RSS

La responsabilidad moral de matar.

03 Feb

Así escaparon de la Mara Salvatrucha dos jóvenes soldados:

y yo digo: ‘los agarraría así, pero encapuchado’… quizá les doy una gran talegueada, así como salimos nosotros. Ellos se las desquitan, pues, así como hicieron con nosotros, y lo que nos querían hacer…

Ya. Y si vos los agarrás y después ellos se desquitan agarrándote, y después vos te desquitás, y ellos se vuelven a desquitar y vos te volvés a desquitar…toda la razón en no verle fin al problema de las pandillas.

airt3nzsu0znio6wkdez

Pero al respecto, el gobierno ya le dijo a la policía que disparen sin consecuencias. Las respuestas son irracionales, viscerales. Comprensibles, sí, proviniendo de gente (autoridades y civiles por igual) asustada, hastiada y encolerizada. Comprensible pero inaceptable como respuesta permanente, ineficaz como solución.”Una comprensión superficial por parte de la gente de buena voluntad es más frustrante que la falta absoluta de comprensión de la gente de mala voluntad” (MLK). Ya les dijeron que “el barrio abajo se crea desde arriba” (hhhmmm) y otra chorrada de razones que explican las causas de las pandillas y de fenómenos asociados.

Hay algo más. No basta no vivir en un barrio controlado por pandillas para estar seguro. La ciudadanía, la “gente honrada”, se empeña en imponerse sobre el prójimo. Se empeña en usar la violencia -verbal, física, simbólica- para obtener lo que quiere y para castigar a quien no le deja conseguirlo.

Frenar la violencia requerirá de un extenso y sostenido esfuerzo de educación emocional. Mientras tanto, es necesario volver una y otra vez sobre el tema, señalar las formas que adquiere la violencia, cómo se filtra, cómo se naturaliza, cómo nos anestesia.

El genocidio silencioso

Llámese estar por encima del otro, como dice el artículo “Mejor que vos” (mire, ve, ahí encontrará una versión literal de mi persona en modo “pasando iba”). Llámese esa idea que ha surgido últimamente, que para fines de llevarle el concepto a las masas, se ha denominado el Síndrome “Breaking Bad”.

A primera vista muchos nos inclinaríamos a pensar que ese tipo de personas actúan llevados por sus instintos más bajos y su falta de moral, aunque según una investigación realizada por expertos de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA, por sus siglas en inglés), la respuesta sería precisamente la contraria.

En el libro “Virtuous Violence” (Violencia virtuosa), Alan Page Fiske y Tage Shakti Rai sostienen que la mayoría de actos de violencia nacen fruto del deseo de hacer el bien o lo que cada persona en concreto percibe como lo correcto.

Es lo que en la UCLA han bautizado como el “Síndrome de Breaking Bad“, en referencia la exitosa serie de televisión estadounidense.

La conclusión a la que llegaron es que en la mayoría de los casos, sin importar el contexto social o cultural, cuando alguien comete un acto de violencia física lo hace con el convencimiento de que no sólo es correcto, sino también necesario.

Así, según los investigadores, cuando una persona ataca a otra lo puede hacer motivado por la voluntad de que ese individuo pague por alguna maldad que ha cometido, real o percibida.

También se puede querer enseñar una lección, inculcar obediencia o modificar una relación que el que lleva a cabo ese acto de violencia cree no se puede cambiar de otra manera.

En su libro, Fiske y Rai ponen el ejemplo de personas que maltratan a sus hijos o a sus parejas, quienes erróneamente suelen estar convencidos de que están haciendo lo correcto para situar los vínculos que mantienen con sus víctimas en el lugar que consideran adecuado.

[…]

Fiske cree que la analogía de “Breaking Bad” funciona bien con sus estudio, porque al principio de la serie “el protagonista cree que tiene una responsabilidad moral para con su familia que es más importante que los estándares morales de la sociedad”.

más breve:

También está surgiendo una línea de investigación que ha encontrado que la mayoría de la violencia surge de la moralidad, no de la falta de ella: “a través de las culturas y la historia, generalmente hay un motivo para dañar o matar: las personas son violentas porque sienten que es lo correcto. Se sienten moralmente obligadas a hacerlo” (ver el libro Virtuous Violence).

Aun quien ha tenido la suerte de no ser violentado por miembros de una pandilla, seguro en más de una ocasión se ha sentido violentado por alguien que no lo es. No importa si sigue las reglas de convivencia o no las sigue, las consecuencias de seguirlas o no son inciertas.

Atacar a otra persona, culpabilizar y criticar duramente a otro, todo viene del mismo lugar: el intento de quien hace esto para descargar algunos de sus propios malos sentimientos sobre vos. Al poner el énfasis en vos, y lo que piensan que hiciste mal, pueden alejar el foco de atención de sí mismos y sus propios defectos de carácter. Pero también pueden disminuirte, elevándose a sí mismos a una posición de poder. Y las personas que intentan ganar poder de esta manera – a través de la disminución de los demás – lo hacen porque no se sienten poderosos en sus propias vidas, y la única reconciliación es tratar de controlar a los demás.

Fuente

Comprensible también. La incertidumbre, sobre todo ante algo tan esencial como “volver con vida a su casa”, roba agencia, roba poder. Una persona sin poder puede paralizarse en posición fetal o volverse insufrible y armar un circo (e.g.) tratando de demostrar que no le falta lo que le falta. El Salvador es lo segundo. Y entonces, finalmente, matar está bien. Es necesario, es lo correcto, es lo que hay que hacer. Pregúntele a un pandillero y a un ciudadano común, piensan igual: es lo correcto matar a quien te está jodiendo.

airt3nzsu0znio6wkdez

 

5 Respuestas a “La responsabilidad moral de matar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: