Por qué Día de la Mujer y por qué no Día del Hombre.

Aunque aprecio mucho el Día de la Mujer, tenía algunas preguntas sobre esta conmemoración. Aquí hay una pequeña reseña histórica, pero mis dudas iban más por el lado experiencial y cotidiano. Yo tenía mis propias respuestas, pero para aclararlas mejor, le pregunté a mi hermana, una gran mujer que sabe de estas cosas. Esto es el resumen de lo que hablamos, y regocíjome, porque yo no andaba tan perdida (seadeque es porque leo, y como dice Virginia, “leer es importante. Reafirma uno muchas cosas”).

I. ¿Para qué el Día de la Mujer?

Mi primera duda era si realmente venía al caso felicitar a las mujeres por el Día de la Mujer. Me parecía el equivalente a felicitar a una persona con discapacidad el 3 de diciembre (¿”¡felicidades por ser una persona con discapacidad!”?) o a las personas negras (Black History Month) o a las de la tercera edad en enero.

Ella me respondió que es válida la felicitación, pero sin perder de vista por qué. El Día de la Mujer se considera un acto de “discriminación positiva”, término también conocido como Acción Afirmativa. No es una fecha antojadiza, y no se conmemora la condición de ser mujer en sí. Hay un justificación histórica para ello; al igual que las personas con discapacidad, negras y de la tercera edad, los prejuicios y la discriminación por nuestra condición de mujer han sido atroces a lo largo del tiempo.

Estos prejuicios [pensamiento] y discriminación [acciones] los noto personalmente en mi lucha diaria por salvaguardar mi espacio personal. En el país el respeto por los límites del cuerpo femenino es una mierda (aunque este tema requiere un post aparte). Esta entrada habla sobre eso:

las mujeres tenemos que enfrentar otro tipo de situaciones que si bien no nos despojan de nuestras pertenencias ni ponen al filo de la navaja nuestra vida lo cierto es que nos dejan la marca del ultraje y la sensación de haber sido abusadas y de una manera que si es leída correctamente no dista mucho de una auténtica violación al cuerpo y a la moral […] pienso en esos hombres que se suben a un bus para aprovechar lo estrecho de los pasillos para excitarse mediante el roce con las mujeres que también van como pasajeras.

No somos juguetes sexuales, abajo del bus los abusivos por la dignidad de las mujeres. No más manchas a nuestra dignidad. No nos hagamos a un lado: OCUPEMOS NUESTRO ESPACIO.

A mí no me han tocado, pero todavía me da algo de asco cuando me acuerdo de un maitro que se me pegó a la oreja y comenzó a describirme un acto de sexo oral. Por un breve momento, soy del montón que desearía tener un arma cuando noto que un desconocido me está tomando fotos con su celular. Me da verga escuchar que me cuentean desde un carro y al final me gritan “puta” porque nunca volteo. O cuando dicen cosas y se burlan de mí. Y no he llegado a comprender cuál es la gana de algunos extraños de quedárseme viendo…¿tengo que sentirme halagada? ¿tengo que sentirme con miedo porque eso indica que podés hacerme cosas peores?

Y hay otras cosas molestas, muy pequeñas y que a lo mejor parecen sin importancia, pero a la larga son pre-juicios y los juicios que hacemos nos llevan a actuar de una manera u otra: que estoy de malas porque estoy en mi periodo (porque nunca, nada del mundo exterior debe o puede hacerme enojar, simplemente mi sistema hormonal es defectuoso…en comparación al tuyo); que quiero hijos, que el cúlmen de mi autorrealización será el día de mi boda (francamente: qué hueva), que yo creo que estoy gorda (nel, hace mucho tiempo me di cuenta que el problema no es mi cuerpo, si no los estándares de mi entorno), etc. Entiendo que el estereotipo tiene algo de realidad, en unas personas más que otras. Pero tampoco es algo universal.

Así que, ¿para qué el Día de la Mujer? Para llamar la atención sobre esta y otras problemáticas mucho más graves. Y para reafirmar que, a pesar de las consecuencias,  las mujeres hemos luchado y nuestro papel en la historia, más que pasivo, ha sido invisibilizado o disminuido. If she’s real, we say she’s trying to be a man; While putting her down we pretend that she is above us / We tell her home is the only place she would be; Then we complain that she’s too unworldly to be our friend / While telling her not to be so smart we put her down for being so dumb (Woman is the nigger of the worldJohn Lennon).

II. ¿Y por qué no el Día del Hombre?

En línea con lo que dije anteriormente: ¿para qué habría un Día de la Persona sin Discapacidad? ¿Para qué habría un día del Adulto? ¿Para qué habría un Día de las Personas Blancas (en términos étnicos, más allá del color de piel, porque prietez y chelitud hay bastante en El Salvador)? ¿Para qué un día de la Persona Heterosexual? ¿Para qué, si estas condiciones son el “dato por default”? La diferencia se jerarquiza y a la cabeza de la jerarquía se encuentra ese dato. Sus logros -nada despreciables- se ven todos los días, y muchas veces estos logros son a costa de quienes se desvían de esa condición. Su protagonismo es cotidiano y socialmente es mucho más valorado.

Con todo y eso, no me molestaría que hubiera un Día del Hombre. Mis referentes masculinos son geniales, y sé que por uno que me violenta, hay otro que siempre está en solidaridad conmigo, y a estos últimos nunca me voy a cansar de reconocerlos. Y sé que también les toca pesado: que se les adjudica el rol de proveedor único, que les niegan el derecho a expresar sus sentimientos (informo a la opinión pública: los hombres también poseen sistema límbico), que automáticamente se les considera violentadores, se les niega con más facilidad la custodia de los hijos…y otra serie de cosas que a la larga les deja su cuota de cargas psicosociales algo jodidas.

