RSS

La violencia es elegante, la violencia es un juego.

15 Ene

Naturaleza, Patio de juegos, Padre, Dios, Pintura, Belleza, Amor, Muerte. Supe hace poco de un libro de fotografía, y las imágenes en él caen en estas categorías y otras similares. La siguiente foto es de ese libro, de la categoría “Dios”:

Este libro de fotografía se llama War is Beautiful, “La guerra es hermosa”. Son fotos publicadas por el New York Times, para ilustrar que reportar desde las zonas de guerra puede hacerse con tal exuberancia y elegancia visual que la violencia más cruel se transforma en arte. No es un elogio a la línea editorial del periódico, es una advertencia para quienes se encuentran con esta clase de imágenes. La violencia es elegante, desde el punto de vista de quienes la promueven, a manera de celebrarla y glorificarla. Escoger esta visión es hacer a un lado otra, la que vuelve a la guerra “fea” (léase, las víctimas y lo que experimentan para llegar a serlo).

Recuerde que es la moralidad, y no la falta de ella, lo que sustenta y justifica la violencia. Tenga su propia moralidad en un pedestal y andará por la vida creyendo que no debe ser responsabilizado por nada de lo que hace, aunque lo que hizo fue -siendo amables- un crimen. Reconocido a nivel internacional.

Pero no hay que irse tan lejos. Volvamos a la categoría “Patio de juegos”:

Antes de que ella terminara de comer y pudiera ir a jugar, unos niños grandes, el menor de unos 8 años, comenzaron a jugar con pistolas y dardos de goma, asumo que tipo Nerf o algo así. No pude evitar sentir tristeza al ver a esos niños volteando las mesas para usarlas de trincheras y disparar – sí, porque esos cartuchos de goma golpean fuerte – al otro niño, con una sonrisa casi malévola.

[…] Siguieron jugando, el más grande les decía “no vayan a golpear a la niña”. De pronto un cartucho salió disparado y fue a pegar a otra persona en una mesa, una mesa que estaba incluso en otra habitación. Volteé hacia la madre de los niños, moviendo la cabeza en señal de desaprobación y mirándola con un “¿cómo es posible?”. Al parecer entendió, y les dijo “dejen de jugar, vámonos”.

Sospecho que esas personas son de las que ven los noticieros y dicen “el Gobierno que no hace nada para parar esto”…

Armas, ni de juguete

La violencia puede ser muchas cosas, y puede ser nada, según donde estemos parados. Hay que hacer el esfuerzo de no quedarse parado en el mismo lugar todo el tiempo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: