Alex y la libertad.

Yo no estaba discutiendo una entidad filosófica llamada libertad, sino más que eso: la conducta de quienes luchan por ser libres….Estar de acuerdo con John Stuart Mill en que “la libertad consiste en hacer lo que uno desea” es pasar por alto los determinantes de los deseos. Hay ciertas clases de control bajo las cuales la gente se siente perfectamente libre.
(…)
Christopher Ricksm en un artículo para la revista The New York Review, afirma que la terapia aversiva lleva a Alex, el protagonista [de La Naranja Mecánica], “más allá de la libertad y la dignidad”; y cita palabras de Anthony Burguess (autor de la novela) en defensa de la película: “Lo que la parábola de Kubrick (director de la película) y mía trata de establecer, es que resulta preferible tener un mundo de violencia, encargándose de él con una conciencia total -la violencia elegida como acto volitivo-, que tener un mundo condicionado para ser bueno e inofensivo”. Ricks dice que yo soy uno de los pocos que discutiría esa afirmación. Espero que hayan muchos más que unos pocos que lo harían. La película representa la cuestión en forma errónea, porque la “terapia” que hace bueno a Alex es brutalmente conspicua, mientras que el condicionamiento que está detrás de sus “actos volitivos tomados con conciencia total” se pasa por alto con facilidad.

B. F. Skinner (español, inglés) “revisión de libertad y dignidad“, en “reflexiones sobre conductismo y sociedad”, 1978.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos y lecturas, Personitas, Psicología. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Alex y la libertad.

  1. elmalejemplo dijo:

    Toda liberación depende de la toma de conciencia de la servidumbre, y el surgimiento de esta conciencia se ve estorbado siempre por el predominio de necesidades y satisfacciones [creadas] que, en grado sumo, se han convertido en propias del individuo.
    […]
    Bajo el gobierno de una totalidad represiva, la libertad se puede convertir en un poderoso instrumento de dominación.
    […]
    La libre elección de amos no suprime ni a los amos ni a los esclavos. Escoger libremente entre una amplia variedad de bienes y servicios no significa libertad si estos bienes y servicios sostienen controles sociales sobre una vida de esfuerzo y de temor, esto es, si sostienen la alienación. Y la reproducción espontánea, por los individuos, de necesidades súperimpuestas no establece la autonomía, sólo prueba la eficacia de los controles.

    H. Marcuse

    saludos.

  2. hunnapuh dijo:

    La libertad os hará libres…

    “Sin lugar a dudas, me había curado…” Alex

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s