Piezas Con Encanto para Dummies.


Mujeres: piezas con encanto.
Imagen: sitio web de El Diario de Hoy, hace tiempo.

Le pregunté a un maitro si era sólo impresión propia, o últimamente las señoritas se emperelijaban más. “Es la escasez de buenos novios”, me dijo. A lo mejor es porque no interioricé El Manual, pero me da una hueva tremenda esto de disfrazarse, o desdisfrazarse (aún más efectivo), para competir con las congéneres y lograr pareja. 


Fotografía: anuncio de Scotiabank, LPG, 02.03.07.

Para todos los animales, incluidos nosotros, quedarse mirando fijamente es un acto de agresión*. Hay excepciones a la regla, sustentadas con argumentos sociales relativos a que “este es un país libre” y a la belleza-como-la-de-una-flor. No puedo evitar sentir la agresión benevolente, la invasión territorial, aún cuando no sea estrictamente física. Hay que darles crédito a todas aquellas mujeres a las que realmente no les importa esta situación, aunque todavía me falta conocer personalmente una a la que no le moleste para nada.

Un par de veces se me ha llamado la atención por molestarme cuando me dicen cosas en la calle, o cuando simplemente se me quedan mirando por la cara que tengo abajo del cuello. Todo es amonestaciones; si, por el contrario, le encontrara algún gusto a que me cuenterean (que no tendría nada de malo, considerando las razones por las que eso podría pasar, y de hecho pasa), también habría una etiqueta poco amable.

Segunda parte: después de conseguir un novio decente y otras aventuras, viene el Día Más Importante En La Vida De Toda Mujer, en el que ella es entregada cual parcela. Ahí vienen todas las recomendaciones:
Adquieres una responsabilidad, ya que junto con tu pareja tienen a su cargo una casa, una vida, una economía, una relación.

Aunque la versión impresa del artículo (LPG, 03.03.07, p. 59) es más explícita:

Dejas de ser hija de familia y eso implica decidir qué vas a hacer de comer, ir al súper, hacer pagos y cuándo, posiblemente tendrás que dedicarte a todo lo que implica oficios domésticos y si no lo puedes hacer bien, no dejes que te llegue la frustración (…). Cambias de apellido. Es otro estatus, ahora eres “señora” [la mujer será la señora de alguien], y socialmente eres una persona madura, con obligaciones de casa y responder a un marido.  

Entonces, la moraleja de todo esto es que…bueno, no hay moraleja.   

* Vida de Pi (Yan Martel, 2001). Un libro tremendamente útil, sobre todo en la eventualidad de que el barco en el que viaja se hunda y se quede atrapado en un bote salvavidas, junto a un tigre de bengala.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos y lecturas, De todos los días, Frases, Género, Imágenes, Tongue-in-cheek. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Piezas Con Encanto para Dummies.

  1. Victor dijo:

    Manda a decir tu superyo sancionador y machista que: ¡¡No podes decir que no hay moraleja!! ¡¡juas juas juas!! (risa macabra)

    Fuera de la broma, lo complicado es como salirse del rol de agresor -mirón. Hay quienes se empeñan en hacernos voltear a ver los “premios” de la competencia y nosotros que casi nos caemos por quedarnos “bocabierteando”.

    Saludos cipotona…

    Victor

  2. hunnapuh dijo:

    Me gusta como lo explicó Silivo en la Familia, la propiedad privada y el amor, porque mucha de la culpa la tiene la misma mujer en su rol de matriarca o para decirlo en nuestro léxico “mamá de los pollitos”.

    Ahí se debe empezar, borrando el esquema de que “la maternidad es lo mas grande que tiene la mujer”, eliminado eso, pasarán dos cosas, el índice de natalidad decaerá y la mujer será mas libre.

    Los hombres solo miraremos mas….

    Respecto a la mirada como agresión, estoy de acuerdo pero en nuestra sociedad hay que agregar el factor conquista, porque ese tipo de agresión no es solo por profanar un espacio personal sino es con el objeto de conquistar, que no se te olvide.

    Esto viene desde las épocas cavernarias y esa memoria genética será difícil eliminarla, porque ya casi dos siglos de racionalismo no han cambiado las cosas.

    No se como funciona en la mujer pero en los hombres el 100% de los hombres (heterosexuales por supuesto) miran a una mujer en forma sexualmente agresiva, algunos con total descaro otros con hipócrita disimulo.

    Sin embargo veo que en las nuevas generaciones algunos papeles se invierten, hoy las niñas miran a los bichos y los cuentéan, el papel agresivo lo asumen ellas, es cuestión de costumbres, asi talvez con la cada vez mas fuerte presencia femenina en los feudos laborales masculinos vaya eliminando el esquema mujer-madre-ama de casa.

    Temas delicados y peligrosos en una sociedad en la que Dios todavía es el centro de todo.

  3. El-Visitador dijo:

    Vida de Pi, un libro que me gustó hasta la mitad, y que aborrecí hacia el final.

  4. domiciano dijo:

    hola soy el mejor entre todo los hombres por que no soy chismoso

  5. domiciano dijo:

    hola soy el simplemente el mejor entre todos los hombres porque no soy el gran chismoso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s