¿Y entonces?

Lo absolvieron, pero al mismo tiempo lo condenaron a pagarme el costo del tratamiento sicológico de la niña. ¿Es esto lógico?

Absuelven a músico acusado de agredir sexualmente a niña (LPG, 11.05.07, p. 18).

Llevan a los niños y niñas para que uno los ‘arregle’, con alguna pastilla o con alguna receta rápida y fácil de seguir. Y mientras tanto, el entorno en el que viven sigue siendo hostil e hiriente. Los llevan, dicen por qué (a veces no, pero la razón inevitablemente sale a flote). Después de un par de meses, si no es que menos, se llega a la conclusión de que en realidad sería preferible decirle a quien lo manda, a quien paga: “no joda; la niña que se quede en la sala de espera, pase usted al salón y se me sienta”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en De todos los días, Fibras delicadas, Psicología. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Y entonces?

  1. Victor dijo:

    Bien decía mi asesor de Tratamiento Psic. algo así como que la terapia de niños es una manera de encubrir la necesidad de terapia de los adultos.

    Saludos cipota

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s