Progenitores invisibles.

Esta investigación me recordó a un par de artículos que leí hace un tiempo, que hablaba sobre el impacto negativo, en lo ecónomico y social, de las madres solteras. Y en el nivel del imaginario colectivo, es fácil echarles el muerto a ellas, porque es lo que se ve, y porque ya traemos el chip de juzgar hasta el hartazgo a una mujer por lo que haga y no haga. ¿Por qué no hablar de los hombres que contribuyen a que haya madres solteras? Porque son invisibles, supongo. Hay un aparatoso entramado de machismo y hembrismo que da cuenta de ello, pero todo desemboca, simple y llanamente, en que pueden zafarse de la paternidad. A los que hayan puesto su esperma sin querer reconocer lo que viene después no los hallás fácil; no les cambia el cuerpo, la rutina, la vida.

Narrador: No conozco a mi papá. Digo, lo conozco, pero…se fue cuando yo tenía como seis años. Se casó con esta otra mujer, tuvo otros hijos. Él hace esto como cada seis años, se va a una nueva ciudad y empieza una nueva familia.
Tyler Durden: El maldito está abriendo franquicias.

Las acciones de padres irresponsables dañan la percepción de las madres solteras y sus hijos porque, para parafrasear a Folbre, es fácil para un observador externo pensar que las mujeres con menos escolarización que son abandonadas por sus parejas son abandonadas porque son demasiado tontas para escoger un buen tipo, y que la gente tonta probablemente no debería tener hijos tontos, para comenzar (la buena y clásica eugenesia).

Unmarried fathers abandon families to spare their own delicate feelings.

***

Perdido en la discusión de quien está jodida [la madre soltera] es la identificación de quién está jodiendo. Parece que las madres solteras deben, en algún punto, haber interactuado con hombres que les ayudaron a meterse en el lío en que están […] El embarazo no es una ocurrencia mágica que cae sobre una mujer como si fuera una espinilla. Para que una mujer se quede sola con hijos, en algún punto debió haber habido un hombre que la dejó sola.

Por supuesto, en algunas circunstancias, no tener un pésimo padre cerca puede ser beneficioso para las familias, y no toda ruptura de la pareja es decisión del hombre. Pero una discusión del impacto económico negativo de la maternidad soltera, y el impacto social negativo de niños sin padre, está incompleta sin examinar el rol de los hombres en el sostenido pero dramático aumento de madres solteras en las últimas dos décadas. Si los hombres solteros dejan sus familias fuera del matromonio, ¿por qué las dejan? ¿Adónde van cuando se van? ¿Cuántos de ellos pagan manutención a sus hijos, y cómo este pago afecta su calidad de vida? Si los echan, ¿por qué los echan? Algo debe estar ocurriendo con los hombres que no están ahí.

Why aren’t we talking more about deadbeat dads?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos y lecturas, Azul y blanco, De todos los días, Desastres poco naturales, Fibras delicadas, Frases, Género, Personitas. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Progenitores invisibles.

  1. Pingback: Imponer y culpabilizar como forma de promover la vida. | Qué Joder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s