Testimonio de Rufina Amaya – El Mozote, 1981.

Me llamo Rufina Amaya, nací en el cantón La Guacamaya del caserío El Mozote. El once de diciembre del año 1981 llegó una gran cantidad de soldados del ejército. Entraron como a las seis de la tarde y nos encerraron. A otros los sacaron de las casas y los tendieron en las calles boca abajo, incluso a los niños, y les quitaron todo: los collares, el dinero. A las siete de la noche nos volvieron a sacar y comenzaron a matar a algunas personas. A las cinco de la mañana pusieron en la plaza una fila de mujeres y otra de hombres, frente a la casa de Alfredo Márquez. Así nos tuvieron en la calle hasta las siete. Los niños lloraban de hambre y de frío, porque no andábamos con qué cobijarnos.

Yo estaba en la fila con mis cuatro hijos. El niño más grande tenía nueve años, la Lolita tenía cinco, la otra tres y la pequeña tan sólo ocho meses. Nosotros llorábamos junto a ellos. A las siete de la mañana aterrizó un helicóptero frente a la casa de Alfredo Márquez. Del helicóptero se apearon un montón de soldados y entraron donde estábamos nosotros. Traían unos cuchillos de dos filos, y nos señalaban con los fusiles. Entonces encerraron en la ermita a los hombres. Nosotros decíamos que tal vez no nos iban a matar. Como la ermita estaba enfrente, a través de la ventana veíamos lo que estaban haciendo con los hombres. Ya eran las diez de la mañana. Los tenían maniatados y vendados y se paraban sobre ellos; a algunos ya los habían matado. A esos los descabezaban y los tiraban al convento. A las doce del mediodía, terminaron de matar a todos los hombres y fueron a sacar a las muchachas para llevárselas a los cerros. Las madres lloraban y gritaban que no les quitaran a sus hijas, pero las botaban a culatazos. A los niños que lloraban más duro y que hacían más bulla eran los que primero sacaban y ya no regresaban.

A las cinco de la tarde me sacaron a mí junto a un grupo de 22 mujeres. Yo me quedé la última de la fila. Aún le daba el pecho a mi niña. Me la quitaron de los brazos. Cuando llegamos a la casa de Israel Márquez, pude ver la montaña de muertos que estaban ametrallando. Las demás mujeres se agarraban unas a otras para gritar y llorar. Yo me arrodillé acordándome de mis cuatro niños. En ese momento di media vuelta, me tiré y me metí detrás de un palito de manzana. Con el dedo agachaba la rama para que no se me miraran los pies.

Los soldados terminaron de matar a ese grupo de mujeres sin darse cuenta de que yo me había escondido y se fueron a traer otro grupo. Hacia las siete de la noche acabaron de matar a las mujeres. Dijeron “ya terminamos” y se sentaron en la calle casi a mis pies. “Ya terminamos con los viejos y las viejas, ahora sólo hay esa gran cantidad de niños que han quedado encerrados. Allí hay niños bien bonitos, no sabemos qué vamos a hacer”. Otro soldado respondió: “La orden que traemos es que de esta gente no vamos a dejar a nadie porque son colaboradores de la guerrilla, pero yo no quisiera matar niños”.

“Si ya terminaron de matar a la gente vieja, vayan a ponerles fuego”. Pasaron los soldados ya con el matate de tusa de maíz y una candela prendida, y le pusieron fuego a las casas donde estaban los muertos. Las llamas se acercaban al arbolito donde yo estaba, y me asustaban las bolas de fuego. Tenía que salir. Se oía el llanto de un niño dentro de la fogata, porque a esa hora ya habían comenzado a matar a los niños. “—Andá ve, que a ese hijueputa no lo has matado”. Al ratito se oyeron los balazos.

Escuché que los soldados comentaban que eran del batallón Atlacatl. Yo conocía a algunos de ellos porque eran del lugar. Uno era hijo de Don Benjamín, que era evangélico. A Don Benjamín también lo mataron. En esa casa había más de quince muertos. Seguro que el muchacho vio cuando lo mataban, porque ahí andaba él, y también otro al que le decían Nilo.

“Mirá, aquí habían brujas y pueden salir del fuego”. Uno de ellos se me sentaba casi a los pies. Yo del miedo no respiraba. Podía escuchar su conversación: “Hemos terminado de matar toda esta gente y mañana vamos a La Joya, Cerro Pando…”

Cerca de la una de la mañana uno dijo: “Vamos a comer algo a la tienda”, y escuché los ruidos de botellas. Yo no tenía más salida que para allá, porque hacia acá estaba lleno de soldados. Era un poco difícil salir. Estuve como una hora pensando para dónde me podía escapar.

