Señale el reforzamiento negativo y gane un premio.

Llevo dos semanas sin leer periódicos y estuve viviendo a una cuadra de El Garrobo Carnavalero, durmiendo sin sábanas en una terraza. Mi estancia coincidió con el carnaval, y la experiencia vini, vidi, valí verga nos cambia: si antes, en mi ignorancia, decía  “ni a verga voy a meterme ahí”, hoy digo, con toda propiedad, “ni a verga vuelvo a meterme ahí”. Al día siguiente, me encontré dentro del libro Cuentos de Cipotes. Lo supe cuando la niña me pidió que jugáramos otragüelta. Apues, le dije yo, haciendo así.

No hay forma más efectiva de aprender sobre la gente que hablar con ella. Me encantó sobre todo el segundo grupo, el de adultos; mucho esfuerzo podés hacer por distanciarte, por mostrar un acuerdo cognitivo, por decir que son otros los que lo hacen. Pero se sale; date una hora y aparecen los primeros lapsus linguae como reina en carroza. El Ello empuja, al Ello le gusta el mundo exterior (como comprobé en el carnaval). Para qué sacarle la verdad a la gente, preguntan. Yo no le saqué nada, no me pongás esa prejuiciosa cara de terror como si estás en la Matrix y todo lo que yo veo de vos son líneas verdes. Se llama diagnóstico. Lo hacés cuando algo anda mal. No llevé los seminarios Telepatía I y II, así que hago el procedimiento a pie. Hago lo que hice para llegar a la casa comunal que está allá por la 5a Iglesia Adventista cruzando la quebrada: pregunto.

Es de mi atención el hecho de que responder “psicología” cuando preguntan qué estudié implica recibir una mirada de pavor o un desahogo confianzudo,  ambos comportamientos incongruentes con mi verdadero quehacer. De ahora en adelante, será mejor responder “órtesis y prótesis”, tal vez así no chingan.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Jue!, Psicología. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Señale el reforzamiento negativo y gane un premio.

  1. Rocio dijo:

    jejeje.
    Mi hermana es psicóloga y mi cuñado también. Entiendo esa parte, cuando te preguntan qué estudiaste, esas caras.

  2. Aldebarán dijo:

    Con lo de los seminarios de telepatía, me interesan. Conozco muchas personas que te piden cosas con la típica actitud de “adivine lo que quiero y luego me lo trae ya listo, sin errores y a tiempo”

  3. hunnapuh dijo:

    No hay forma más efectiva de aprender sobre la gente que hablar con ella.

    En realidad aprenderás tan solo, una parte, las otras: Trabajar con ella, vivir con ella, sufrir con ella.

    Y aún despues de todo eso no habrás aprendido lo suficiente de la otra persona. Eso es lo realmente mágico del asunto: Siempre hay mas.

  4. Clau dijo:

    Y cómo fue la cara de tus papás cuando les dijiste que ibas a estudiar eso? no te dijeron “que de eso no ibas a comer aquí”??

  5. JC dijo:

    Hola Ligia:

    Te he dejado un premio en mi blog, puedes pasar a recogerlo si gustas.

    Estás liberada del seguimiento de la cadena.

    Saludos

    JC

  6. Ligia dijo:

    Clau: nada, se alegraron un montón. Mi núcleo familiar tiene una curiosa inclinación hacia las ciencias sociales y humanidades.

    Hunna: ciertamente. Excusá mi acto fallido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s