Invisibles.

Siete capturas por violación de menor

Según la PNC, la joven de 17 años se vio, en algunas ocasiones, privada de libertad por sus abusadores, identificados como miembros de pandillas, y abusada en reiteradas ocasiones por lapsos de, incluso, días.

Muchas noticias me dejan pensando, pensando en quienes las protagonizan. Y particularmente con las noticias de abuso sexual, que son diarias, me quedo pensando en las víctimas. Si mínimamente se les considera víctimas, si se les hará justicia, si van a recibir la ayuda que necesitan, o si, por el contrario, van a ser revictimizadas, una y otra vez. Por romper la unidad familiar, en caso de incesto, por haberse “ofrecido”, porque fue su culpa que esto pasara.

¿A cuanta gente conoce usted que ha sufrido abuso sexual? De cualquier tipo. Probablemente más de las que se imagina. Hace varios años un amigo me contó su historia, 3er grado en un colegio capitalino, y su profesor de deporte. Desde entonces, me quedó la espina…por supuesto esto no es algo que uno estaría dispuesto a divulgar, porque a pesar de todo, la vergüenza y la culpa sigue recayendo en la víctima. Sigue siendo un problema invisible, lo confirmé hace algunos días, cuando otra persona que conozco se animó a contarme lo que le había pasado, hace ya muchos años.

Sordomudo salvadoreño es acusado de violación y muerte

Días atrás, la comunidad se había conmocionado por la violación y asesinato de la joven Brittany Binger, de 16 años, quien tenía mala reputación en el poblado.

Sin embargo, en el cuerpo de Brittany Binger –quien se ha especulado que pudo haber aceptado dinero por tener sexo con Martínez- se encontró semen, el que luego de las pruebas de ADN hechas en pajillas y botellas de cerveza en el restaurante, concuerdan con el sordomudo salvadoreño.

Se duerme mejor pensando en un Mundo Justo. Es más fácil dormir pensando de que las cosas malas le ocurren a la gente porque se lo merecen, o porque se lo buscaron. Las preguntas “¿por qué se dejó?”, “¿por qué no hizo nada?”, “¿por qué no le contó a nadie?” dejan limpia la conciencia propia. Podría responder esas preguntas, como sé que todas estas personas invisibles podrían hacerlo. Pero quienes preguntan, no están interesados en oir las respuestas. No preguntan porque les importe saber.

Clientes de un bar que Martínez frecuentaba lo describen como afable, bromista y acostumbrado a tirar besos a las mujeres, sin mostrar indicios de violencia hacia ellas.

Parece que cuesta dejar esto en claro, pero no es que les guste la persona; al menos no tanto como les gusta el poder que sienten sobre ella. Para quedársele viendo el tiempo que quieran (aunque desde las reglas de urbanidad es de mala educación), para tirarle besos. Para tirársela si de todos modos “ya tiene mala reputación”. Pues, duerma bien.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en De todos los días, Género, Periódicos y noticieros, Psicología, Violencia. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Invisibles.

  1. miparanoiapersonal dijo:

    no sabes cuanta razón tienes con esto que dices. Me hace gracia eso que pone que tenía mala reputación en el poblado. Sólo falta decir que el poblado era bastante cotilla y tienden a contar con la gente que se acuesta la gente o se lía… Quizás ella realmente no quería mantener relaciones sexuales con ese hombre, y lo llegó a a hacer incluso con miedo, pero es muchísimo más fácil decir: “quien lo sigue…Lo consigue”. Quizás ella tenía miedo, a que la maltratasen ,la pegasen ….pero no se supongo que el razonamiento para muchas personas es nulo y decir..Seguro que aceptó su dinero; era ligera de cascos…Es Muuuuucho más fácil. Realmente sorprendente.
    Gracias por hacerme pensar^^ Cuídate mucho y me pasaré a ver esto usualmente^^
    Ainhoa ^ http://miparanoiapersonal.wordpress.com

  2. ceci dijo:

    Es muy triste leer esto y saber que generalmente estos casos quedan impunes. No se porque los periódicos muchas veces ponen información que esta demas.. Por que tienen que decir que era una fácil?

  3. ixquic dijo:

    gracias! por esta reflexión. A veces los defensores son los primeros en utilizar la recvictimización como la mejor estrategia de defensa de alguien. O un juez o jurado lo valora os hechos sino sus prejuicios…en fin, este mundo no es fácil.

  4. en los pueblos de santa ana y ahuachapan, y me imagino que en todo el pais, basta ser mujer para tener la culpa de ser violada, ya tengas buena o mala reputacion. cuando una nina comienza a desarrollar, se considera que esta provocando y coqueteando a los hombres. cuantas veces escuche decir de una nina violada “ella tiene la culpa, es maliciosa, es coqueta, es chispa…” y el viejo que la habia violado se liberaba de toda culpa pagando una risible cantiidad a la familia ofendida, sin que esto significara una mancha en su buena fama, por el contrario!!! comprar o violar una nina era, y creo q ue todavia es, motivo de orgullo para muchos h ombres …

  5. patricio rojas dijo:

    los femicidios representan una mínima poroporción del total de homicidios, en todo el mundo.El exceso mediático en su tratamiento es una de las mayores mistificaciones de la historia.

    Las probabilidades de morir asesinada de una mujer son , al menos aquí en chile, 11 veces inferiores a las de un hombre.Sin duda existe un verdadero privilegio de género en este aspecto.(y por qué no contabilizar los suicidios masculinos por conflictos familiares en la estadística de víctimas?).
    Desgraciadamente, creo que estos excesos debilitan la lucha real que se debe sostener contra los abusos de los fuertes contra los débiles, hombres y mujeres.

  6. Ligia dijo:

    En El Salvador también el hombre tiene más probabilidades de ser asesinado, hasta donde yo sé. Pero esto no es sobre asesinatos, sino sobre abuso sexual, especialmente sobre sobrevivientes del mismo; si habría que hablar de “privilegios”, los hombres -adultos- tienen menos probabilidades de ser abusados sexualmente.

    No se trata de hacer competencia de quien sufre más. Cada problemática tiene su prevalencia en cuanto a género, y sucede que el abuso sexual lo sufren más mujeres que hombres, sin que esto signifique que sufren menos por ser menos. El porqué de esta diferencia es complejo de formular, y aún más de digerir para muchos. Pero basta revisar los casos de violaciones masivas en los conflictos de Bosnia y Darfur (y de muchos países de América Latina durante guerras y dictaduras, para no irse tan lejos), para darse cuenta de que esto no es meramente un problema individual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s