ZCO-bound.

“El Norte” es la referencia por default. Un pasajero me preguntó en aduana, después de quitarnos los zapatos y de decir que qué fuerte la calor, a qué parte de Estados Unidos iba. Está bien, a mí también me pasa. Asumí que la señora y la hija que estaban chequeando antes de mí iban a “El Norte”, pero en mi defensa, era porque sus maletas decían Marylan (revisé las tres maletas que llevaban, por si era un error de dedo…las tres decían Marylan).

La mayoría de mis amistades emigrantes se fueron hacia arriba (según el mapa). Pero abajo (según el mapa) también es un gran trip. Apenas me bajé en Panamá, encontré mi idioma sólo que con más acentos por metro cuadrado. Honestamente, no podía creer todos los cantaditos que estaba escuchando, porque eso sólo lo he visto en televisión. Bien bonito salir del cantón, hom’.

Lo que es Panamá.

La conductista que hay en mí se regocijó al ver que no había puerta 13, de la 12 se saltaba a la 14 (conductas supersticiosas institucionalizadas FTW). El vuelo a Buenos Aires estaba sobrevendido y la aerolínea buscaba pasajeros voluntarios para pasar una noche en un hotel cinco estrellas, todo pagado, más $300. Dijeron el anuncio cuatro veces, a la quinta dijeron lo mismo, sólo que “más $400”. Pensé que me reiría para mis adentros, pero las puertas de la 12 a la 19 (menos la inexistente 13)  estaban llenas de gente que también notaron el cambio del ofrecimiento, y yo nunca había escuchado una risa tan…colectiva. Que no fuera pregrabada, además. Se me borró la sonrisa cuando caí en la cuenta de que el argumento “quiero irme a mi casa”  ha quedado invalidado por tiempo indefinido.

En el vuelo me tocó de compañera de asiento una señora lectora. Eso, digamos, causome beneplácito, porque qué bonito ver a alguien tan clavada en una antología de crónicas colombianas. El beneplácito se esfumó cuando llegó la una de la mañana y ella seguía con la luz encendida mientras yo quería dormirme. Me perdieron una maleta. La luna era una gigantesca uña anaranjada. Tenía una tremenda sequía en el gaznate. Quote Fight Club: if you wake up in a different place at a different time, could you wake up as a different person?

En Mario RPG, Mario Bros. entra a ciudades y se queda en hotelitos; tiene que pagar más por pequeñas comodidades. Heme aquí, pagando más por la comodidad en Mushroom Kingdom. De todos modos, mañana me voy de aquí, después de chiflar el Mario Bros. Theme en la ducha. De todos modos, ahorré anal-retentivamente por años: otórgome el gusto de llevármelas de burguesa por un día para reconfortar mi reciente desarraigo.

Llegué a las 6 am al hotel desde el aeropuerto, y a las 10 am, por más que quise ponerme presentable para la magna institución que me ha tenido fe como estudiante de posgrado, no pude evitar que mis ojos tuvieran un aire marihuanesco por el espantoso cansancio que, a estas horas, me sigue reptando por todo el organismo. Pero eso es también por andar pululando: ya perdí la cuenta de cuántas veces he entrado y salido del hotel hoy, y ya le manejo desde lo que es Lápiz López (aaawww) hasta La Moneda. Tuve además la suerte de encontrarme una taxista buena onda que me llevó a conocer buena parte de Santiago, me dio consejos de autocuido, y hasta se bajó conmigo a los lugares que necesitaba ir, para que no me perdiera y no me vieran la cara de turis-turista. Sobre todo, aprecio que me haya mostrado los edificios que fueron bombardeados en el tiempo de la caída de Allende. Heavy. Le pregunté por los problemas de su país, y son los mismos del mío sólo que…no. Es curiosa tanta distancia y tanta cercanía al mismo tiempo.

Yusei gudbai enaisei jelou. Jelou from Chile.

Me siento molida cual excursionista en el Cerro Verde. Pero un avión más, mañana, y llego.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Imágenes, Jue!, Memorias y heridas, Psicología, Turis-turista. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a ZCO-bound.

  1. Virginia dijo:

    Yo solo pido que no vengaí hablando canta’o nomá’, po.

  2. Gracias por el update, aunque preocupa la falta de fotos de un pan chacarero. Habiamos quedado que iba a ser lo primerito que ibas a hacer, chera.

  3. Creo que está por comprobarse la tesis que la distancia hace que la produccion bloguesca aumente en una relación proporcional. Eso espero.

    Iba a poner unas lineas de “Si el norte fuera el sur” pero estoy seguro que tu cansancio y el respetable no esta para semejantes vayuncadas.

    De fijo, solo te pido que le expliques al primero que te ofrezca una empanada, que aquí en El Salvador, le decimos a otro tipo de comida, así también.

    Y bueno, saludos y cuidate mucho.

  4. Samuel dijo:

    …”un aire marihuanesco”… JAJAJA, que bien que ya caíste. Pásala chévere con todo y ese aire. 🙂

  5. Rodrigo dijo:

    “Molida”… y te faltó agregar, “jeliz”.

  6. Ale dijo:

    Buenísimo saber que ya estás en tierras del sur, ese sur que también existe. Y nada, caminante, se hace camino al andar. Que sea un gran camino, que inicies bien los estudios.

    Mario RPG, jaja. Qué tiempos. Por otro lado, creo que voy a ver Fight Club una vez más en los próximos días. Mi hermana no la ha visto, y es hora de que conozca a Tyler Durden y a su Marla.

    Un abrazo. ¡Éxitos!

  7. Pingback: El cachorro abandonado y el jueves de protesta. | Qué Joder

  8. Pingback: Golpes vicarios. | Qué Joder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s