Se necesitan hombres.

La mayoría de gente piensa que la violencia contra la mujer es un problema de mujeres [“Si quieres evitar una agresión sexual, no uses ropa provocativa“]. ¿Y por qué no lo harían? Casi toda mujer en esta sociedad piensa sobre eso cada día. Si no están siendo piropeadas en la calle, viviendo en una relación abusiva, recuperándose de una violación o en terapia para manejar el abuso sexual que sufrieron cuando niñas, están ordenando sus vidas alrededor de la amenaza de la violencia masculina.

Pero es un error llamar a la violencia masculina un problema de mujeres. Tomemos el tema de la violación. Mucha gente lo considera un problema de mujeres. Pero veamos más de cerca. ¿Qué porcentaje de violaciones es cometida por mujeres? ¿10 por ciento, 5 por ciento? Menos del 1% de las violaciones son cometidas por mujeres. Veámolo de otra forma: el 99% de las violaciones es perpetrada por hombres. Aunque las víctimas sean hombres o mujeres, los hombres son arrolladoramente los perpetradores. ¿Y lo llamamos un problema de mujeres?…la tragedia de la violencia sexual y doméstica -incluyendo violación, golpizas, acoso sexual, explotación sexual de niñas y mujeres- revela más sobre los hombres que sobre las mujeres.

Cuando se discute el rol del hombre en la violencia de género – en artículos de periódico, noticias de TV sensacionalista o conversaciones cotidianas- la atención es típicamente sobre los hombres como perpetradores o potenciales perpetradores…es casi como si los perpetradores fueran extraterrestres que llegaron de otro planeta. Es más extraño escuchar discusiones serias sobre la forma en que nuestra cultura define “masculinidad” [“silbarle a una mujer es muchas veces una forma en la que los hombres socializan entre sí“] y cómo la definición puede estar ligada a una línea interminable de historias sobre esposos que matan esposas, o grupos de hombres jóvenes que violan mujeres (y a veces graban la violación), que oimos regularmente.

Las víctimas de violencia y abuso -sean hombres o mujeres- deben ser escuchadas y respetadas. Sus necesidades vienen primero. Pero no confundamos la preocupación por las víctimas con la voluntad política de cambiar las condiciones que llevaron a su victimización en primer lugar.

Una cosa es concentrarse en la parte “contra las mujeres” de la frase. Pero alguien es responsable de hacerlo y (casi) todos saben que es predominantemente hombres. ¿Por qué la gente no habla de esto? ¿Es realista hablar sobre prevención de la violencia contra las mujeres si nadie quiere decir en voz alta quién es responsable de cometerla?…Millones de hombres no violentos fallan en ver la violencia de género como algo que les compete. “Soy un buen tipo”, dicen. “Este no es mi problema”…

Las mujeres, por supuesto, también han sido socializadas en esta cultura misógina. Algunas de ellas resisten y pelean. De hecho, la resistencia de las mujeres frente a su status de subordinación es uno de los grandes desarrollos en la civilización humana en estos dos siglos. De la misma manera, muchas mujeres muestran poca inclinación a indagar profundamente en las raíces culturales de la violencia sexista. Es menos intimidante culpar a individuos “enfermos” por el problema. Escuchas a mujeres todo el tiempo excusando el mal comportamiento de los hombres como resultado de una patología individual: “oh, sólo tuvo una mala niñez”, o “es un ebrio enojado. El alcohol le pega duro. Nunca ha podido manejarlo”.

Pero a pesar de lo difícil que puede ser mostrarle a algunas mujeres que la violencia contra las mujeres es un problema social que va más allá del comportamiento abusivo de hombres individuales, es todavía mucho más fácil convencer a las mujeres -de todas las razas, étnias y creencias religiosas- que el cambio dramático es por sus intereses, que es convencer a los hombres.

