Restos diurnos.

Le ha llevado muchos años a mi inconsciente construir una narrativa paralela a mi vida consciente. Los patrones de mis sueños llegaron a ser una oda al empoderamiento. Pero ocasionalmente pierdo el control que tanto me costó ganar. Esta figura borrosa reaparece. Por meses la soñé lejana y soñé que la ignoraba cuando se cruzaba en mi camino. Ahora invade mi espacio personal, invade mi mundo. Y no puedo defenderme porque se me acerca cuando hay gente alrededor y no quiero armar una escena. Se me acerca con una indolencia apabullante, su sonrisa es una farsa pero no veo en sus ojos el mínimo rastro de conciencia sobre el daño que ha causado.

En algún momento de la velada me llama para apartarme del grupo y preguntarme por mi dirección. Comienzo a recitarla  pero la figura también la recita. Sólo se está asegurando de que es la misma que ya tiene escrita en el brazo. Luego se ríe, algo me dice que se burla porque siempre seré una persona predecible. Sigo aburriéndole. Sigue distorsionando la historia a su conveniencia. Busco a alguien en el recinto que eche a esta figura borrosa a patadas. Hace una eternidad que no es bienvenida aquí.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Imágenes, Jue!. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Restos diurnos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s