F94.2

Estas ráfagas de viento golpeaban hace un año, cuando tocaba ir al CISNA algunas veces por semana. Ahí había niños (sólo niños) por muchas razones, las más extremas era que los habían colgado de los pies, los habían tirado a un cerdo para que el cerdo los mordiera, o los explotaban sexualmente. Los cuartos olían a excremento y eran todo cemento y ladrillos.

Había un taller para los más grandes, y ellos hacían la ropa de todos los internos en el centro.  Pero la mayoría andaba con harapos, aún en la época de ventarrones. A uno de la Fase II lo mordió una rata, otro me regaló un dulce, otro un dibujo del demonio de Tazmania, y otro me dijo que me lo llevara a mi casa. Justo por esos días había tenido el gusto de conocer al Trastorno de Vinculación Desinhibida en la Infancia, que es sólo un nombre rimbombante para decir que el niño [institucionalizado] es pegajoso con los desconocidos. Algunos niños abrazan como pulpos.

Un año después, me surge la espina de cómo estarán en estos momentos de frente frío. “Hicimos lo que pudimos”, escuché en recepción, donde colgaba un cuadro de la primera dama. El motor de esta profesión es la insatisfacción.  

Anuncios
Esta entrada fue publicada en De todos los días, Psicología. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a F94.2

  1. Victor dijo:

    O el complejo de Quijotes…

  2. puya, que colera. Detesto que siempre se diga que no se puede mas… a ver que tal ahora con eso de que el ISNA pasa al MINED, dicen por ahi las malas lenguas que a las dependencias del ISNA ni les han cancelado salarios por ese relajo.

  3. ixquic dijo:

    El tema de la infancia, es tan triste, todos, abosultamente todos los problemas del país a ellos les afecta el tripe: el ISNA una mala institución. y es tan difícil cuando una está con esos casos en que urge sacar a esos niños de la calle o de un mal hogar (riesgo de prostitución, violación, etc) y debe conducirlos al ISNA. ¿dónde estan peor? Aunque la mayoría de jueces no lo piensan dos veces en llavarlos a hogares, yo ya me topé con un caso de niños agredidos sexualmente en uno de ellos.

    Es de nunca acabar.

  4. Vesal dijo:

    Ligia, me encanta tu blog. Siempre lo leo porque me interesan mucho tus entradas. Te invito a revisar mi photoblog de vez en cuando (http://www.salupue.com) y si te agrada talvez pudieras agregarlo a tu blogroll =)

  5. Acabo de leer tu post y escribo esto mientras se me salen las lagrimas. Lo mismo que senti cuando lei la noticia de aquellos niños en Antiguo Cuscatlan asesinados por unos sicarios.
    ¿Por que los niños? Como bien dicen Ixquic, quienes mas sufren son siempre los niños (o los ancianos)
    Para mi, quienes dañan a un niño o abusan de el, deberian de ser quemados lentamente en una hoguera.

  6. Aldebarán dijo:

    Ese “hicimos lo que pudimos” me suena a “no quisimos hacer nada”. Y no lo digo por tí (ya lo sabes) sino por quienes se conforman con tan poquito.

    Desconocía el nombre del trastorno, pero lo he visto y he sido blanco de él. Eso no quita que las criaturas no estén hambrientas de cariño.

    Gracias por traer a cuenta un tema siempre presente, pero pocas veces recordado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s