Como a los animales les gusta la luz y allí había bastante ganado, unos terneros y unos perros se acercaron al fuego. Yo le pedí a Dios que me diera ideas para ver cómo iba a salir de allí. Me amarré el vestido, que era medio blanco, y fui gateando por medio de las patas de los animales hasta el otro lado de la calle, que era un manzanal. Me tiré a rastras bajo el alambrado, así como un chucho, y quedé sentada del otro lado a ver si oía disparos, pero no se escucharon. Sólo se oía gritar a los niños que estaban matando. Los niños decían: “¡Mama nos están matando, mama nos están ahorcando, mama nos están metiendo el cuchillo!” Yo tenía ganas de tirarme de vuelta a la calle, de regreso por mis hijos, porque conocía los gritos de mis niños. Después reflexionaba, pensaba que me iban a matar a mí también. Me dije: “será que tienen miedo y por eso lloran. Tal vez no los vayan a matar, tal vez se los lleven y algún día los vuelva a ver”. Como uno no sabe lo que es la guerra, yo pensaba que quizás los podría ver en otra parte.

“Dios mío, me he librado de aquí y si me tiro a morir no habrá quién cuente esta historia. No queda nadie más que yo”, me dije. Hice un esfuerzo por salir de ahí; me corrí más abajo por la orilla del manzanal, me arrastré, bajé del alambrado y me tiré a la calle. Ya no llevaba vestido, pues todo lo había roto, y me chorreaba la sangre. Bajé a un lomito pelado; entonces quizás vieron el bulto que se blanqueaba. Me hicieron una gran disparazón, y corrí a meterme en un hoyito. Allí me quedé hasta el siguiente día, porque eran ya las cuatro de la mañana. A las siete todavía se escuchaban los gritos de las muchachas en los cerros, pidiendo que no las mataran. A las ocho de la mañana vi marchar soldados del lado de Ojos de María, La Joya y Cerro Pando. Iban en grandes grupos. Yo pensaba en mi hoyito que me podían descubrir, porque estaba cerquita de la calle. Como cosa de las tres de la tarde, ellos subieron de regreso. Ya en La Joya y Cerro Pando se miraba una gran humazón. Todo humo negro. Yo estaba en medio y pedía a Dios que me diera valor para estar allí. A las cinco de la tarde los soldados treparon para arriba. Se llevaban los cerdos y las gallinas. Todo se lo llevaban. A las siete de la noche me dije: voy a salir a buscar un río, porque tenía sed. Conocía bien ese lugar porque ahí me había criado. Y así escapé, cruzando las quebradas en lo oscuro y rompiendo el monte con la cabeza. Atravesé por casas en las que sólo había muertos. Llegué cerca del río como a las diez de la noche. Allí me quedé en una casita de zacate. Lloraba largamente por los cuatro hijos que había dejado.

Estuve ocho días en ese monte. Sólo bajaba a tomar un trago de agua a la orilla del río y me volvía a esconder.

Así estaba cuando una niña me encontró. Ella venía arrastrando un costalito y entonces escuché una voz que le decía “¡apurate, Antonia!” porque ellas iban a traer el maíz a esa casita donde yo dormía. Pensé “Dios mío, aquí está la familia de Andrés”.

Entonces yo les salí al camino por donde iban a pasar y me senté para que me vieran, porque yo no tenía ganas de hablar. Ya me había puesto un suéter y un pantalón viejo que había hallado en una casa, porque me daba pena andar sin ropa. La niña le dijo “¡Mama, allí está la Rufina!”. Cuando me vieron, se asustaron. Ellos sabían que yo vivía en el mero Mozote. Y como habían visto la gran humazón, pensaron que todos estaban muertos. Entonces Matilde corre, me abraza, me agarra y me dijo: “Mire, ¿cómo fue Rufina? ¿Qué pasó donde nosotros? ¿Y mis hermanos? Lo que yo le puedo decir es que a toditos los mataron”. Empezamos a llorar juntas y ella me dijo: “Pues usted no se va a ir para ninguna parte. Se queda con nosotros”. Las dos llorando, pues yo no podía decirle más ni ella a mí. “Vamos a mi cueva junto a la quebrada”, me dijo. Me llevaron a bracete porque yo tenía siete días sin comer ni beber nada. Cuando llegamos a la cueva donde se habían escondido, vi una mujer bien maciza que lloraba a gritos porque a sus hijos también los habían matado. Toda la tarde lloré con esa familia.

