La hiperbólica batalla entre una revisión de permisos y un allanamiento.

Lo que no hace falta, registrar casas y sitios de trabajo de personas honradas, es lo que se llevó a cabo hace algunos días al intentar meterse a la residencia del ex presidente Calderón Sol. Diecisiete policías sin la orden de un juez tomaron parte en el operativo, un suceso sin precedentes desde hace casi veinte años.

Se nos informa que otras personas fueron igualmente atropelladas, aunque nadie quiere declarar al respecto [¿?].

[….]

Pero de pronto las cosas están de cabeza y en vez de hacer operativos en La Campanera o en el Tutunichapa [Porque después del discurso que se ha manejado por años y años, ya deberíamos estar convencidos de que los delincuentes sólo están en los márgenes de la sociedad], acosan [¿acosan?] a un ex presidente.

Calderón Sol sí, el Tutunichapa no
El Diario de Hoy

Patria sí, comunismo no. Encuentre las 6 diferencias:

David Rivas, Secretario de Comunicaciones de la Presidencia envió un comunicado aclarando los hechos.

Según esta versión el 9 de julio al mediodía, una patrulla del grupo dos de la subdelegación de San Jacinto iba a hacer una supervisión al puesto el ‘manguito’, al costado oriente del parque de pelota Saturnino Bengoa, en de la colonia Las Mercedes de San Salvador.

‘Cuando circulaba (la patrulla) por la calle Los Abetos de la colonia San Francisco, los agentes observaron que se encontraba una persona del sexo masculino vestida de particular parando el tráfico vehicular para que de la casa número 12 saliera un vehículo’, dice el comunicado. A esa persona ‘le observaron un arma de fuego en la cintura, por lo que procedieron ‘reactivamente’ (sic) a verificar la legalidad de dicha arma’.

‘El seguridad —añade el escrito— entró a la casa al notar la presencia policial, por lo que un sargento tocó la puerta para que saliera. Al salir a la acera se identificó como (agente de) seguridad de Calderón Sol y mostró una licencia de portación del arma, vencida desde el 19 de enero pasado’, argumenta el Gobierno.

También se dice que otros tres empleados de seguridad salieron y mostraron sus permisos caducados.

El reporte enfatiza que hasta que los agentes de la PNC estaban en el procedimiento se enteraron de que se trataba del equipo de seguridad de Calderón Sol.

[…]

Hasta el momento muchas de estas personas ‘honorables’ y de la mas rancia aristocracia salvadoreña se han considerado ‘intocables’ por la ley y por eso ahora saltan indignadísimas de que se les trate como a cualquier hijo de vecino, ellos han olvidado que la ley nos coloca a todos al mismo nivel y se sienten amenazados, coartados y acosados cuando ven que no pueden pasar por encima”.

Aclaran caso de “allanamiento” en casa de ex-presidente.
Hunna.org

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos y lecturas, Azul y blanco, Fibras delicadas, Frases, Gobierno, Periódicos y noticieros, Personitas, Política. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La hiperbólica batalla entre una revisión de permisos y un allanamiento.

  1. D.O. dijo:

    La verdad hay muchos calificativos para los areneros: corruptos, ladrones, mentirosos, vende-patrias, pero “honrado” definitivamente no, especialmente si hablamos de uno de sus ex-presidentes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s