Esta va por #Romero y por quienes aún no lo entienden.

Probablemente no vendría a escribir estas líneas si no estuviera profundamente impresionada por el mensaje de Romero, y por la coherencia y humanidad de sus palabras y sus actos ante un entorno letalmente hostil. Por el número de personas que han asistido a los eventos, escrito en blogs o en Twitter, etc., asumo que no soy la única que ha recibido el golpe. Porque es un golpe; para quien escucha con atención y voltea a verse a sí mismo y a su alrededor, lo es.

Por supuesto, una conmemoración como la de hoy trae mucho conflicto. Entiendo perfectamente a quienes, por una u otra razón, prefieren mantenerse al margen de este tema, y lamento que se hayan visto bombardeados; espero que sepan entender que para mucha gente hoy ha sido un día de fiesta (y no de muerte, como quiso convertirse hace 30 años), un día de fe. Por otro lado, me cuesta un poco más entender a quienes, desde su margen, insisten en minimizar y desdeñar a quienes sí queremos conmemorar, sobre todo con un desdén que más que con argumentos, se sustenta con ofensas.

No hay que temerle a la politización. Hay que hacer la distinción, como hace una bloguera mencionada en la lista siguiente, entre politización y propaganda (y por supuesto, partidización). De la segunda también hay mucha, sin lugar dudas; la hubo en la procesión de este día, por ejemplo, y para más joder, actos de vandalismo se han cometido en nombre de Romero. Y sí, me avergüenza mucho eso.  Pero politización…desde que se trae algo a la palestra pública, es político (Cual grupo de Facebook: yo también creo que Jesús hubiera vivido una vida más larga si no se hubiera metido en política, pero ahí está que justo vino al mundo para meterse con el status quo). Y en ese ámbito, la lucha es visibilizar las cosas y llamarlas por su nombre. Hoy alguien me decía “las circunstancias lo hicieron ‘mártir del pueblo’“…pero eso que ella llama “circunstancias” fueron en realidad órdenes de asesinato, dadas y ejecutadas por nombres y hombres ya conocidos. No fue un hecho casual. Y aquí conocer la historia, la de Romero, la de D’abuisson, la de nuestro país, es fundamental.

La celebración de la figura de Romero se ha confundido fácilmente con idolatría. Tristemente hay personas que así vivirán la fecha, pero digo sin temor a equivocarme que muchos de nosotros pasamos de eso. Él fue un hombre común, sí; no fue sin-pecado-concebido, pudo viajar, estudiar, se codeó con la oligarquía por mucho tiempo…y de repente la vida se le vino encima, y, como decía Dagoberto Gutierrez, en un momento en que no sólo tenía poder; tenía autoridad. Y puso sus herramientas al servicio de la gente. Y sí, no sólo él, sino miiiiles de personas murieron en el conflicto armado. Recordar a Romero es recordar a estas víctimas, porque él abogaba por ellas.

Dejé de ir a misa en buena medida porque me quedaba la sensación de que algunos curas leen mucho la Biblia pero no leen los diarios. Yo necesito saber que Dios está escuchando, que entiende lo que está pasando aquí abajo, y sobre todo, que le importa. Aunque en el día a día obtener justicia  sea cuesta-arriba. Recibir un perdón a los 30 años de haber sufrido un crimen es frustrante…pero también tiene algo de esperanzador.

Dejo los enlace a algunas de las entradas sobre Monseñor Romero que encontré este día, y cuya lectura me parece sumamente recomendable. A la par de cada enlace, retomo un fragmento del autor o autora.

San Romero de América (Tragaluz – RAO): Mi familia materna apreciaba mucho al joven Romero, un tanto por ser compañero de estudios de mi tío Alberto y otro tanto y más –según supe después- por su sencillez, humildad y alta calidad humana, verdaderos síntomas de su vocación religiosa. Recuerdo la preocupación de ambas familias, expresada por mi madre, debido a las noticias trágicas sobre la Segunda Guerra Mundial, en los sectores de Italia y el Mar Mediterráneo. Sin embargo, después de superar muchos peligros e inconvenientes, el retorno de los jóvenes sacerdotes a El Salvador fue una realidad. Casi simultáneamente, un día los padrecitos Romero y Luna oficiaron su primera misa, cada quien en su solar natal.

Así matamos a Monseñor Romero (El Faro): 30 años después, [Álvaro Saravia] y otros de los involucrados reconstruyen aquellos días de tráfico de armas, de cocaína y de secuestros. Caído en desgracia, Saravia ha sido repartidor de pizzas, vendedor de carros usados y lavador de narcodinero. Ahora arde en el infierno que ayudó a prender aquellos días cuando matar “comunistas” era un deporte.

Romero esperando abril (Nunca falta alguien que sobre – Ana): La Iglesia San Pedro Mártir está llena de mexicanos. Y sin embargo hay una comunidad de base que se llama “Monseñor Oscar Arnulfo Romero”.  A treinta años y por los menos un par de miles de kilómetros de distancia, ahí está Romero.

Porque en Twitter se habla mucha estupidez (Delirium Tremens – Virginia): “Un mi” ex, maestro de Ciencias Políticas, lloraba de la risa cuando alguien decía “están politizando la situación”. Después de cinco minutos de sonoras carcajadas se secaba las lágrimas y replicaba “somos animales sociales, claro que todo es político.” La gente suele confundir los conceptos “política” y “propaganda” con pasmosa facilidad…

Treinta años de martirio (Quo vadis? – Mario): Está claro que su legado y el sacrificio que llevó a cabo le generó el suficiente caudal para estar incluso entre los 10 personajes que están en la Abadía de Westminster, los mártires del siglo XX. De todas formas, no creo que lo hiciera por lo que dijeran de él, pues veía y sentía el dolor de su pueblo y eso le bastó para martirizarse por los sin voz, como él les llamaba.

De Monseñor Romero y algunas cuestiones de hoy de nuestra patria (Alta hora de la noche – Víctor): ¿Quien es este hombre del que hoy se habla tanto? ¿Qué tendría que decirnos a nosotros estos días? […] La iglesia tiene el derecho y la obligación de promunciarse también sobre el mismo orden político cuando lo exijan los derechos fundamentales de la persona o la salvación de las almas, utilizando todos y solo aquellos medios que sean conformes al evangelio y convengan al bien de todos, según la diversidad de los tiempos y circunstancias.

#Romero (Alter ego! – El Sum): Para denunciar, cuando tenés encima el sistema entero, los grupos de poder están resentidos con vos y cuando pesan amenazas de muerte en tu contra… eso es tener huevos. Él tuvo una vida ejemplar al ser portavos de un pueblo con miedo, con hambre, reprimido. Repito: ubiquese en los 80´s y finales de los 70’s. Hay que ser valiente para denunciar atropellos, para decir claramente que había injusticia social, denunciar torturas y desapariciones, condenar asesinatos.

Metamorfosis de un pastor (Damr.net – RQ): La intención de poner estos pequeños fragmentos de la vida de Msr. Romero fue mostrarles como evolucionó a medida que la realidad lo cacheteaba y el pueblo lo bautizaba […] Actualmente se escucha su nombre con más fuerza luego de 30 años de mutismo estatal y eclesiástico.  Me revuelve el estómago escuchar demagogos citar su nombre  o que ciertos sectores lo utilicen como caballito de batalla para ganarse al pueblo. Me desagrada que nuestro actual Presidente lo utilice como guía espiritual de su gobierno, pero a la hora de los “quiubos” no es consistente. (walk the talk Mr. President!!).

Los nuevos “amigos” de Monseñor Romero (El Trompudo – Atlacatl): Te aseguro que el día de mañana se “venderán” más lágrimas de cocodrilo alrededor del recuerdo y memoria del santo, que en cualquier otra época del pasado salvadoreño. Ojalá que esta adhesión a Romero por parte de estos sectores, sea un símbolo de conversión real y no sólo un mecanismo de ganar réditos políticos.

Monseñor Romero: retazos de la historia (¡Que Role! – Colectivo Que Role): Audio de diferentes intervenciones de Monseñor Romero.

Pido castigo (Salvemos a mi pueblo – Fenix): Poema “pido castigo”, y enlace al reportaje de El Faro y al Informe de la Comisión de la Verdad de 1993.