Como a los quince días me tomaron una entrevista; me fueron a buscar al lugar en donde estaba, porque se dieron cuenta que yo había salido. No puedo decir quiénes eran, pues yo no entendía en ese momento, pero eran personas internacionales. Después de que me tomaron esa entrevista fuimos a El Mozote para ver si yo veía a mis hijos. Vimos las cabezas y los cadáveres quemados. No se reconocían. El convento estaba lleno de muertos. Quería hallar a mis niños y sólo encontré las camisas todas quemadas.

Después nos fuimos para Arambala y allí estuvimos con una familia hasta que casi un año después, en el 82, marché para los campamentos del refugio en Colomoncagua, donde se encontraba más gente que andaba huyendo. Al principio no comía ni bebía. Me daban jugos de naranja a la fuerza, porque yo pasaba el día llorando por mis niños. Yo había quedado sola, pues a mis hijos me los habían matado y a mi compañero de vida también.

Hasta entonces nunca hubo amenazas. Un día pasaron unos aviones que tenían luces verdes y rojas. Al siguiente se oyeron morteros, y ya en la tarde entraron y mataron a la gente. Si nosotros hubiéramos sospechado que nos iban a masacrar, nos hubiéramos ido de allí. Creyeron que nosotros colaborábamos con la guerrilla, pero ni los conocíamos. No había de esa gente allí.

Después de seis meses fui recuperando mi vida. Encontré a la otra hija que tenía, que ya era casada y vivía en otro lugar. Si hubiera vivido conmigo también hubiera sido masacrada. Siquiera uno de mis hijos había quedado. Empecé a comer, mi hija lloraba junto a mí para que comiera y tuviera ganas de vivir. Después estuve en Colomoncagua por siete años y me volví para acá. Allí estuve mejor. Una no deja de sentir el dolor por sus hijos, pero ya dentro de una comunidad se siente un poco más tranquila. Más tarde tuve a la otra niñita, que es la que me consuela ahora. Comencé a tener amistades y a tener fortaleza. Al ver la injusticia que habían hecho con mis hijos, yo tenía que hacer algo. La que me daba más sentir era la niña de ocho meses que andaba de pecho. Me sentía los pechos llenos de leche, y lloraba amargamente. Empecé a recuperar mi vida, me integré a trabajar con la comunidad y estuve seis años allá. Me sentía más fuerte porque compartía mis sentimientos con otras personas.

Todo fue un error. Nosotros vivíamos de la agricultura, de trabajar; habíamos estado moliendo los cañales, haciendo dulces. No creíamos que podía llegar una masacre a ese lugar, porque allí no había guerrilla. Quienes habían estado eran los soldados. Apenas hacía un mes que habían salido. A un señor que se llamaba Marcos Díaz, quien tenía una tienda, dos días antes de la masacre le habían dejado pasar camionadas de alimentación.

Siento un poco de temor al hablar de todo esto, pero al mismo tiempo reflexiono que mis hijos murieron inocentemente. ¿Por qué voy a sentir miedo de decir la verdad? Ha sido una realidad lo que han hecho y tenemos que ser fuertes para decirlo. Hoy cuento la historia, pero en ese momento no era capaz; se me hacía un nudo y un dolor en el corazón que ni hablar podía. Lo único que hacía era embrocarme a llorar.

Rufina Amaya
Habitante de El Mozote. A los 38 años, milagrosamente sobrevivió a la masacre que le arrebató a su esposo y sus hijos. Durante una década fue ante el mundo entero la más elocuente testigo de lo sucedido en El Mozote. En la actualidad “recupera” su vida en Ciudad Segundo Montes, Morazán.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos y lecturas, Fibras delicadas, Memorias y heridas, Personitas. Guarda el enlace permanente.

61 respuestas a Testimonio de Rufina Amaya – El Mozote, 1981.

  1. Rubidia dijo:

    siempre quise saber como habia sido esto, trato de imaginarmelo y me da muchisimo miedo, no tengo ni idea de lo martirizante que fue paraa esta señora haberlo vivido y vivir con ese recuerdo orrible, y todavia recuerdo a francisco flores hablando de esto diciendo que no habia sido el ejercito el responsable,….