Le pregunté a mi hermana, ¿por qué no hay un Día del Hombre? “Porque no lo han pedido“. Así de sencillo. Y no se refiere a pedirlo en status de Facebook (por favor, no más Fan Pages!!!) ni a hacer hashtag en Twitter, eso cualquiera lo hace y difícilmente modificará calendarios. Entre las mujeres, hubo un fuerte proceso organizativo y un respaldo histórico a su propuesta. Los hombres pueden hacer lo mismo, pero obviamente no es un proceso fácil ni de resultados inmediatos.

Sobre todo, si es de corazón, es una propuesta que debe dejar de aparecer sólo el Día de la Mujer. No oigo clamores por el Día del Hombre el resto del año por lo que me parece más una actitud reaccionaria que una verdadera convicción. Pero a fin de cuentas, es feo eso de que te ninguneen por ser lo que sos, ¿no?

Entonces, que esta fecha sirva para reconocer el aporte de las mujeres. Que nos recuerde que hay una igualdad y una diferencia simultánea (cual experimento del gato de Schrödinger) entre hombres y mujeres, y los elementos en los que discrepamos no son razón para violentar a quien es diferente; aquí hay una frase, a propósito. Las oportunidades deben ser iguales para hombres, mujeres y personas que se parezcan a Skeletor.

***

Relacionado:
Día de La Mujer (Hunna.org)
¿Es válido decir felicidades en el Día de la Mujer? (Alta Hora de la Noche)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos y lecturas, De todos los días, Fibras delicadas, Frases, Género, Jue!, Memorias y heridas, Personitas, Psicología, Violencia. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Por qué Día de la Mujer y por qué no Día del Hombre.

  1. Hey felicidades (conste no por ser “día de la mujer” jeje) por tu Blog es muy interesante las cosas que expones, ahorita solo he leído este post, pero te aseguro leo los demas.

  2. genius dijo:

    Principalmente te admiro, nunca está de más decirlo, vos sos un referente en muchas cosas para mi, y me siento feliz y orgulloso de conocerte, de que hayas sido mi instructora porque aprendí mucho de vos, y sigo aprendiendo a la distancia. Gracias por ser, la persona que sos.

    Ahora bien tu post tiene mucha razón, a lo largo de la historia las mujeres han sido minimizadas en todos los planos, y se les ha negado todo de todo. Este día no debe ser la típica celebración con misivas constantes de “feliz día”, sino debe ser un día para reafirmar el compromiso de darle a la mujer, por sus capacidades y sus aportes, el lugar que se merece.

  3. Pingback: Día de la mujer | Hunnapuh – Comentarios

  4. Aniuxa dijo:

    La verdad que el día es importante, pero ush… cómo es posible que el consumismo haya llegado a bloquear la importancia. A que te den felicitaciones… peor. Es una cosa de revindicación, de decir hay inequidad, reconocerla y tratar de cambiarla. Reflexionar. La humanidad necesita hacerlo. Crear días especiales que nos recuerden la poca humanidad que a veces nos caracteriza. Olvidar no es nunca la solución. Saludos.

  5. Gero dijo:

    Leí por ahí que este, más que ser un día de celebración, es un día de conmemoración. Es un día para promocionar y culturizar a los muchos ignorantes que existimos, para hacer conciencia y reflexionar. Espero que algún día exista igualdad real: entre hombres y mujeres, entre personas discapacitadas y de la raza negra, entre los adultos que los que se parecen a Skeletor…
    Saludos!

  6. Clau dijo:

    Yo tenía mis roñas con el día…las razones parecen convincentes. Te cité en mi post por si acaso =)

  7. Rebeca dijo:

    Tu post me ha dejado con un sentimiento de wow!…. me pregunto si existirá? jajajaja…. Pero felicitaciones por el post, me ha gustado muchisimo y definitivamente la felicitación no debe ser por el mero hecho de tener ovarios, creo que tambien el “día de la mujer” debe ser tomado como un reto de lo que podemos ser capaces de hacer y alcanzar. Como mencionas durante siglos las mujeres fueron vistas como menos/inferiores, y en la actualidad hay organizaciones que velan por los derechos de la mujer, hay muchas… incluso la inmensa mayoría de féminas, aun no esta consiente de lo que son, seres humanos como todos los que habitamos este planeta, ¿eso ya debería de contar no?
    Gracias por este post, y ojala este tan “aclamado”, “mencionado”, “politicamente difundido” día sirva de reflexión y reto a las mujeres en general. =)

  8. Virginia dijo:

    Gracias por no ser estereotipo, Ligia.

  9. Alejandro dijo:

    Como resulta habitual, excelente post. Me pregunto, ¿por qué siempre la necesidad del énfasis? Día de la mujer, día del hombre, día de ésto y de aquello. ¿Para recordarnos algo que no deberíamos olvidar en ningún momento? Estamos mal si nos olvidamos de cosas tan esenciales como la dignidad femenina.

    En relación con esos tipos abusadores… qué asco. Y si algún hombre manifiesta una conducta de hombre real, contraria a la de estos enfermos y fracasados, entonces de inmediato recibe la etiqueta de homosexual, o cuando menos, bobo. Qué asco los tipejos éstos.

  10. el-Visitador dijo:

    ¡Bastante bien el apunte! Poco a poco limpiando las telarañas de los mitos adolescentes que impone una cultura enferma y débil, claramente.

    En particular, el reconocimiento —aunque sea fugaz el momento de lucidez— de que de una persona con las herramientas para defenderse no tiene porqué ser una víctima.

    Pero también la idea central: que los simbolismos conmemorativos y otras mitologías sociales son apenas el opio de una mentalidad holgazana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s