Romero – 30 años (Portafolio Fotográfico – William López): Fotografía, “El Clamor de un Pueblo. Conmemoración del 30 Aniversario de la muerte de Monseñor Romero”.

Derecha Romero Izquierda (Not like it matters – Menochez): Quien llora por la ‘politización’ de la figura, NO SABE que Mons. Romero tuvo que tomar una posición en la sociedad Salvadoreña cuando supo de primera mano que quienes lo invitaban a bautizos e inauguraciones eran los mismos que daban las órdenes de matar y torturar a la gente a quien él se dirigía en sus sermones.

Monseñor Arnulfo Romero vive en el pueblo salvadoreño (Hunnapuh – Hunnapuh): Ver a tantos jóvenes sumarse a la peregrinación es motivo de alegría para nosotros y es motivo para que renovemos la fé en tantos muchachos y muchachas que son llamados a conformar y a construir un nuevo país.

“Monseñor Romero perdonó a Roberto (D’abuisson), no lo dudo”, dijo su hermana Marissa (Contrapunto)¿Cuál de los mensajes de Monseñor Romero le marcó la vida a usted? Para mí haber escuchado a Monseñor domingo a domingo me marcó muchísimo. Esa valentía y ese compromiso sin ambigüedades que lo hizo tomar partido como lo hizo el mismo Jesús, partido con los pobres y marginados. Jesús fue parcial y Monseñor también, fue parcial a favor de los pobres. Eso me marcó.

30 años (Jacintario – Jacinta Escudos): Esta semana, luego del artículo de Dada, del coloquio de ayer y de todas las emociones que ha revuelto toda la información que ha salido a luz, me ha quedado la certeza y el convencimiento de que el rescate de la memoria histórica debe realizarse a partir de la sociedad civil. Que es nuestro deber hacerlo. Que ya basta de estar esperando que otros (el gobierno u otras organizaciones) lo hagan por nosotros.

El Salvador pide perdón por asesinato de Arzobispo Oscar Romero (Contrapunto): “En nombre del Estado Salvadoreño, como presidente de la República, reconozco que el entonces Arzobispo de El Salvador, Óscar Arnulfo Romero Galdámez, el 24 de marzo de 1980, fue víctima de la violencia ilegal que perpetró un escuadrón de la muerte”, dijo Funes ante una auditorio en el que se encontraba la familia de la víctima, así como religiosos de varias congregaciones.

Notas Sobre Monseñor Romero (Hunnapuh – Betotronic): Biografía y apuntes sobre Monseñor Oscar Arnulfo Romero.

Este pueblo aprenderá a sonreir (Camino a la felicidad – Gero): aparte de su opción preferencial por los pobres y un apoyo a estos del que los medios nunca publicaban nada, Romero dio dos cosas muy importantes: una voz a un pueblo reprimido y esperanza, lo que permitió a nuestra gente sostenerse durante el conflicto armado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos y lecturas, Azul y blanco, Enlaces, Fibras delicadas, Frases, Memorias y heridas, Personitas, Política, Religión, Violencia. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Esta va por #Romero y por quienes aún no lo entienden.

  1. menochez dijo:

    Gracias por tu mención de mi blog. Me pareció muy interesante encontrar tantos posts buenos en tu lista.
    Buen trabajo!

  2. Hunnapuh dijo:

    Lo importante es que ustedes como nuevas generaciones, asumen con responsabilidad y continúan este proceso de reconciliación con nuestra propia vergüenza histórica y se siente en el ambiente una mayor madurez al momento de tocar estos temas; ahora, siempre habrá quienes lo embadurnen de todo ideología, pero para mi consuelo, no son mayoría.

  3. Alejandro dijo:

    Era tan ignorante sobre este gran personaje de tu país. Aún lo soy, aún lo soy en magnitud intolerable. Pero la lectura de tu post, de tres posts a los que referencias, y algunas indagaciones particulares sobre Romero y D’Aubuisson me han traído algo de luz sobre tu país. Y me han permitido confirmar que la historia de nuestros países en esencia suele ser la misma, con algunas variaciones justificables.

    Excelso. Gracias.

  4. Pingback: Monseñor Romero: 31 años de un crimen impune « Tiene Que ser Susto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s