    • Armando dijo:

      Estoy de acuerdo con tigo Rubidia no se como soporta ella pasar días y días sin comer sin beber peraunque eso no me dolerialo que me dolería fuera perder a mis hijos

  2. oswaldo dijo:

    yo si creo en esa matanza, pero me parece algo incongruente el relato.
    como una mujer de esa zona y posiblemente sin estudio escribe tambien.
    como pudo hacer un escape al tipo campeon.
    Pongan el relato real como ella lo vivio no una novela a lo holliwood

    • margarita dijo:

      Tu das risa de verdad como puedes decir esto si tu no lo vivistes ah y otra cosa creo que tu tampoco no puedes escribir porque no se dice “tambien” sino que tan bien y holliwood no se escribe asi si no que hollywood aprende tu tambien no? y no discrimines a la gente que vive en zonas rurales porque tienen mas valores que los que viven en la ciudad.

      • Alan dijo:

        Totalmente de acuerdo Margarita! me parece que Oswaldo ve mucha tele, deberia leer el libro ” Luciernagas en el Mozote” , tambien le recomiendo ” Las mil y una historia de Radio Venceremos”

    • Jose roberto martínez dijo:

      Hijo de la gran puta, pudrete facista de mierda, eres tonto o que al decir que el relato es incongruente.

    • Jose roberto martínez dijo:

      perro maldito muerete.

    • Oswaldo dijo:

      ¿Te molesta que escriba mejor que vos?

    • E.G. dijo:

      Que idiota, hay algo que se llama “Testimonio”, ella contó a su manera la historia y un corrector de estilo y escritor realiza la historia. Aaaaahhh ignorante pueblo!!

    • Sangel Stat dijo:

      Dios te pone milagros, y ni así quieres ver ni creer, que tristeza, crees que luego que se ha comprobado todo lo dicho por ella, y crees que por campeona y por novela cuenta las cosas tal cual las cuenta… crees que puede usar ella su dolor para mentir… tendría que pasarte a ti algo similar o tu familia para que entiendas… no es nada de hollywood… fue un milagro QUE LA VICTIMA cuenta con su forma sencilla, de campesina… y si lo que no te gusta es como lo cuenta, es lo más estúpido porque no es eso lo importate sino la matanza que denuncia… aprende a ver el fondo de las cosas y no la superficialidad

  3. daniel dijo:

    esa historia es super real y admirable. al muchaco oswaldo le digo que rufina hizo su historia mucho tiempo despues de dichos sucesos. por lo tanto ella ya no era tan ignorante como se piensa pues ya era un poco estudiada. no lo crees oswaldo? no es que rufina sea ignorante, pero para el momento que ella relata hasta hoy quiere decir que actualmente si es estudiada no una ignorante.ok. me gusta mucho su obra y sigan hablando la verdasd de esta basura de gobierno que tenemos.

  4. chorolo3 dijo:

    quiero hacer mi comentario acercade esta mazacre y opino que nunca imagine que hubieran este tipo de perros malditos en el ejercito pero me causa mucho coraje y rabia saber que ocurrieron este tipo de hechos en el salvador y que estos hijosde suputa madre porque no fueron a masacrar a su puta madre que los pario tuvieron que ensancharse con esta pobre gente indefensa pero el maldito gobierno arenero a todo esto muy bien gracias.espero que el gobierno lesde si indemnizacion a los familiares de las victimas aunque con esto no se remedia el dano hecho. !!!!!mozote!!!!! !!!!!nunca mas!!!!!

  5. griss. dijo:

    estar en el caserio de el mozote y escuchar los comentarios de las personas que perdieron sus familiares es muy terrible porque la gente todavia llora lo sucedido fue una injusticia lo que cometieron.

  6. anabel dijo:

    Verdaderamente me siento muy mal por todo esto, en una ocasion viaje desde santiago de maria a morazan en una tarea del instituto donde yo estudiaba creo que cuando salimos a otro lugar muchas veces lo hacemos por divertirnos pero en esta ocsion me impacto mucho esta situacion y aunque no fueron mis familiares ni alguien conocido me senti mal en ese momento y me sigo sintiendo mal porque que culpa tenian todas estas personas para merecer este castigo pero eso es para que nos demos cuenta la clase de basura que teniamos en el gobierno creo que eran personas sin corazon, ni sentimientos que lastima que existan personas como ellas pero como dicen que de todo hay en este mundo, mas estos “perros, asesinos, malditos” un dia recibiran el castigo que se merecen por haber matado la inocencia de estos ninos, algun dia Dios los va a castigar por ser abominacion, y esas personas que murieron que Dios los tenga en paz, y sabemos que estos nin@s son verdaderos angelitos de Dios, me dan muchas ganas de llorar pues aunque en un principio me preguntaba yo porque esta mujer dejo morir a sus hijos porque permitio que los mataran creo tambien que si ella no hubiese hecho lo que hizo jamas nos hubiesemos dado cuenta de la verdad pero tambien viene una palabra de Dios que Dios dice en san marcos capitulo 4 versiculo 22 porque no hay nada oculto que no haya de ser manifestado; ni escondido, que no haya de salir a la luz. Dios Bendiga a esta mujer que a pesar de que sufrio tanto Dios ya tenia un plan con ella y era que atraves de ella todo iba a salir a la luz,

