Abogar por la vida.

Hay personas y “personas” (Click en la imagen para ampliar).

La siguiente frase y video se los tomé prestados a Virginia. Al ver la historia de fin a principio, se aprende que podemos (y deberíamos) ser pro-vida con gente ya-nacida:

“Una mujer va presa acusada de homicidio agravado en perjuicio de su hijo no-nacido. Vamos mal, ¿Verdad? El feto muere en labor de parto porque la madre tiene cáncer linfático que la obstetra nunca mencionó. Vamos peor. La mujer es sentenciada a 30 años de cárcel. Peor. Es rural, analfabeta y carga ya con dos partos asistidos en casa ¿Y el acceso a la salud? La mujer muere en prisión dos años después, víctima del cáncer que mató a su hijo y la mandó a la cárcel.

Después dicen que las feministas somos las asesinas”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en De todos los días, Desastres poco naturales, Fibras delicadas, Frases, Género, Personitas, Política, Violencia. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Abogar por la vida.

  1. Ale dijo:

    La humanidad ha recorrido un camino muy largo. A estas alturas, uno cree que tal clase de tragedias debería ser imposible (no improbable, sino imposible). ¿A estas “alturas”? Falta tanto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s