Homofobia en una universidad y en un bar de San Salvador.

Número uno:

Así que me acosté en sus piernas y empezó a hacer “piojitos”, o sea, me empezó a rascar la cabeza. Cuando alguien me hace eso caigo dormido. Retomaré. Dormí muy bien y cuando desperté él se inclinó en mi hombro. Cada cierto tiempo nos dábamos un beso. Todo ese rato que fue más de un hora pasamos agarrados de la mano.

Toda la gente nos miraba. Llega un punto en el que ya no sentís rabia ni pena. No sentís nada cuando te juzgan. Es lo mejor. Pero de repente un seguridad del edificio llegó donde nosotros y nos dijo que no podíamos estar así.

No pude detener mi respuesta y le dije: ¿Cómo no podemos estar?

– Así, así como están – insistió.

– ¿Cómo? – le volví a preguntar con frustación. Porque una cosa es que te digan: “No seas así”, y otra cosa es que te digan: “No seas maricón”. Este señor no tenía ni el valor de pronunciar la palabra, porque a lo mejor solo conocía esa y creyó, acertadamente, que nos iba a ofender.

Seguimos así durante unos cuantos segundos hasta que se rindió y nos dijo que iba a llamar al jefe.

Mi amiga no había dicho nada hasta el momento, no le correspondía y creo que fue lo mejor. Era algo que nosotros podíamos manejar.

Cuando llegó el jefe, que por cierto todavía trabaja ahí, sin mediar alguna palabra nos pidió los carnés.

– No pueden besarse así en público, no es decente. Deben irse a otro lugar y denme sus identificaciones  – dijo, sin mirarnos a los ojos.

– Sabe, no es decente que usted venga a llamarnos la atención a nosotros, que estamos solo agarrados de la mano, mientras todas esas parejas heterosexuales están más que “besándose indecentemente” allá abajo.- Dije completamente enojado.

Nuestra amiga, que conocía un poco del reglamente de la universidad dijo.

-Disculpe, no he querido decir nada porque ellos pueden manejarlo, pero usted no les puede pedir las identificaciones por esto.- Dijo con voz firme. Según el reglamento lo que se hace es solo llamar la atención y si se reincide en la falta, entonces es el momento de pedirlas. Si usted se las quita en este momento, yo lo tomaría como un acto de homofobia e iría directamente a poner una queja contra usted en el departamento, dijo con más fuerza y autoridad.

Homofobia en la UCA

 Número dos:

– solo quiero ir al baño, le dije.
– mire, pero ahí puede echar la araña, me contestó mientras señalaba con el dedo el medio jardín donde habíamos estado.
– no creo, aseguré y me di la vuelta.

[…] la cumpleañera fue a hablar con el gerente, quien llegó y me llamó para permitirme por fin la entrada no sin antes advertirme :: vas a entrar, pero te comportás ¿me entendés? :: y yo le contesté que gracias, pero que no entendía por qué la advertencia. :: vos sabés porque te lo digo:: volvió a decir y yo volví a negarlo. -todavía era muy temprano como para haber borrado cassette-.

uno de mis amigos se fue a poner a mi lado para ver qué me decía el sr. gerente de 40 y 20. también se molestó porque además de empujarlo les dijo a todos que no tenía ningún problema con el resto, que el problema era conmigo. la respuesta fue :: nooo, el problema es con todos:: entonces el sr. gerente finalizó con ::entonces, no entran::

en el parqueo si no pude contener el llanto y lo hice, por impotencia, frustración e indignación. no quisiera que nadie, nadie, pero nadie pasara por eso. sobre todo por sus preferencias, creo que en ningún momento le falté el respeto a nadie con agarrarle la mano a mi mejor amigo y jalarlo, ni siquiera íbamos a la par, yo lo traía hacia afuera. y pienso que ese fue el detonante, porque aún no me explicó ni me explicaron qué pudo haber causado tal reacción en el sr. gerente del karaoke 40 y 20.

Eche la araña y te comportás.

 El autor del segundo texto ha hecho una petición para el gerente del karaoke. Aporte con su firma (que no sólo aquí pasa, a una pareja de lesbianas en Kentucky las echaron de un parque por besarse, etc.). No es que una firma garantice un cambio inmediato y sostenido, ya le digo que cuesta modificar los muy core beliefs, pero para empezar a cambiar las cosas hay que visibilizarlas y dar un tirón de orejas a quien corresponde.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en De todos los días, Desastres poco naturales, Fibras delicadas, Frases, Género, Personitas. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Homofobia en una universidad y en un bar de San Salvador.

  1. ibapasando dijo:

    Las Universidades no son parques, son centros de estudio. Eso aplica para heterosexuales, homosexuales, pansexuales, zoofílicos y cualquier cosa que hayan inventado y que no la conozca todavía.

    Entrar a un club nocturno solo para usar el baño a cualquiera lo miran feo, ya me ha pasado. Para eso están las gasolineras o restaurantes de comida rápida.

    Tanto drama para echar la araña.

    • uydiocuarde dijo:

      YO creo que no tenés razón, y creo que estás haciendo lo que hacen todo ”ya aburren con el mismo cuento”. Creo qye hay que respetar las minorías porque todos somos minoría de uno u otro modo y no imponer nuestros criterios como lo estás haciendo tratando de dar por concluido un evento con un argumento tan pobre como ”ya aburren”. Eso no es un argumento, si no tenés un punto de vista fuerte enbtonces no opinés, si no acpetá que hay opiniones y visiones del mundo direfetnes a la tuya, aceptá que una persona pueda sentirse mal por algo. Ya quisiera verte a vos en Europa o en los EEUU y que te discriminent por ser moren@, chaparrit@ y seguramente tener un acentazo al hablar…. y para colmo pobreza de opinión, te dirían ”sudaca, regresate para México”. (Sudaca: alguien del sur, normalmente con razgos indígenas, que hiede a sudor, con poca formación, o formación muy a la antigua que le quita los trabajos a los nativos del país donde va)

      Espero y algún día sepás lo que es rezar een tierra de indios.
      (Si entendiste el refrán y si no, no le hechés tanto drama. Besos)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s