  7. nohemy dijo:

    wow! sin comentarios! ojala pagen esos desgraciados x matar sangre inocente

  8. Verónica dijo:

    Cuando los arqueólogos forenses argentinos empezaron a sacar las osamentas de El Mozote, el horroroso relato cobró vida. Era impactante ver las fotos de esos huesitos. La verdad había sido revelada, aunque la justicia todavía espera.
    No se puede obviar la memoria histórica y lamentablemente las nuevas generaciones de salvadoreños y principalmente los que están en exterior muy poco saben de las atrocidades, aberraciones, crueldades y horrores de una guerra civil muy cercana en el pasado reciente y muy distance en las nuevas realidades, coyunturas y contextos.
    Es preciso no dejar morir la memoria histórica de un pueblo tan sufrido y víctima de tantas desiguladades y calamidades. La incidencia puede hacerse hablando en voz alta de la guerra con la madures suficiente para que sus horrores no se vuelvan a repetir en El Salvador. También, abogando para hacer justicia, aunque sea restaurativa de tanta impunidad y negación.
    Todos como salvadoreños tenemos esa responsabilidad, en memoria los más de 75 mil muertos y desaparecidos durante el conflicto.

    • fulvia de leon dijo:

      HOLA JENNIFER CHAPIN, ¿ COMO ES QUE VAS A SACAR UNA MAESTRÍA Y NI SIQUIERA SABES CONJUGAR EL VERBO TRANSCRIBIR?. ¡POR FAVOR! YO CREO Q NI LA PRIMARIA HAS TERMINADO. A MENOS CLARO Q ESTÉS SACANDO LA MAESTRÍA EN LA ISLA DE LA FANTASÍA O SEA LA UMG.

    • fulvia de leon dijo:

      HOLA VERÓNICA, ME PARECE MUY INTELIGENTE SU COMENTARIO Y ES CIERTO ASÍ DEBE SER. LOS GUATEMALTECOS Y TODA AMÉRICA LATINA TUVIMOS SIMILARES TRAGEDIAS PERO LO MÁS LAMENTABLE ES QUE EL EJÉRCITO LOCAL (EN ESE CASO EL SALVADOREÑO) Y SU PRESIDENTE SOLO SE PLEGARON A LOS REQUERIMIENTOS DEL IMPERIO YANQUI, QUE POR CIERTO YA NO ESTÁ HACIENDO DE LAS SUYAS AQUÍ CON NOSOTROS PERO CONTINÚA SU ESCALADA TERRORISTA DE MUERTE DE MASACRES A INOCENTES EN EL MEDIO ORIENTE, EN ESTE MOMENTO EL TURNO LE TOCO A SIRIA Y DE LAS RESPONSABILIDADES DE ESTOS CANALLAS NADA SE HA DICHO. EN GUATEMALA EL RESARCIMIENTO A LAS VÍCTIMAS DE ESA GUERRA SUCIA LA ESTAMOS PAGANDO LAS MISMAS VÍCTIMAS CON NUESTROS IMPUESTOS.
      .

  9. Walter dijo:

    Los culpables de todos estos hechos fueron aquellos que originaron las causas para esa terrible guerra que vivimos…despues, la guerra será siempre una guerra. No hay tal cosa como una guerra humanizada como se solía decir por esos años. Murieron tantos hermanos que no tuvieron nada que ver directamente con la guerra…los culpables son los patrocinadores de los odios, los que proveian armamento, los explotadores de nuestro pueblo…la guerra siempre sacará lo peor de nosotros. Los culpables son el imperialismo yanqui, los cubanos, los rusos…los ricos de El Salvador…El Mozote es una deuda pendiente de cancelar aún…a quien no fue ni guerrillero ni soldado le es muy facil insultar y decir todas las palabrotas que se leen en los comentarios. Pensá que hubieras hecho vos si hubieras sido guerrillero o soldado esos días negros.

  10. Jennifer Chapin dijo:

    Quisiera saber de cual audio esta transcribida este version del testimonio de Amaya. Quisas lo usaria para mi maestria. Gracias.

  11. Yuri Ivan Zaldivar dijo:

    Terrible, como es posible, que indignacion…………………..mozote ¡¡¡¡nunca mas¡¡¡¡¡¡

  12. xiomara dijo:

    wow. que historia tan fuerte , casi sacada de hollywood sin lugar a dudas que sufrimos mucho con la guerra mucha gente inocente murio.
    gracias señora rufina por dejarnos saber esta horrenda historia que DIOS la bendiga y pa`lante

    bendiciones

    • Aldair Arias dijo:

      Gracias RUFINA!!!!! por revelar tu experiencia con todo tu pueblo, tu valor, tu coraje, estara presente en las generaciones venideras espero que no dejemos en el olvido a toda nuestra gente masacrada…… EL MOZOTE JAMAS QUEDARA EN EL OLVIDO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  13. ED dijo:

    HORROR HORROR!!!!
    DOLOR!!!

  14. esjosecarlos dijo:

    Rufina, donde quiera que estes, tu relato sirve y servirá para que las futuras generaciones sepan lo que sucedió en el mozote y no se vuelva a repetir. Mozote Nunca Mas! Gracias Rufina.

  15. jose dijo:

    soy salvadoreño de la zona de oriente del pais para ser exacto de santa rosa de lima yo creo en rufina 100% porque yo vivi algo parecido el ejercito mato a mi hermano todos esos batallones eran criminales fueron entrenados para matar y se perfecta mente bien de todas las masacres que asian

  16. Pingback: Si asesinan a tu hermano, ¿no volvés a hablar de él por el resto de tu vida? « Qué Joder

  17. Ricardo menendez dijo:

    Primera ves que leo algo así me he quedado sin palabras………

  18. Florblanca dijo:

    que horrible historia, ninguna película de terror se le iguala. Busqué esta historia a raíz de que la Sra. Rufina fue mencionada ayer por nuestro Presidente Funes. De verdad que El Salvador, tiene una deuda histórica con El Mozote, nada traerá de vuelta a los que murieron en esa barbarie, pero actualmente se pueden hacer grandes cosas por ellos y para mejorar sus condiciones de vida.

  19. Alan dijo:

    A mi me da mucho enojo cuando la diputada Calderón Sol ( hermana del ex presidente ) dice que los asesinos solo hacian su trabajo; y me molesta más cuando el Coronel Ochoa Perez sale a defender a los asesinos y ofrecerle otra guerra al pueblo!!! Esta bien que el Presidente Funes lo ponga quieto!!! Rufina Amaya ya no está con nosotros pero su testimonio perdura, no lo dejemos en el olvido.

  20. LESLI NATALI MEJIA, UNAB dijo:

    QUE DIOS TODO PODEROSO SE ENCARGE DE QUIENES DIERON ESTA ORDEN, POR QUE HA QUI EN LA TIERRA EL, NOS HACE PAGAR LO MALO Y LO BUENO QUE SE LE HACE, AL PROJIMO

  21. magaly dijo:

    para mi esto es una historia muy triste que no cualquiera puede sobrevivir ver todo el sufrimiento de todo el pueblo de el mozote rufina amaya y su familia de valor lo mas triste para para ella o para cualquier persona en su lugar que mataran su pequeña hija de tan solo 8 meses que era la pequeña maria isabel quien para rufina fue un dolor muy grande que gracias a Dios y al pequeño esfuerzo que ella pudo hacer logro escapar aunque llevaba su corazon herido por que pudo ver como los soldados del atlacat mataron a su esposo y alos demas hombres que con el estaban pudo ver tambien como se quemaban las casas como agarraban alas jovenes.Y fue gracias a Dios y a un arbol de manzano que rufina pudo escapar y fue encontrada por matilda quien le pregunto por sus hermanos diciendole ella que murieron …………y es a si como esta historia termino…………… todo esto fue una ofensa muy grande para el pueblo…. SALVADOREÑO….. fue asi como queda en la memoria de cada uno el sufrimiento de rufina amaya……. eduquemonos para que no haya violencia en nuestro pais y suceda lo mismo que sucedio en el año de1981 cuando se dio en el canton la guacamaya del caserio el mozote……….. lean con entusiasmo y sean respetuosos …….

  22. edu dijo:

    que dificil …… gracias y por dejarnos la realidad que paso y que por siempre recordaremos gracias sra.RUFINA

  23. Pingback: La Masacre de El Mozote, 31 años después « Noticias Desnudas

  24. Lissete dijo:

    Sra. Rufina en donde quiera que este y estoy segura que se encuentra reunida con sus bebes, mil gracias por haber sido una MUJER VALIENTE, esos monstruos algun dia la pagaran, que Dios la tenga en su santa gloria y bendita sea.. Nunca la olvidaremos…

  25. smjdf dijo:

    que mujer tan baliente fue Rufina,eso q vivio era para bolberse loca ,y segura estoy que fue Dios q le dio esa fortaleza para poder escapar ,y luego poder conoser por medio de ella como susedieron las cosas,y darnos cuenta en realidad de los q en realidad son los malos de la pelicula y quitarnos las vendas q nos pusieron por medio de los medios de comunicacion haciendonos creer q los malos heran de la guerrilla ellos talves se escaparon de la justicia humana pero de la justisia divina nadie escapa

  26. Miguel Ruano dijo:

    “Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos seran saciados”.
    No tengamos dudas de que Dios hará justicia de todas estas atrocidades, tanto en vida como en la eternidad.
    Rufina Amaya que Dios la tenga en su gloria eterna al lado de sus hijitos.

  27. Marta Amaya dijo:

    Hola amigos agradezco mucho su solidaridad con nuestra familia, hoy quiero invitarles a todos aquellos que quieran ser parte de la historia de El Mozote, y que celebremos juntos el sexto aniversario del fallecimiento de Rufina Amaya, lo realizaremos el dia 9 de Marzo. Y a los que no creen en la Historia de mi madre que Dios los bendiga y los perdone porque el Dolor de la perdida de un ser querido es dificil de arrancar y si aun no han pasado por esto,espero no sea Dios quien les ponga una prueba.

    • Sarita dijo:

      Estoy contigo Martita

      • Sarita dijo:

        Esta historia debe transmitirse de generacion en generacion hasta la fecha seguimos esperando justicia es un insulto y la peor ofensa al pueblo que le rindan homenaje al miserable domingo monterrosa ojala se pudra en el infierno
        Gracias a Rufina Amaya su testimonio sera inmortal
        a nuestra hermana Rufina Diosito la tenga en su santa Gloria al lado de sus pequeñitos

  28. el triste dijo:

    es triste saber lo qles paso a nuestros hermanos salvadoreños en ese canton e igual asi paso un caso en mi familia que esos hijos de puta del ejercito hicieron le cortaron la cabeza a un familiar y la dejaron en un poste q sostenia alambre eseos pendejos no habia de estar en este pais ya

  29. hazel dijo:

    wow yo no vivi para ese tiempo yo soy del 98 pero hoy en mi clase de sociales estuvimos hablando de esto y nos dijo que investigaramos este caso y esta super genial y triste 😦

  30. Adriana de Flores dijo:

    Por muchos años escuche sobre esta masacre pero es hasta ahora que se que fue lo que paso. Me da mucha tristeza y me pongo en el lugar de esas madres, la angustia de ver morir a sus hijos, muchos de ellos bebes.Hoy soy madre y no soportaría la vida sin ellos. Admiro mucho a esta mujer que sobrevivió, sufrió muchisimo pero tuvo el valor de seguir adelante .
    Me da mucha vergüenza que aun exista gente que piensa que esto nunca paso. Es necesario que este testimonio siga siendo expuesto para que jamas vuelva a repetirse.

  31. clau dijo:

    Esta historia es una de muchas masacres perpetradas por el ejercito y sus batallones de reacción inmediata como el Atlacatl. Invito a todos los jóvenes a que busquen información y se documenten sobre lo que sucedió durante el conflicto armado en nuestro país y así poder comprender mejor nuestro presente porque la ignorancia es un arma poderosa para los que si saben y la utilizan contra todos aquellos a quienes se les ha negado convenientemente educación y conocimiento..

  32. hytr dijo:

    que terrible masacre de verdad que ahora que la leí me dio mucha tristeza y unas inmensas ganas de llorar lo mas triste de esto es esos niños inocentes; admirable Rufina Amaya mujer con coraje para salir adelante la vedad no encuentro las palabras para describir lo que causo en mi esta historia,

  33. La Andry! :D dijo:

    Esta relato muestra la realidad que vivieron nuesstra pobre gente, gente inocente pobres de aquellos que critican pero les aseguroo que si ellos lo hubieran vivido no estubieran hablando mis respetos para los colaboradores de la obraaa! mi total admiracion y para todos los que murieron descanzen en pz

  34. La Andry! :D dijo:

    :*

  35. BEATRICE ERAZO dijo:

    SI UDS NO VIVIERON LA GUERRA, GRACIAS A DIOS, LOS QUE LA VIVIMOS DETRAS DE LA VENTANA LLENO DE TEMORES DE VARRIGA EN EL SUELO, NOCHE TRAS NOCHE, SIN ENERGIA SIN SABER QUIEN DISPARABA O SI AMANECERIAMOS, O SIN SABER QUIEN HACIA UN RETEN O UN CATEO JAMAS ENTENDERAN LOS TEMORES DE LA GUERRA DEL GOBIERNO Y LA GUERRILLA, SOLO LES SE DECIR SE QUE ES EL MIEDO, EL SONIDO DE UNA BOMBA MUY SERCA Y LOS PASOS EN LA NOCHE MUY CERCA DE ALGUIEN QUE CORRIA DISPARANDO, HASTA HOY DIA PUEDO DECIR GRACIA A DIOS ESTOY VIVA, BENDICIONES

  36. Damien dijo:

    1944, 10 de Junio : Oradour-sur-Glane, Francia : 642 assesinados por los nazis, una sobreviviente.
    1968, 16 de Marzo : My Lai, Vietnam : de 347 hasta 504 assesinados por los G.I., una docena de sobrevivientes.
    1981, 10 de Diciembre : El Mozote, El Salvador : Unos miles assesinados por el batallion Atlactl, una sobreviviente.

    Solo unos pocos ejemplos de barbaria humana del siglo XX.

    Que descanzen en paz y que nunca se olvide.

  37. Fanny López dijo:

    Esta historia es muy trizte y le agradezco mucho a la señora Rufina Anata x su valioso valor de contarnos esta terrible historia y de al fin poder saber lo q los señores gobernantes de esos años hicieron con esa pobre gente inocente q no debía nada Rufina Amaya q dios la tenga en su gloria y gracias x relatar esta terrible historia

  38. Pingback: Inhumanos. | Qué Joder

  39. Sangel Stat dijo:

    A QUIEN DICE QUE HUBIERA HECHO SI HUBIERA SIDO SOLDADO O GUERRILLERO LO QUE LE PUEDO DECIR ES LO QUE HICE Y LO QUE HICE FUE NO SER NINGUNO DE ELLOS DOS, VIVI LA GUERRA Y LO QUE MAS RABIA DA ES QUE A PESAR DE SABERSE LA VERDAD SE SIGUE NEGANDO HASTA LA FECHA DE HOY (ABRIL DE 2016!) POR LOS COMPLICES ASESINOS Y NO SE LES HACE NADA SO PRETEXTO DE UNA AMNISTIA QUE ES OBVIO NO ES VALIDA… COMO MUCHAS OTRAS FORMAS TORPES COMO QUIEREN JUSTIFICAR E INVALIDAR LA JUSTICIA….LA VERDAD SE SABE, LA VERDAD SE SABE, LA VERDAD SE SABE… Y LA JUSTICIA NO IMPORTA CUAN TARDE VENDRÁ, PARA USTEDES Y SUS COMPLICES QUE AUN VIVEN, Y AUN SI TODAVIA VIVEN LA JUSTICIA LOS ALCANZARÁ AUN DESPUES DE MUERTOS …. AUNQUE MUERTOS YA ESTAN MIENTRAS NO LO RECONOZCAN Y AUNQUE FISICAMENTE MUERAN LA LEY DE LA JUSTICIA ESPIRITUAL VENDRÁ SOBRE USTEDES… QUE NO LES QUEPA DUDAS

  40. Alexandra Tomasino Guirola dijo:

    Segun un comentario de oswaldo, por q te parace incongruente? 😠😡Uno por salvar su vida hace hasta lo que parece imposible, y esta mujer a demostrado su valentia no fue cobarde y salvo su vida como sea ademas me parece que Dios siempre estuvo con ella. 😌

  41. Alexandra Tomasino Guirola dijo:

    Pienso que le creen mas aun politico o a una persona culpable de tpdo lo q sucedip en el Mozote, q a una persona que vivio ese hecho tan repidiable e inhumano!

  42. claudia d portillo dijo:

    Q duro ha d ser para una madre escuchar el auxilio d sus hijos sin poder ha ser nada Dios no olvida las injusticia. No imagino ser testigo d semejant masacre q dolor saber q hubieron y hay personas capaces d cometer estas matanzas q acaso no se sienten hijos también d Dios…

  43. Pingback: Sala de lo Constituciona declara inconstitucional la Ley de Amnistía o/ | Qué Joder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s