Abuso sexual y películas de horror.

Encontré el artículo Sex, Death and Slasher Films, en el que muestran un episodio de una serie de Siskel y Ebert, dos reconocidos críticos de cine en Estados Unidos: “lo que es asombroso sobre este episodio es la franqueza con la que estos críticos de cine…articulan un análisis feminista de un grupo de películas de horror. ¿El año? 1980”.

Dejo algunos comentarios que me resonaron mucho. No es un ataque a las películas de horror, como aclaran los dos críticos, sino a una tendencia concreta notable en el género. En el artículo enlazado arriba está la primera mitad del episodio y su transcripción completa.  Ya se mencionó que es un análisis de hace tres décadas, y está centrado en las tendencias de la cartelera estadounidense de ese año y años anteriores (“I spit on your grave” y “last house on the left” -no mencionada en el análisis- tienen remake del 2008 y 2009, respectivamente, pero desconozco si es parte de alguna tendencia actual que no sea la de hacer remakes de cualquier cosa). Aún así, muchos de sus señalamientos no están alejados del presente, y aunque es tentador decir “es sólo una película”, el poder del cine -creo yo, en mi ignorancia sobre tal- reside precisamente en que una película llega a ser más que la historia literal presentada en pantalla.

Hace poco alguien me dijo que entendía a los violadores, porque hay criaturas que se visten provocativamente. Le respondí que eso era un mito, que la mayoría de violaciones son perpetradas por conocidos de la víctima y un porcentaje de los pacientes que he atendido en terapia llegan precisamente por eso, porque alguien “de confianza” los atacó, y la ropa que vestían no tuvo nada que ver. Soy lenta de mollera y eso fue todo lo que pude decir. Bastó para que se quedara callado pero me pareció que era más porque no estaba acostumbrado a que no le dieran un high-five por su lógica (a lo mejor por verme en tenis, jeans y camisa de béisbol de Aerosmith pensó que yo iba a despotricar contra “las que usan tacones y minifaldas”) que porque estuviera reconsiderando sus argumentos.

Su forma de pensar es la que le causó daño a algunas de las personas que he conocido en terapia (y a otros tantos), y eso da una rabia que inflama la duramadre. Pero tampoco es que el tipo fuera un especial copito de nieve, en mayor o menor medida todos estamos en la misma sociedad y él repetía lo que creía saber y lo que le convenía. “Las zorras son las que seducen y yo no tengo control sobre mis impulsos”, y cada persona que crea eso lo va a llevar hasta su propio límite, algunos bastantes conservadores y otros bastantes extremos como que la tal “zorra” tenía once años y fue violada en grupo, incluso analmente y con una botella. Tengo la impresión que mucha gente piensa que violación significa sexo incómodo, y se sigue usando culturalmente como artefacto de humor livianito o como mencionan Siskel y Ebert (o el caso del personaje de Lara Croft: 1 y 2).

Gene Siskel:

Aquí hay algunos ejemplos: está “Prom Night” en la que niñas adolescentes son masacradas en su fiesta de graduación. El anuncio de la película es: “si no estás de regreso a medianoche, no regresarás a casa”. Está “Don’t Go In The House”: un hombre que fue torturado por su madre quema a tres mujeres hasta que mueren y la línea que anuncia la película es “te lo han advertido”. Está “The Howling”, una nueva película sobre una mujer que se va sola de vacaciones y es torturada por los habitantes locales La línea aquí es “Imagina tu peor miedo convertido en realidad” [creo que se equivocó y está hablando de “I spit…; “The Howling” tiene esa frase y también es de terror, con una mujer perseguida, pero es otra historia]. Y está “Terror Train” en la que seis estudiantes universitarias en una fiesta de máscaras en un tren son acosadas por un psicópata…Estoy convencido de que tiene algo que ver con el crecimiento del movimiento de las mujeres en Estados Unidos en la última década. Pienso que estas películas son una especie de respuesta primordial de algunos hombres enfermos que dicen, “regresen a su lugar, mujeres”.

Roger Ebert:

Creo que básicamente tienes razón, Gene. Sabes, después de que pasas sentado hora tras hora ante completa basura, comienzas a preguntarte, ¿qué hicieron estas víctimas femeninas para merecer estos terribles ataques que sufren en estas películas? ¿Cuál fue su crimen? ¿Por qué de repente es temporada de mujeres jóvenes en estas películas? Una cosa que la mayoría de las víctimas tienen en común es que actúan de modo independiente. Estoy de acuerdo contigo en ese punto. Son mujeres liberadas que actúan por su cuenta. Cuando una mujer toma una decisión por sí misma, casi puedes apostar a que pagará con su vida…

…Esa escena [de “Friday the 13th”] demuestra una técnica muy común y probablemente muy significativa que se usa una y otra vez en estas películas. Vemos la escena a través de los ojos del asesino. Nunca viste al conductor en esa última escena. En lugar de eso, viste todo a través de los ojos del conductor. Ahora, en la película tradicional de horror, con frecuencia vemos cosas desde el punto de vista de la víctima pero eso ya no es así. Ahora vemos a través de los ojos del asesino. Es casi como si a la audiencia se le pidiera que se identificara con los atacantes en estas películas y eso realmente me molesta.

Gene Siskel:

Creo que la intención es explotar el ángulo sexual en estas películas. La desnudez siempre es gratuita. Se pone para atraer a la audiencia, y las mujeres que se visten así o simplemente descubren sus cuerpos de alguna manera están pidiendo problemas y merecen el problema en el que se meten, esa es una idea enferma. Aquí hay una inocente turista en “I Spit On Your Grave”, mira lo que le ocurre [escena de la película]… Y en “Friday the 13th” vemos a una joven mujer moviéndose frente a un espejo en el baño mientras es acosada por un asesino con hacha. Es una película que dice, “actúen así, mujeres jóvenes, y están pidiendo problemas”.

Roger Ebert:
Estamos en total acuerdo. Vamos a ver estas películas y casi siento como si no pertenezco en el cine porque el resto de la gente aparentemente asistió por voluntad propia. Están reaccionando y están felices de estar ahí. Me siento como un espía oculto en la oscuridad. Fui a ver “I Spit On Your Grave” y estaba sentado a la par de un hombre de unos 50 años, que le hablaba a la pantalla diciendo, ella realmente lo estaba pidiendo, o viene una escena de violación y dice: “esto se pondrá bueno”. Me sentí repulsivo estando ahí.

…Nuestra intención es sólo reportar estos patrones y advertir a gente desprevenida que puede ir a ver estas películas pensando que simplemente son típicas películas de horror, el tipo que mucha gente solía disfrutar porque hay una diferencia entre buenas películas de miedo y películas que sistemáticamente degradan a la mitad de la raza humana. Hay una diferencia entre películas que son violentas pero entretenidas y películas que son espantosas y despreciables. Hay una diferencia entre una película de horror y un “freak show”. Y un buen ejemplo de ello es el hecho que ambos le dimos una reseña favorable a una película de horror de 1978 que daba mucho miedo, llamada “Halloween”.

Gene Siskel:

La película con la que estamos lidiando no tiene el arte de “Halloween”. Se reducen a una imagen, una perturbadora imagen, una mujer gritando con terror abyecto.

En una lista de pósters de películas que han sido prohibidos, aparece “I spit on your grave“, la versión del 2008:

Finalmente, un poster sobre el que estoy de acuerdo que debió haber sido prohibido. Esta película del 2008 se posicionó como un cuento de empoderamiento femenino sobre una mujer que se venga de aquellos que la violaron brutalmente. Pero la película tenía poco que ver con venganza y es, de hecho, gratuitamente centrada en la violación misma. El que el póster original tratara de excitar a la audiencia con la imagen sexy del trasero de una mujer es adicionalmente repulsivo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos y lecturas, De todos los días, Desastres poco naturales, Fibras delicadas, Género, Memorias y heridas, Personitas, Psicología, Violencia. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Abuso sexual y películas de horror.

  1. Ale dijo:

    Bueno, no me gustan las películas de este género. Muy pocas he visto, ninguna de las referidas. Dos cosas destaco del post:

    1) La conversación es muy lúcida, y va al punto: “Una cosa que la mayoría de las víctimas tienen en común es que actúan de modo independiente. Estoy de acuerdo contigo en ese punto. Son mujeres liberadas que actúan por su cuenta. Cuando una mujer toma una decisión por sí misma, casi puedes apostar a que pagará con su vida…” Así es. Se pretende, a través del cine, promover la arcana idea del “sometimiento al macho”. Basura.

    2) “eso da una rabia que inflama la duramadre”. Aunque el contexto es un asunto muy serio, no puedo evitar que me cause gracia la expresión 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s