RSS

Yoko, parte V (y última + versión abreviada).

14 Mar

[No tiene que ser fanático de los Beatles, incluso ni siquiera conocer su música, para leer estas entradas. La opinión pública sobre Yoko Ono es una oportunidad de oro para comentar algunas dinámicas de relaciones de género que se observaban (más bien, se ocultaban) en el mundo de los Beatles…y que no eran exclusivas de ellos ni de su tiempo. Eso es lo esencial. Así que lea sin compromiso. Aquí la parte I, II III y IV. Estos textos provienen de este artículo, también dividido en partes. Las itálicas son citas directas de la autora, el resto es resumen/comentario mío]

En la última entrada sobre Yoko y Los Beatles, Just like starting over, se evoca el slogan “todavía encabronado con Yoko”, porque 40 años más tarde, parece que todavía tiene sentido culpar a una mujer de los problemas entre cuatro hombres. En esta entrevista, ella habla de cómo la gente la odió por estar cerca de John Lennon, los insultos que recibió, además de privilegio, feminismo, etc.

Y nunca puede quedar bien con la gente: si ella mantiene sus memorias y sus tesoros para ella, está acaparando a un hombre que supuestamente “perteneció” a todo el mundo (una cuestión que el mismo Lennon resentiría). Cuando las comparte, está siendo codiciosa y hambrienta de atención. Por ejemplo:

A través de nuestro gremio de productores, he logrado tener esas dos canciones […] Tan difíciles de conseguir como el Santo Grial por la sencilla razón de que Yoko las ha tenido secuestradas estos 30 años.

Muchísimo se ha escrito sobre Yoko Ono y John Lennon, algunas son cosas tiernas y otras son cosas inquietantes, pero al final, como suele ser, quienes tienen el panorama completo de una relación de pareja son quienes conforman la pareja. Y también, al final esto no se ha tratado de decir si ella lo hizo todo bien o no. Ha sido más bien intentar hacerle justicia a y reivindicar su participación en uno de los capítulos más destacados de la música, sin poder desligar a ésta como fenómeno sociocultural.

Es interesante y bastante triste ver las reacciones que desató y que continúa desatando la figura de Yoko Ono: sexismo y misoginia, racismo, culpabilización, condena por no conformarse a ciertas estructuras y expectativas sociales. Y esto es relevante porque estos fenómenos siguen siendo experimentados por mujeres que no son Yoko Ono.

Ella es una madre amorosa e increíblemente dedicada a tener su propia vida. Frente a las miradas de desaprobación que seguramente todavía provienen de muchos en el presente, ella declaró públicamente que, aún cuando amaba mucho a Sean, ella lo cargó por nueve meses y ahora el turno de John. Ella cree que el amor es una fuerza profundamente curativa y que aunque la opresión masculina debe ser combatida, hombres y mujeres no son adversarios. Ella es una viuda que ha seguido con su vida, pero todavía ama y extraña terriblemente a su esposo fallecido, 28 años más tarde. 

81 años y con swing.

***

Versión TL;DR de esta serie de posts sobre Yoko Ono y Los Beatles:

Paul McCartney: Yoko Ono no separó a los Beatles.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: