¡Por el poder del sustrato neurológico!

Una cantante que adora usar abrigos de piel le dice a los activistas que no le echen harina* al cuerpo y cabeza de zorro que lleva puestos, que usen la harina para hacer pan para los niños hambrientos. BURN. Que no es nada nuevo: “psh, defendiendo animales cuando mejor deberían estar ayudando personas”. El hambre es un estado individual y temporal (se usa “hambre” erróneamente como sinónimo de pobreza, y hasta profesionales tienen esa concepción, lo cual puede incidir en la calidad de sus intervenciones), así que una bolsa de harina no es mayor diferencia, comparada con las estructuras sociales en las que se enmarca este estado. Sobre todo considerando que esta cantante viene de un país donde se calcula que cada año 40% de alimentos en buen estado se tira a la basura, y donde, de hecho, pueden multar por alimentar niños pobres.

Pero eso es tangencial. La idea de fondo es que hay bastantes problemas en nuestra especie como para estar ocupándonos de otras. Diga eso en medio de un grupo con cierta ideología y le aplaudirán, acaso lo tachen de “humanista” por poner en palabras ese fervoroso “hagamos algo por nuestra gente”…aunque decir eso por sí solo es hacer nada. O sí, pues, es hacer algo: es verbalizar su creencia de que otras personas deberían responsabilizarse por temas que a usted -supuestamente- le preocupan sobremanera.

Sí hay demasiados problemas dentro de nuestra especie, pero le causamos igual o más problemas a otras especies. Nomás lea el menú de este sitio, y los submenús dentro de cada uno. Hago lo que puedo por animales humanos, pero también hago lo que puedo por animales no humanos, porque soy miembro de la especie que se pasa cagando en ellos todo el tiempo. Me interesa evitar o revertir el daño aunque sea un poquito, aunque mis acciones sean mínimas (siento que aquí debería operativizar qué hago con mi vida, pero sólo sepa que lo paso bomba).

Y por esto también:

La ausencia de neocórtex no parece ser impedimento para que un organismo experimente estados afectivos. Evidencia convergente indica que los animales no humanos poseen las bases neuroanatómicas, neuroquímicas y neurofisiológicas para estados de conciencia, junto con la capacidad de exhibir comportamientos intencionales. En consecuencia, el peso de la evidencia indica que los humanos no son únicos en la posesión de sustratos neurológicos que generan la conciencia. Animales no humanos, incluyendo a todos los mamíferos y aves, y otras criaturas, incluyendo pulpos, también poseen estos sustratos neurológicos.

Declaración de Cambridge sobre la Conciencia

(Stephen Hawking approves of this).

(Los vegetales no lo poseen, no pierda sueño por quienes escogen basar su dieta en ellos)

Bajo este criterio, podemos ahorrarnos la harina, sí, pero sale más a cuenta ahorrarnos el despellejamiento.

***

* No celebro mucho eso de echar harina a la gente que viste pieles. Pero cuando veo que la gente que maltrata animales por diversión no tiene reparos en maltratar de igual forma a una persona, me parece el menor de dos males.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos y lecturas, De todos los días, Desastres poco naturales, Fibras delicadas, Jue!, Personitas, Psicología, Reino animal, Violencia. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¡Por el poder del sustrato neurológico!

  1. jairtrejo dijo:

    Me recuerda el video de una vaca que vi alguna vez. La puerta de su corral tiene dos pasadores y abre primero uno, y luego el otro, con la lengua. Si un animal puede tener la idea de pasador, y de que hay dos iguales, se merece todo mi respeto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s