El mes cínico.

Este es el mes de las donas al dos por uno, y el mes en el que recordamos con particular emotividad que día a día debemos dar lo mejor de nosotros mismos para poner en alto el nombre de nuestro bello país: El Salvador (nótese la estrategia de los dos puntos).

Patría mínima
Roberto Turcios.

La conciencia cívica salvadoreña no es sólida, aunque los discursos habituales en este mes sostienen lo contrario, y lo hacen con un ardor envidiable. Incluso el contenido de los segundos, a menudo intolerante, puede tomarse como prueba de nuestra fragilidad cívica.

El reciente acuerdo que reforma la Ley de Símbolos Patrios vendrá a ser una indicación de las contradicciones que acosan el perfil patriótico nacional. Según la decisión de los diputados se organizaron desfiles escolares con asistencia obligatoria de los maestros. De modo que a estas alturas debe establecerse la obligatoriedad expresa de las mujeres y los hombres dedicados a la enseñanza para lograr su asistencia. “Patriotismo es impuesto a docentes estatales”, fue el titular de la información en este periódico.

Uno podrá suponer que cuando estamos al borde del segundo siglo de la patria y con década y media de los Acuerdos de Paz, al menos en los maestros existe suficiente conciencia para desempeñarse como líderes de las conmemoraciones cívicas. No es así, dicen los diputados, es necesaria la obligación. Por otro lado, es probable que ya existan normativas sobre el comportamiento profesional docente. De hecho, en otras ocasiones el Ministerio de Educación ha emitido circulares sobre la forma de organizar los eventos de septiembre.

No es este un asunto secundario. En la actitud cívica, en la memoria colectiva, están algunas de las bases de la cohesión social, o de la fragmentación. Tenemos indicios relevantes de lo segundo; por ejemplo, la violencia, la intolerancia y los prejuicios políticos. Por algo será que los debates partidarios son notables por las referencias históricas; pero por el mínimo lugar que ocupan. Durante este mes se pasa al otro extremo, a la producción abundante, con alusiones al destino grandioso de la patria. Sin embargo, si se quitan los lugares comunes, queda poca sustancia.

En estas celebraciones tiende a darse un aprovechamiento típico del autoritarismo. Se proclama un destino unilateral de la patria: un lugar es de los elegidos, los seguidores del discurso oficial; otro, de los condenados, los partidarios de la oposición. Ese fue el estilo dominante en los largos años autoritarios. El jefe hablaba de una patria tan unánime como inexistente, ocupaba la conmemoración como trinchera y desde allí lanzaba condenas y absoluciones. Por esa vía, precisamente, se destruyó una parte de la conciencia cívica procedente de dos legados principales, entre otros. Uno que venía de los tiempos fundadores (entre 1811 y 1824, pasando por 1821); otro, de las reformas liberales de la última parte del siglo XIX. La licuadora autoritaria hizo un menjurje con partes de un lado y otro, para buscar una legitimación imposible del sistema. Acudió, entonces, a imponer obligaciones, no a fomentar el sentido cívico basado en la historia ni en la actitud democrática y crítica de la ciudadana.

Cuando la patria comenzaba a formarse, hace dos siglos, también hubo intolerancias. Algunas ciudades quemaban, con toda solemnidad, las proclamas subversivas redactadas por los atrevidos. En la década de 1820 se pasó al combate, entonces no hubo espacio para el debate razonado. La patria constitucional, la Centroamérica estrecha y unida entre dos mares, queda hecha pedazos. Algo parecido hacemos hoy, cuando ofrecemos fuego a los adversarios. Así estamos forjando una patria mínima en la que no cabemos todos; en realidad, no cabe nadie, solo la ilusión intolerante.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos y lecturas, Azul y blanco, Enlaces, Jue!, Memorias y heridas, Política. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El mes cínico.

  1. Victor dijo:

    “es obligación de todo patriota odiar de manera creadora a su patria”,
    decía el muchacho roque.

  2. Enrique Cuellar dijo:

    También es el mes de hamburguesas a 0.99$ en Biggest

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s