Tómelo por el lado amable.

 

“El hombre descubre a Dios detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir”
Albert Einstein.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Fibras delicadas, Frases, Imágenes, Religión, Tongue-in-cheek. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Tómelo por el lado amable.

  1. beka dijo:

    que gran frase la de Einstein.

  2. hunnapuh dijo:

    “La verdad no demanda creencias. Los científicos no unen sus manos cada domingo, cantando “¡Sí, la ley de gravedad es real! Creo en mi corazón que todo lo que sube tiene que bajar. ¡Tendré fe! ¡Seré fuerte! ¡Amén!”. Si lo hicieran, pensaríamos que no están bastante seguros de ello. Dan Barker.

  3. Victor dijo:

    A mi me paso algo curioso, cuando más me adentraba en los misteriosos campos de las funciones cerebrales, (aquello que daba don maitrito en psicobiología y psicofisiología, ahora BBC), más veía a Dios en todo eso que era tan.. ¿cómo decirlo? exageradamente no-espiritual. Y es curioso porque era una etapa de “desierto espiritual” en mi vida y la manera en que sali de ella fue a través de la ciencia, que en lugar de alejarme de mis creencias me acercó más a ellas.

    Saludos.

    Victor

  4. gabivelis dijo:

    Citable. Después de todo, a medida que la ciencia evoluciona, muchas áreas de ella (como la cuántica) necesitan de una imprescindible dosis de fe!

  5. Marjuna dijo:

    “…sin fe no ocurre nada de lo que debería ocurrir, y con fe casi siempre tampoco.” Julio Cortázar, Rayuela.

  6. Snipe dijo:

    Ando con ánimos revoltosos y de polémica:

    “Los judíos piden señales y los griegos buscan sabiduría, pero nosotros predicamos a Cristo crucificado. Para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura; en cambio para los llamados, tanto judíos como griegos, Cristo es poder y sabiduría de Dios, porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres, y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres. ”
    1ª Corintios 1:22-25

    Los mayores adelantos científicos ocurren a raíz de la fe. Fue necesaria para toda la gente que murió en la hoguera, como Giordano Bruno, por su fe en las ideas heliocéntricas, tanto como lo fue hace 30 años para Veneziano, al descubrir la teoría de cuerdas con una ecuación hasta entonces sin sentidohecha hace un par de cientos de años por Euler, y más aún para Wiles, al intentar demostrar el famoso “último teorema de Fermat”. Muchos científicos tienen esa dualidad: creencias científicas o teológicas? Johannes Kepler murió intentando corregir sus cálculos, ya que no podía creer en un universo que no fuera perfecto.

    Aunque los científicos no gusten de ello, las verdaderas innovaciones en la ciencia se dan por medio de ideas filosóficas que se consolidan al descubrir pruebas, y las ideas filosóficas como tales requieren una gran cantidad de fe. Lo difícil para los que creen en Dios, es que necesitan un poco más que ciencia para vislumbrar las pruebas de su existencia. ¿O no?

    Bleh, con tanta paja, me sentí tentado a no mandar este comentario y convertirlo en post en mi blog xD. Sorry por el tamaño, es mi calidad de “pajero obsesivo-compulsivo”. ^^

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s