“No podemos cambiar la sociedad a menos que traigamos más hombres a la mesa, amplifiquemos las voces de los hombres en los debates, los enlistemos para que ayuden a cambiar las normas sociales sobre el problema…” [explotación sexual comercial y masculinidad. Un estudio regional cualitativo con hombres de la población general]…Hace mucho estoy convencido de que hay millones de hombres en nuestra sociedad que están listos para responder bien a mensajes positivos sobre este tema. Si te diriges a un grupo de hombres, señalándolos (“¡dejen de tratar mal a las mujeres!”), muchas veces obtendrás una respuesta defensiva. Pero si te acercas a este mismo grupo de hombres apelando, como decía Abraham Lincoln, a “los mejores ángeles de su naturaleza”, un sorprendente número de ellos se pondrá a la altura de las circunstancias.

Jackson Katz, “violence against women: it’s a men’s issue”
[Fragmento; traducción libre]

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos y lecturas, De todos los días, Enlaces, Fibras delicadas, Género, Psicología, Violencia. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Se necesitan hombres.

  1. el-Visitador dijo:

    Cada persona tiene el derecho de vestir como le venga en santa gana. Y ciertamente, a ningún violador puede permitírsele la excusa de que la víctima le provocó.

    Mi recomendación es que se establezca el paredón de fusilamiento como castigo sumario a los violadores: ya verás si éso no reduce la tasa de violaciones.

    Sin embargo: ¿Te embadurnarías la ropa de miel si te tuvieras que atravesarte un bosque lleno de osos? ¿Andarías en calzoneta en el antártico? ¿Te envolverías en frazadas en el Sahara? ¿Andarías de bufanda en Usulután?

    Si bien uno tiene derecho a vestir al gusto, la prudencia sigue siendo parte de la responsabilidad que uno se debe a uno mismo. En éste sentido, las recomendaciones de la diócesis mexicana son irreprochables.

  2. scotlyn dijo:

    Hay que reconocer que tambien existen sanciones para mujeres que NO se visten de tal manera… se les ponen nombres como marimacho, fea, etc. La manera en que se viste una mujer, la cual sea, no cambia la propensidad de los hombres a pensar que tienen el derecho de juzgar… como si ella existiera unicamente para el y no para ella misma. De ahi a violacion son pocos pasos…

  3. el-Visitador dijo:

    «La manera en que se viste una mujer, la cual sea, no cambia la propensidad de los hombres a pensar que tienen el derecho de juzgar…»

    Je je.

    Porque las mujeres nunca juzgan la vestimenta de otras mujeres.

    ;-p

  4. pelagato dijo:

    Las mujeres, por supuesto, también han sido socializadas en esta cultura misógina.

    Esto es muy cierto, he sido testigo de un par de extremos:

    Tratas a la mujer a su altura, la atiendes bien, incluso le cocinas (en plan de conquista) y la consientes sin faltarle el respeto. He chocado con la siguiente frase de ella comentandole a su amiga: “Ese chavo ha de ser pipian (^_^)

    Algunas luchan contra los maltratos al punto extremo de odiar a los hombres y establecer relaciones permanentes con mujeres, se transforman en lesbianas. (^_^)

    No juzgaré su preferencia sexual, pero una cosa es ser atraido y la otra ser empujado.

    He visto cambios en nuestra sociedad, espero que los sigan habiendo y en futuras generaciones nos encontremos en igualdad de condiciones.

    Con respecto a las violaciones abogo por la castración + un tiempo en prisión en el caso de los hombres violadores.

  5. Gauna dijo:

    Este año me llamo mucho la atención en un desfile “por los derechos de la mujer”… las pancartas con el lema “no a los profesores acosadores”. Y es que poco a poco el tema de los abusos en los centros de estudio esta llamando la atención. En más de una ocasión y en diferentes voces he escuchado la frase “las alumnas acosan a los profesores”. Pero no lo creo, jamás se puede culpar a una menor de edad de las acciones de un adulto (el profesor).
    El tema acerca de quienes imparten la educación académica es profundo y oscuro. Ya antes Ligia mencionó como algunos casos de violación provienen de los mismo profesionales en psicología.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s