean y experimentan, se hacen con cuidado, con respeto, con pinzas.

Recordaba esto de hilar fino hoy que vi las portadas de algunos periódicos británicos, donde achacaban el ataque a la discoteca LGBT** en Orlando a la ideología del Estado Islámico. ¿Fue por religión o por homofobia? Oiga, si alguien mata a gente LGBT por ser LGBT, no se haga bolas por gusto. Es homofobia, o, get with the times, cheradaprejuicio sexual (y sí, el prejuicio se asocia con asco). Después puede meterse a todas los rollos interseccionales que quiera, que la religión, que la dominancia social, que el autoritarismo…que la mayoría de víctimas eran de origen latino, etc. Hay una diferencia abismal entre considerar que esta masacre proviene de unos extremistas que viven al otro lado del mundo, o que proviene de la misma incomodidad que sentí cuando vi a dos lesbianas en el anuncio de Digicel.

Recordé esta fineza con la que se deben considerar estas temas cuando alguien tuiteó algo en las líneas de “ya no hagan énfasis en que las víctimas eran gays, eran personas”. NO. Yísuscraist. Primero, como si decir que las víctimas eran gays los hace menos personas. Segundo, no es casual que la masacre fuera en una discoteca LGBT, eso quedó claro. Ese afán de no querer ver género, orientación sexual, raza, “porque todos somos personas” es más intento de ocultar el prejuicio propio que una real ausencia de prejuicio. Llame a las cosas por su nombre. A veces las diferencias son un obstáculo, a veces son esenciales para ajustarnos adecuadamente a la realidad.

No reduzca este tema a un tema de “amor” ni a una necesidad de “tolerancia”. Este es el mes del orgullo LGBT y hay marchas por todo el mundo para celebrar y conmemorar. No es solo “amor”, es identidad, pertenencia, libertad, acceso a servicios, respeto, derechos civiles…un montón de cosas que la gente heterosexual no asocia a su orientación sexual, porque su orientación sexual nunca ha sido argumento para que se las arrebaten. La tolerancia puede llegar a ser simplemente una suspensión temporal del prejuicio, en la que “cualquier desviación sexual es silenciosamente soportada pero aun así resentida”. La tolerancia no es suficiente ante el prejuicio y la discriminación tan ubicua y tan micro, tan fina, tan enraizada en nuestra concepción de lo normal[2].

Finalmente, o principalmente, vaya a leer a Virginia:

El Salvador es un país que ni siquiera trata de ocultar su capacidad de odiar. Odia al aficionado del Alianza, a quien vota por ARENA, al pandillero, a los días nublados, al cristiano evangélico (o al católico); a las nuevas Nucitas (saben a manteca) y al homosexual. Al culero, a la marimacha. El Salvador cree que tiene derecho a odiarnos, pero no sabe muy bien por qué. A veces trato de pensar que es un odio hipotético: quizá le repugne la idea del coito homosexual, pero no necesariamente Mario, el muchacho gay. Eso trato de pensar a veces; incluso agarro valor y persigo al homófobo del foro para que me explique en mi cara por qué piensa que yo no tengo derechos civiles. Luego veo el odio en sus ojos: un odio furibundo que lo consume a él, no a mí. Que le dispara la presión a él, no a mí, porque yo tengo el privilegio de saber que no tengo que aguantarlo. Que su odio es suyo y de su intolerancia, que no tiene nada que ver conmigo. Pero ese es un privilegio.

*****

* Mi primer estudio del doctorado, lolololololol. Estos resultados son más o menos tangenciales a lo que estaba investigando (beislain méshures, que le mientan), lastimosamente, así que no ahondé mucho más en el tema. Por cierto, Si usted fue una de las personas que respondió al cuestionario, muchas gracias. Me hubiera gustado poder hacer público este estudio pero (1) es parte de una investigación más amplia que está en proceso y que, pues, termina siendo propiedad de la universidad, y (2) fracasé. No encontré lo que esperaba encontrar y no es un estudio que “valga la pena” publicar, por un número de razones. Lastimosamente no se nos dieron las cosas en el engramillado pero seguiremos dando el todo por el todo, con la ayuda del profe y de la noble afición. More research is needed, que le mientan, y en esas estoy.

** He visto distintas versiones de este acrónimo, para este post me quedé con la más sencilla. Va’pasar a disculpar.

Relacionado: El orgullo y el asco.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: