Champa propia.

Hoy conocí a una de las participantes de “rumbo a la corona” del canal 12. Parecía una persona normal. Quizás lo era. Realmente yo no sabía quién era ella, hasta que al despedirse dijo: “voten por mí”. Ok…pero ni siquiera sé su nombre.

Hace poco veía en canal cuatro el “noticiero” del mediodía. El reportaje empezaba con un comentario sobre lo agradable que era tener casa propia. Hasta ahí, no hay reclamos. Pero después apareció la imagen de las casas propias de las que hablaban. Eran champas. Eran unas putas champas. Este pseudoperiodista estaba glamorizando la idea de tener una champa, sólo porque era “casa propia”.

En realidad la noticia no era sobre las bondades de tener champa propia, sino que éstas (con todo y habitantes) estaban en peligro de desaparecer por causa de las lluvias. Qué novedad.

“¿Y está preocupada, señora?”

El colmo de la estupidez.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Género, Jue!. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s